¿Son la Ideología de Género y la condición LGTBI, fenómenos de características tales como para exigir tanta intervención política, económica y mediática como estamos presenciando?

Para responder a esta cuestión, es imprescindible analizar qué es la Ideología de Género, hasta llegar al principal objetivo que persigue, que no es otro que separar definitivamente la sexualidad de la maternidad.

 

La Ideología de Género es aquello que un grupo de feministas norteamericanas, formadas en universidades alemanas, creyeron descubrir un siglo después de que Carlos Marx enunciara su famoso postulado: "Toda la historia de la Humanidad es una historia de lucha de clases entre ricos y pobres".

Aquel grupo de feministas llegaron a la conclusión de que el padre del marxismo estaba equivocado: las verdaderas clases sociales en pugna son los hombres contra las mujeres, actuando los primeros como clase explotadora, mientras las mujeres son las víctimas oprimidas por los hombres.

A esta base conceptual, añadieron a continuación los siguientes principios doctrinarios.

1-La sexualidad no es algo que nos venga dado por la naturaleza, sino por la cultura.

2-Los varones han dividido arbitrariamente a la Humanidad en femenino y masculino, siendo la feminidad un invento del varón para tener a la mujer como esclava.

3-El matrimonio es una institución creada por los hombres, con el fin de someter a la mujer mediante el embarazo y los hijos.

4-Para conseguir una sociedad justa, hay que suprimir a las dos clases sociales en pugna, así que es necesario olvidar la palabra sexo y sustituirla por "género".

La introducción de la palabra GÉNERO es la clave de esta ideología, porque, al contrario de la palabra sexo, que solo permite dos variables, masculino o femenino, la palabra género permite toda la amalgama de variables que uno pueda imaginar.

La Ideología de Género es una nueva forma de marxismo, que, impregnada de fobia hacia la maternidad y el matrimonio, traslada la lucha de clases de ricos contra pobres a mujeres contra hombres, convirtiendo a la mitad de la población en violentos explotadores.

Esta ideología dictamina que si Manolo le pega a Paqui, no es porque sea un violento acomplejado que no controla sus impulsos, sino porque Manolo es hombre y Paqui es mujer. Lo que antes se llamaba violencia pasional, como se sigue llamando en muchas partes, ahora, por motivos ideológicos, es llamada "violencia de género".

Y la Historia nos enseña que cuando una determinada ideología logra imponerse, se ponen en marcha tantos intereses, sobre todo de tipo económico, que terminan por atropellar el discurso lógico y racional, como es que cuando conviven dos personas, compartiendo cosas esenciales de la vida, van a tener más roces y, por tanto, más motivos de violencia que si fueran dos extraños.

Esto se comprueba observando los índices de VIOLENCIA que se dan también EN LAS PAREJAS DE HOMOSEXUALES: en España, el 32,2 % de gais y lesbianas que viven en pareja, han sido víctimas de violencia por parte de su acompañante. En EEUU este porcentaje se eleva al 42%.

Pero esta violencia es "invisibilizada", usando su misma jerga léxica, por la hegemonía del discurso feminista, que no puede reconocer esa realidad, ya que su aceptación significaría el derrumbe de sus propios planteamientos.

¿Somos iguales hombres y mujeres en el momento de nacer, o es la Cultura, como afirma la Ideología de Género la que nos hace diferentes?

La simple observación y el sentido común nos dice que los chicos y las chicas actúan de modo diferente, en la casa, en los colegios, en los juegos, comportamiento distinto de machos y hembras observable en el resto de las especies, lo que refuta que sea aprendido en la escuela.

La diferenciación masculino-femenino, con producción en nuestra especie de una sola célula germinal cada 28 días, pero 250.000 veces mayor que la célula germinal masculina, se inició cuando la Evolución inventó la sexualidad, hace 500 millones de años, muchísimo antes, por tanto, de que la Humanidad comenzara su andadura cultural.

Los incontrovertibles hechos biológicos masculino-femenino, con el diseño de conductas sexuales y de conducta complementarias en las distintas especies, incluida la nuestra, han evolucionado para alcanzar la maximización del éxito reproductivo, una ley biológica que siguen todas las especies que habitan sobre la Tierra.

