Un cambio que lo envuelve todo

18 Junio 2018 593 votos

Hoy en día podemos encontrar todo tipo de alimentos frescos en cualquier momento del año en nuestro supermercado. La variedad que tenemos ahora genera grandes posibilidades en nuestros platos, con alimentos de cualquier parte del mundo y en cualquier época del año. Pero, además del beneficio que supone este aumento de las variedades de frutas, verduras u otros alimentos que podemos comer a destiempo, hay que tener en cuenta lo que implica esta ventaja ya que son varios los factores que influyen tanto en nuestro cuerpo como en nuestro planeta.

 

Por una parte, debemos de tener en cuenta que los alimentos que no son de temporada requieren un mayor gasto energético para producirlos. Si atendemos al lugar de origen de dicho alimento, contamos con el mismo problema de alteraciones a nivel organoléptico, esto es, alteraciones en el sabor, etc., debido a la utilización de cámaras frigoríficas para conservarlos durante el viaje. A esto se suma un valor socio-económico añadido. Es decir, que cuanto mayor sea la distancia hasta el lugar del que proviene el alimento, estaremos consumiendo un mayor número de recursos para acercarlos hasta nuestras mesas.

El uso de envases de plástico es otro de los factores que condiciona la sostenibilidad medioambiental. Consumimos un exceso de plásticos para envolver alimentos que, ya de por sí, cuentan con envolturas naturales que les protegen. Las frutas y verduras son un buen ejemplo de ello. Estamos totalmente acostumbrados a ver en el supermercado bandejas en las que existe ya una cantidad seleccionada de plátanos, tomates o aguacates y que resultan de gran facilidad para su compra. Pero lo que tenemos que tener en cuenta es de los millones de kilos de residuos que se generan en algo que podría evitarse al completo. Otro ejemplo muy claro lo muestran las frutas peladas y troceadas que se venden para un consumo instantáneo.

Por otra parte también se deben de tener en cuenta la cantidad de kilos de comida que se desperdician a diario tanto de nuestras neveras como de restaurantes, hoteles, etc. Esto hace que, a la vez que la comida, se están desperdiciando muchos recursos, como pueden ser los hídricos. Coge aquí especial relevancia hablar de una economía sostenible, para la cual es imprescindible tener en cuenta todo lo comentado anteriormente y poner todos los medios disponibles para que las generaciones venideras conserven todos los recursos y privilegios con los que contamos ahora. Es decir, la aplicación de las llamadas 3 “R”, que son: reducir el despilfarro de alimentos, reutilizar las sobras y reciclar adecuadamente.

El Día de la Gastronomía Sostenible, que se celebra este 18 de junio en todo el mundo, sirve para recordar y tener en más consideración todos los beneficios que trae consigo este tipo de alimentación, tales como la preservación de la naturaleza, la conservación de los bosques y una comida más nutritiva. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros como consumidores?. Pequeños gestos como planificar los menús semanales para una mayor organización y previsión de lo que se necesita comprar; reciclar la basura que generamos en casa; tratar de tener a la vista los alimentos perecederos que tengan más tiempo y que se puedan echar a perder o evitar comprar productos embalados que no tendrían necesidad de estarlo, son algunas de las opciones. Asimismo, el llamado “desperdicio cero” es la iniciativa que tiene por objetivo reducir al máximo la basura y contribuir así a la conservación del medio ambiente. También resulta interesante tratar de consumir productos ecológicos, ya que evitan los elementos químicos para su producción, los cuales se pueden depositar en nuestro organismo y derivar en otros problemas de mayor envergadura. Pero el cambio más significativo que podemos hacer es el de integrar la dieta mediterránea en nuestra dieta, gracias a los múltiples beneficios que trae consigo.


Por Dr. Carlos Fdez. Fuentes, director médico del Grupo NC Salud

PROHIBIDO LEER EN LA TRIBUNA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Lo que les voy a contar forma parte de mis recuerdos más señalados de la maravillosa etapa que me todo...

“Amo a España”, dijo Junqueras.

“Y por eso defiendo la independencia de Catalunya”, siguió diciendo, mientras prestaba declaración en su juicio supremo tras cientos de...

Artículo Periodístico 1.554º: “¿Existe la belleza utilizada para el mal, V?”.

¿Podemos pensar que unir belleza, alta belleza, de frases o ideas o imágenes o música a un mensaje negativo, maléfico...

El juicio de los siglos y el día que no se imaginó.

Son las 04:30 a.m. del 14 de febrero de 2019 y no puedo dejar de pensar en el juicio más...

A contracorriente. La concentración de “las tres derechas”. Enrique Arias Vega

Me siendo incapaz de valorar el resultado numérico —y menos aún la incidencia política— de la concentración patriótica en Madrid...

Artículo Periodístico 1.548º: “El libro más grande, en tamaño, del mundo”.

 Entre los libros más grandes, en tamaño, del mundo estarían: se considera que la Pagoda Kuthodaw, en Myammar, es el...

La manifestación, un fracaso peligroso.

Ni en el mejor de los sueños podía imaginar un fracaso tan estrepitoso de una concentración convocada o apoyada por...

EN DEFENSA DE LOS MENDIGOS

Me imagino cuál puede ser la primera reacción de alguno de los amables lectores que con tan buena consideración leen...

A contracorriente. Amigos, hoy; enemigos, mañana. Por Enrique Arias Vega

Hoy día, Pedro Sánchez está empeñado en hacerse amigo imprescindible de todos los separatistas y golpistas que pasan por Cataluña...

Otros articulos relacionados.....