SUSPENSO AL CATEDRÁTICO / JOAN LLOPIS TORRES

06 Septiembre 2017 216 votos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Decía Hemingway –o quizás fuera García Márquez; lo mismo da- que los adverbios no le gustaban -a mí no me gustan los gerundios, y el que menos, el gerundio ‘considerando’ , que viene a usarse como acepción de ‘dado el hecho’, aunque muchas veces el hecho no se ha dado y las consideraciones son tan libres como las olas del mar que corren adonde quieren, o libres como el especular, o el lucubrar, meditar o pensar o, en definitiva, darle vueltas a la cabeza hasta que al empezar a calentarse puede llegar a impedir el discurrir, no vayamos a quedarnos calvos en el esfuerzo (lucubrar vale igual que elucubrar: elaborar una divagación complicada con apariencia de profundidad) ; también valen: figurarse, opinar, pensar o reflexionar.

De otro lado, la acepción más considerada de ‘considerar’ es la que lleva a creer, a querer, apreciar, estimar o valorar, siempre como muestra de respeto, pues si se considera a alguien es porque se aprecia su valor como persona; y si se considera que algo es bueno, es porque es útil o valioso para un fin o en sí mismo; a alguien también se le puede juzgar o valorar mal, en el sentido de que no se le considera, juzga o valora, a veces, con un aprobado en sociedad; ni en su verdadera medida, dirá, siempre, estará clara, desde el punto de vista del examinado, la queja -, y dado el hecho que la memoria -al igual que el sexto sentido se confiesa para ocultar el séptimo; y si se adivina el séptimo, seguro que sucesivamente tendrá también su luna con su propia cara oculta a la que no valdrán expediciones –así son las lunas-, y seguirá la secuencia hasta el infinito, aunque por nuestras limitaciones -digamos las humanas-, estará esa lejanía inalcanzable, en la vuelta de la esquina), oculta otra potencia que nos conecta a cada cual con vías que nos conducen a invocaciones que muy cercanas o remotamente, tienen relación con lo que ha activado nada menos que una potencia del alma. El nombre es fuerte. Potencia y Alma. Y ahora, por lo visto, está activada y fulgurante (¡Y de qué manera!) a punto de dejar calvos a algunos, en el consciente colectivo (también en el inconsciente colectivo, aunque este colectivo es más identificable; pues cuando entre la multitud se ven oscilantes plumeros parejos, ahí van los caballos que tiran del coche fúnebre, cual sea el muerto, que también es figurado e inconsciente.

 

Ciertamente, yo me había despedido de estas páginas, dado que el director de ‘Xornal’ –yo quise suponer que fue un licenciado Calabrés, el infortunio o las prisas-, me ha censurado días atrás, en ‘SONETO A CRUZ VARELA’ la foto de un mosaico en el que aparecía un sirviente ofreciendo un capazo a un asno; le escribí después un corto ilustrándolo con la misma foto (‘CENSURA AL CAPAZO EN ‘EL XORNAL DE GALICIA’, y ahí se censuró la foto y el corto con todos sus puntos en las íes ¡borrado! negándome el espacio (siguiendo yo hoy en la duda, de qué problema tendrá el capazo para aparecer en el ‘Xornal de Galicia’. De ahí mi enfado, que dura siempre lo que dura una risa, pero, claro, ya son dos y quizás mejor dejar que los pájaros vuelen cada uno a su aire, me dije; y en ello estaba, hasta que hoy he leído ‘ÚLTIMA PARADA Y PRINCIPIO DE TRAYECTO’, y me he dicho "Vaya, ¡un catedrático! de los que cobran de catedrático" ¡Dos veces me lo he leído!, y me he amnistiado.