Es el cerebro el que dicta las diferencias de conducta. Y no hay un cerebro unisexo. Los cerebros de niños y niñas son diferentes y son los cerebros los que dirigen sus impulsos y su misma realidad.

Esta diferenciación se produce durante la octava semana de gestación: si el feto es masculino, una oleada de testosterona inunda ese cerebro, neutralizándose células en los centros de la comunicación y proliferando más células en los centros sexuales y de la agresión; si el feto es femenino, el estrógeno que inunda ese cerebro en desarrollo hará que se formen más conexiones en los centros de la comunicación y en las áreas que procesan la emoción.

Por eso las chicas tienen mejores aptitudes para captar las expresiones faciales, los tonos vocales y oyen una gama más amplia de frecuencias que los chicos

Además, la fluidez verbal, las aptitudes sociales y la capacidad para relacionarse maduran antes en las chicas que en los chicos, una ventaja adaptativa de gran importancia en otras épocas con tasas de mortalidad muy elevadas, ya que una maduración más temprana de las hembras aumentaba las posibilidades reproductivas, mientras no era conveniente una llegada precoz de los jóvenes machos al ruedo reproductivo por aumentar innecesariamente la conflictividad.

Esta diferente velocidad en los procesos madurativos de chicos y chicas, justificaría por sí misma la educación en aulas separadas.

Los hombres utilizan los ojos como herramienta principal para evaluar el potencial sexual de la mujer, mientras que las mujeres utilizan la memoria para valorar las características del hombre como pareja fiable, lo que se traduce en diferentes áreas de activación cerebral ante la visión de sus seres amados.

En principio, el impulso sexual del hombre es más fuerte que el de la mujer, por tener de 10 a 20 veces más testosterona, mientras que la mujer posee un 30% más de oxitocina, hormona que es el pegamento del vínculo emocional humano.

La cantidad de pruebas que muestran las diferencias hombre-mujer, no solo en cuanto al físico, sino a nivel conductual, es abrumadora, como lo es también la cantidad de evidencias sobre la complementariedad entre ambos sexos, complementariedad que nos ha permitido alcanzar al día de la fecha 7.622 millones de habitantes sobre la Tierra.

He ahí una de las claves del éxito que está alcanzando en todo el mundo la Ideología de Género: controlar el crecimiento de la población.

Pero a la vista de que existen otros métodos para frenar el crecimiento poblacional y de que se puede reducir el hambre con un reparto más justo de la riqueza, ¿es suficiente ese motivo para que tantos gobiernos estén implantando la Ideología de Género mediante enormes sumas de dinero y todo tipo de normativas y leyes?

En efecto, existen otros motivos, el principal de los cuales es la AMBICIÓN DE PODER de los promotores de esta Ideología que, a diferencia de los marxistas clásicos, que aspiraban a transformar la sociedad, lo que pretenden estos nuevos marxistas es cambiar a la misma naturaleza humana de siempre asociada a la dualidad hombre-mujer.

El fin último de la Ideología de Género es separar definitivamente la SEXUALIDAD de la MATERNIDAD, en el plazo de dos o tres generaciones, cuatro a lo sumo, a la vista de la prisa que se está dando.

Llegado ese momento se establecerán disposiciones primero disuasorias y después coercitivas para desalentar a las parejas a reproducirse de modo natural, con el argumento de que solo la reproducción en Centros de Reproducción Asistida garantizará productos de calidad.

Pero, con esos Centros en manos del Estado y de las grandes multinacionales, ¿qué garantías tendremos de que nuestros hijos no van a sufrir una manipulación interesada que no deseábamos?

A pesar de las dudas planteadas, se trabaja desde hace años para cambiar la mentalidad y los valores de la sociedad occidental, bajo el camuflaje de lucha por derechos inequívocamente ya reconocidos en el Artículo XIV de nuestra Constitución, trabajo que vienen desarrollando, sin conciencia de ello, los colectivos de homosexuales y personas de otras culturas, estas expresamente introducidas en el corazón de Europa para debilitar la cohesión política y religiosa de Occidente.

