Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Dos acusados de haber intentado robar un supuesto depósito judicial de drogas ubicado en el polígono industrial de Landaben han sido absueltos al considerar la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra que miembros del grupo de estupefacientes de la Policía Nacional, mediante la figura de un agente encubierto, indujeron a los procesados a ejecutar una acción delictiva inexistente provocando un delito.

En la sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, los magistrados relatan, en resumen, que el 4 de febrero de 2013 un agente encubierto denominado “Ismael” contactó con los dos procesados en Madrid, quienes le dijeron que eran los autores del asalto a naves de Huelva de las que se llevaron una tonelada de hachís intervenida por vigilancia aduanera.

Los encausados comentaron al agente que buscaban información sobre depósitos judiciales que pudieran ser asaltados fácilmente y que contuvieran en su interior preferiblemente cocaína.

Así, los responsables policiales decidieron que Ismael transmitiera a los inculpados una información “ficticia”, relativa a que el 23 de febrero iba a depositarse en una nave de Landaben “con muy escasas medidas de seguridad” y sin sistema de vigilancia privada un alijo de cocaína que iba a ser trasladado al día siguiente a Bilbao para su incineración.

Sobre las 22.20 del 23 de febrero, los dos acusados, en compañía de otros dos que ya fueron condenados de conformidad en otro juicio anterior como autores de un delito intentado de robo con fuerza, llegaron a las inmediaciones de la nave industrial a bordo de un Porsche Cayenne. El conductor aceleró violentamente y embistió marcha atrás contra la puerta en dos ocasiones, consiguiendo atravesarla.

Los policías presentes les dieron el alto, pero los ocupantes del vehículo emprendieron la huida a gran velocidad. El coche no obstante fue interceptado por los agentes.

En el juicio, el Ministerio Fiscal solicitó para cada uno de los dos procesados 3 años de prisión por un delito intentado de robo con fuerza en las cosas en concurso con un delito intentado de tráfico de drogas. Las defensas reclamaron la absolución.

Al respecto, la Audiencia no considera probado que los acusados “con la finalidad de favorecer el consumo de sustancias estupefacientes y lucrarse con su venta ilegal planearan el asalto al depósito judicial de drogas de Landaben”.

Los jueces concluyen que los procesados únicamente expusieron al agente encubierto su voluntad de asaltar un depósito judicial de drogas, “pero a partir de aquí, y precisamente por la actuación de los responsables de policía judicial, se les indujo con fuerza a ejecutar una acción delictual de objeto imposible, conformando un delito inexistente, que además ha sido provocado”.

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..