 

Ni en ‘EL CARDENAL’, ni en ‘SONETO A CRUZ VARELA’, ni en ‘DEUDORES SOMOS DE ARIAS VEGA Y CRUZ VARELA’, creí necesario incluir la lista de insultos que aparecen en algunos escritos, todos ellos referidos a Cataluña, a su gobierno y a los catalanes, por creerlo innecesario, pero hablé de ellos y lo que me parecen. Pero hoy, aparecido un catedrático que habla de "…una vez más la miseria espiritual y las actitudes totalitarias y violentas que animan a las hordas…", y ahí se me ha ido el rubí adonde el vidrio del culo de la botella, vaya, de nuevo a la decepción. Pues siendo ciertos sus considerandos, y los ‘dados que’, otras consideraciones hay relativas al concepto de soberanía y democracia (que yo intenté explicar en ‘LAS CARABELAS SALIERON DEL SUR DE CORUÑA, LA VIRTUD DE MARÍA CRISTINA Y LA SOBERANÍA DE CATALUÑA’, no entendidas como herramientas de sumisión, no entendidas como instrumentos de dominio por aquellos que, como usted, señor catedrático, ignora y, que yo, sin más admiración económica que a Fabián Estapé Rodríguez, a Joseph Alois Schumpeter y algunos otros, por razones que usted no está en participar, pues en un viaje de amigos, lo mejor es disfrutar de la inteligencia, el humor y el ingenio que Estapé prodigaba con su humanidad ilustrada (léase usted sus memorias, comprenderá entonces cómo viajar en el tren de la vida, y encima gratis), pues, lo suyo, otra vez, no pasa de arenga, y, yo, como tantos, también tenemos hijos y, el derecho que yo le otorgo a usted (que tiene usted antes de que yo se lo otorgue) es exactamente el mismo derecho que tienen los demás en querer el mejor futuro para sus hijos, derecho que usted les niega, sin dilucidar el futurible. "No podemos fallar: está en juego el porvenir de nuestros hijos", dice usted. Otra vez, nos quedaremos sin saber cuáles son las razones de esa premonición. Aunque quizás deberíamos hablar de prospectiva, dado el oficio, pero en ese caso, digamos que entiende más y mejor de pretéritos pluscuamperfectos que de futuros, aunque no cabe duda de que usted los quiere perfectos para los suyos, que otros son "hordas" y "violentas" y ya se lo harán con sus tiempos, derechos, libertades e imperfecciones en sus loberas. Lo dicho, ahora caigo de dónde lo de los adverbios en mente y la memoria, de Clemente (Polo), Catedrático de fundamentos de análisis económico. Pues en el análisis visto en el ‘Xornal’ permítame Decirle que yo no he visto, ni nadie puede haber visto, ningún análisis (poca broma); descripciones y conclusiones a las que usted ya había llegado antes sin, otra vez, ningún otro análisis previo, sí lo he visto, y siempre considerando usted una bandera, pero de un catedrático cabía esperar mayor esfuerzo y mejor definición de la misma definición: "Examen detallado de una cosa para conocer sus características o cualidades, o su estado y extraer conclusiones, que se realiza separando o considerando por separado las partes que la constituyen" A usted se le ha olvidado ‘el pueblo catalán’ nada menos. Y más: "análisis de los derechos y las libertades; análisis diacrónico (en el sentido de amplio y comparado: historia y evolución) de la lengua (filosofía y política, cual sea el objeto que usted quiera analizar); del análisis se desprende que ambos modelos metafóricos constituyen en sí mismos, incertidumbre frente a razonamientos que no presentan ninguna salida lógica" Ciertamente su análisis brilla por su ausencia, habrá que ponerle un suspenso. El análisis sincrónico (sin ser el suyo análisis, es al que más usted se aproxima) sirve para estudiar un momento determinado de la historia, con las normas y reglas que rigen en ese momento concreto del análisis, que pueden haber variado respecto a tiempos anteriores o podrán variar en el futuro si sucediera por el devenir de la misma Historia, gramática, filosofía, política, economía…" "Un análisis es un estudio profundo (el que cabría esperar de un catedrático) de un sujeto, objeto o situación con el fin de conocer sus fundamentos, sus bases y motivos de su surgimiento, creación o causas originarias…" No vale elaborar una divagación complicada con apariencia de profundidad", ni confundir una relación de hechos sin mayor análisis que una descripción normativa que no los ampara ciertamente, pero el análisis, con no existir más que en la perspectiva de querer demostrar lo que uno quiere que sea el resultado, no ha llegado al cabo de la calle.

JOAN LLOPIS TORRES (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..