Son los nuevos agentes revolucionarios que están siendo utilizados para provocar el cambio cultural que estamos presenciando, como afirmó Herbert Marcuse, un destacado ideólogo de la Escuela de Frankfurt, cuando le preguntaron quienes podrían sustituir como vectores revolucionarios a la clase obrera, aburguesada tras el fracaso en bienestar social, económico y de libertades del marxismo clásico, y dijo textualmente: "Hay que buscar referentes ya sean los estudiantes, los negros, las mujeres, los homosexuales o lo que sea que fuere".

Los ideólogos de Género, de tinte totalitario, ya que no permiten argumentación alguna en su contra, en base al ensayo "Tolerancia represiva" del mismo Marcuse publicado a finales de los años 60, se atreven a afirmar ya abiertamente que solo seremos humanos cuando las mujeres sean liberadas de la maternidad. Cabría preguntar: ¿Y ahora qué somos?

En el seno de la sociedad occidental se está librando una trascendental batalla ideológica a espaldas de los ciudadanos, para dilucidar nada menos que la forma en que han de reproducirse nuestros descendientes en un plazo no muy lejano, habida cuenta de que la Ideología de Género es contraria a la maternidad y que "solo seremos humanos cuando las mujeres dejen de ser madres".

Por consiguiente, la única alternativa para reemplazar a los fallecidos en esa nueva sociedad que se nos quiere imponer, será la Reproducción Programada en Laboratorios, en cuanto los avances científicos lo permitan a medio plazo. ¿Este es el futuro que deseamos para nuestros descendientes? ¿Debemos aceptar que se haya trazado la ruta, se esté desbrozando el camino, levantando los puentes y construyendo los túneles ideológicos para tal fin, sin haber sido previamente informados del verdadero destino al que nos quieren conducir?

Este proyecto forma parte de uno más amplio, encaminado a establecer el Nuevo Orden Mundial, dirigido y financiado por las grandes corporaciones como la Open Society, del magnate Georges Soros, que acaba de inyectar otros 18.000 millones de dólares para estos fines.

Esta estrategia de cambio mediante ingeniería social a espaldas de la población, está provocando ya importantes efectos negativos en la sociedad, cuyo núcleo básico es la familia.

Uno de ellos es la creciente atmósfera de DESCONFIANZA creada entre ambos sexos, a medida que la Ideología de Género propaga el postulado neomarxista de que hombres y mujeres mantienen una lucha de clases porque son antagónicos, no complementarios.

A consecuencia de esto, cada vez menos hombres quieren casarse ante el temor de encontrarse con una feminista radical después de la boda, temor compartido por las mujeres, pero en el caso de ellas, ante el retrato de opresores y violentos que el feminismo hace de los hombres.

Este mensaje troncal del feminismo, pasaría desapercibido si no fuera por el importante apoyo financiero que recibe de organismos oficiales que alimentan con nuestros impuestos a un sinfín de ongs, asociaciones, foros, círculos, plataformas y observatorios de todo tipo, controlados por los llamados "progresistas", donde trabajan y cobran muchas personas dispuestas a impedir que decaiga su medio de vida.

¿Qué es eso de que estamos en guerra de sexos? ¿Quien ha declarado esa guerra y con qué oscuras motivaciones? ¿Qué hombre en su sano juicio, y subrayo, en su sano juicio, puede querer perjudicar a su propia madre, a sus hermanas, a su esposa, o a sus propias hijas o amigas? ¿Y si existiera tal guerra, por qué los hombres siguen gritando, enardecidos, en situaciones de peligro, "Las mujeres y los niños, primero", dispuestos a dar su vida por ellas?

El marxismo cultural del que se alimenta este feminismo exacerbado, ha introducido MAYOR INFELICIDAD EN LA SOCIEDAD sin aportar, a cambio, algo positivo.

Las leyes LGTBI, CONCULCAN derechos básicos de las personas, uno de los cuales es la PRESUNCIÓN DE INOCENCIA: si un hombre es denunciado por su mujer por malos tratos físicos o psicológicos, basta la palabra de ella para que sea detenido delante de sus hijos, en el trabajo o ante el vecindario sin más prueba que esa palabra, a pesar de estar comprobado que el 80 % de las denuncias son insustanciales o falsas.

Pero como haber cursado una denuncia, da derecho a la mujer a toda una serie de beneficios económicos y de todo tipo, no hay freno para las denuncias falsas, que solo excepcionalmente son penalizadas "para no desincentivarlas".

Los intereses creados en torno a la INDUSTRIA DEL GÉNERO, hacen muy difícil contrarrestar una ideología que se calcula mueve al año 30.000 millones de euros y que, además, se presenta como abanderada en la defensa de derechos y contra la discriminación.

Las leyes promulgadas en base a la Ideología de Género han provocado que miles de niños se vean privados de la figura del padre durante una media de dos años, tiempo que suele transcurrir hasta que se dicta sentencia sobre los diversos aspectos del divorcio. Cuando esos niños vuelven a ver a su padre, a muchos de ellos les resulta ya un completo desconocido, con el consiguiente daño psicológico para ambos, a menudo, irreversible.

No debe sorprender, que de los 3910 suicidios ocurridos en España en el 2016, un porcentaje elevadísimo de ellos fuera de hombres en proceso de separación, despojados de su casa, de sus hijos e incluso de su honor.

¿Qué efectos produce la Ideología de Género en la infancia? Uno de ellos es la CONFUSIÓN, la confusión y el desconcierto, por lo que no se debiera permitir que las asociaciones LGTBI accedan a los colegios a propagarla, acceso que ya han conseguido en diversos lugares, mostrando así el interés que tienen por adoctrinar a los más influenciables.

En contra de la evidencia de que hombres y mujeres somos el resultado de millones de años de evolución, lo que se traduce en una composición genética diferente y complementaria, inamovible, las leyes LGTBI promulgadas en la mayoría de las Comunidades, se atreven a afirmar que la Naturaleza está equivocada, que no solo existen dos géneros, sino muchísimos más, ya que el género lo elige libremente la persona desde la infancia o en cualquier momento de la vida a voluntad de un extremo a otro y de modo fluido, según el día de la semana, el mes o la estación del año en que se encuentre.

Ante esto no resulta extraño que el Ayuntamiento de New York tenga recogidas ya 32 identidades de género y la ONU, prepárense, 130 identidades.

En ESPAÑA, aunque somos uno de los países más afectados por las políticas de género, no se conoce aún que se haya publicado alguna lista oficial con las distintas identidades que pudieran haber aparecido en nuestro suelo patrio; por lo que ve, el engendro está ofreciendo más dificultad de la prevista a la hora de ser concretado, pues ni los mismos mentores de las identidades son capaces de describirlas.

Pues bien: teniendo en cuenta que el cerebro de los niños empapa como una esponja todo lo que se les dice, es fácil imaginar la confusión que puede crearles un mensaje que entra de lleno en contradicción con la realidad que ven a su alrededor.

¿Qué seré de mayor? pueden preguntarse: ¿heterosexual, homosexual, transexual, bisexual, intersexual…? Y así hasta 130 posibles identidades, cuando el ser humano, y más en el caso de niños, necesita tener las ideas claras para vivir tranquilo, madurar y desarrollarse.

El mensaje de la Ideología de Género de que NO hay una identidad natural masculina y femenina, sino que es un invento social, crea la duda en quienes menos la necesitan, los niños, ocasionando desorientación, ansiedad, temor, vacío existencial, crisis de identidad y aumento de suicidios por depresión.

Otro de los efectos negativos de las políticas de Género que se están implantando en nuestro país, es la hipersexulización de la infancia y la pubertad.

Un dato muy significativo así lo señala: se ha tenido que adelantar de los 14 a los 12 años de edad, la vacuna contra el papiloma humano que puede ocasionar cáncer de matriz y que se transmite a través de las relaciones sexuales, que se ha visto empiezan a practicar ya a esa temprana edad de 12 años.

Es frecuente en la infancia tener confusión de identidad y fantasear ser como el progenitor con quien se tiene mayor afinidad, confusión que en el 95 % de los casos, al llegar a la edad adulta, ni se recuerda. Pues bien, si a esa fantasía le prestamos atención, podemos crear un problema que puede llegar a ser grave.

Solo en casos muy excepcionales, cuando un niño o una niña, biológicamente sanos, creen que son lo contrario a su sexo biológico, estaremos verdaderamente ante un problema psicológico, no físico, y requerirá tratamiento. A este trastorno se le llama DISFORIA DE GÉNERO y así está reconocido en los manuales diagnósticos, presentándose con una frecuencia del 0,04 por 1000 (unos 40 casos por millón de habitantes).

No cabe la menor duda de que estas personas tienen un trastorno mental. Y por supuesto que es necesario ayudarles, con todos los medios necesarios. Pero no conviene olvidar que si en la pubertad se les hace un bloqueo hormonal, aparte del riesgo de subidas de tensión arterial, trombosis, ictus o cáncer, cuando sean adultos más del 90 % de ellos seguirán estando disconformes con su sexo, tras haber pasado además por diversas intervenciones quirúrgicas, siendo el índice de suicidios en estas personas veinte veces mayor que en el resto de la población.

Ante estos datos, el centro pionero y con mayor prestigio en el mundo en actuaciones de cambio de sexo, el Instituto Jolms Hopkins en EEEUU, ha dejado de hacer este tipo de intervenciones al comprobar que son contraproducentes.

¿Qué ocurre con los niños que crecen en el seno de una pareja de homosexuales? No existen estudios serios que avalen una supuesta falta de diferencia con los niños criados por padres heterosexuales. Sin embargo, más de 250 estudios avalan la idoneidad de la presencia de un padre y una madre para la crianza de los hijos, señalando, además, muchos de estos estudios, la mayor tendencia a sufrir afecciones psicológicas y un elevado grado de trastornos de identidad en los niños criados por homosexuales.

Así lo han debido comprender muchos de ellos y, de forma voluntaria, renuncian a adoptar niños, anteponiendo el derecho de los menores a tener un padre y una madre, a su propia satisfacción personal.

En resumen, la Ideología de Género, en esta primera etapa que estamos presenciando, busca un control CUANTITATIVO de la población para que no siga creciendo.

Con este fin se promociona el aborto, la guerra entre sexos y los matrimonios homosexuales, mientras se trabaja para conseguir un cambio radical en la Cultura Occidental, que allane el camino para pasar a la segunda etapa, esta no confesada, en que el control de la población será ya de tipo CUALITATIVO, hasta alumbrar a ese nuevo ser humano, diseñado en laboratorios, cuyos propietarios, todopoderosos, henchidos de orgullo, podrán sentirse al fin investidos como auténticos dioses.

JOAQUÍN SAMA

Psiquiatra

Pederastia en la iglesia, inmatriculaciones y PP. Por Domingo Sanz

El pasado viernes La Sexta informó con detalle sobre las inmatriculaciones de bienes inmuebles realizadas por la Iglesia católica española...

¿Daños psicológicos por salvar la vida de dos niños? por Diego Fierro Rodríguez

Steven Tartt, un inglés de 32 años que estaba de vacaciones, salvó la vida a dos niños en la piscina...

Artículo Periodístico 1.381º: “Creadores: Mallarmé”.

Al enfrentarte a la vida y obra de un gran autor, o ser considerado un gran creador, como es Mallarmé...

LA BARRA ES LARGA / JOAN LLOPIS TORRES

Conversaciones en el bar La Barra es Larga. Compendios. Cuando la Guardia Civil cifra en tres mil doscientos los mossos...

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum.

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto, en mil agujas de...

Martin Luther King, Quim Torra y La SER.

Así no hay quien escriba. Nadie deja de cometer errores, o poner trampas, y si hubiera mercado para todo lo...

Hoy existe en el Parlament de Cataluña una grave anomalía democrática, consistente en que la Mesa decidió suspender los …

Sin perjuicio de que, a mi entender, la mayoría que constituye JUNTS PER CATALUNYA y ERC, ha decidido autoaplicarse un...

A Carmen Montón, decisiva en la mastercrisis

Hola Carmen, son tantas las sensaciones que me embargan tras tu reciente deriva que no soy capaz de pensar en...

EL ILUSIONISTA

Finalmente tendré que aplaudir a Abel Caballero, pero no como gestor de un ayuntamiento, (que eso es un alcalde a...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi