Juan de Dios Ramírez Heredia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Don Francisco Tomás y Valiente y don Manuel Jiménez de Parga

El pasado día 14 de febrero se cumplieron 21 años del horrendo asesinato de don Francisco Tomás y Valiente a manos de ETA. Gran jurista, historiador y excelente escritor, nació en Valencia el día de la Inmaculada del año 1932 y fue asesinado en 1996 cuando el etarra Jon Bienzobas Arretche, de sobrenombre “Karaka” le disparó tres tiros a bocajarro cuando estaba hablando por teléfono en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid. Al otro lado del hilo telefónico estaba su amigo y compañero el profesor Elías Díaz que oyó perfectamente el ruido seco y duro del primer disparo. Elías Díaz creyó que aquel ruido tal vez lo había producido un fuerte golpe sufrido por una caída de Tomás y Valiente. Por eso gritó angustiado:

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Esta mañana (hoy es sábado y en este día de la semana suelo remolonear un poco levantándome más tarde que de costumbre) he leído en la cama la noticia de que el Tribunal Supremo de España ha vuelto a las andadas al revocar la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que reconoció el derecho a la pensión de viudedad a una mujer gitana casada por el milenario rito matrimonial de nuestro pueblo. Y para ello reunió al Pleno de la Sala IV de lo social del Tribunal Supremo. Por lo visto los señores magistrados han querido darle una especial trascendencia a una sentencia de la que no podían dudar que iba a encontrar una contundente respuesta por nuestra parte.

ES LA HORA DE LA MUJER GITANA (I)

21 Enero 2018 117 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

ES LA HORA DE LA MUJER GITANAEn algún momento tenía que llegar y, por fin, ha llegado. Las mujeres gitanas están diseñando el modelo de lo que debe ser su papel en la sociedad que les ha tocado vivir al tiempo en que quieren ser ellas las protagonistas de su destino y las administradoras de su libertad. Y están en su derecho de conseguirlo. Y nosotros, los hombres gitanos, no debemos impedirlo.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Primer intento

     Siempre tuve la ilusión de tener un gran bigote como los que llevan la inmensa mayoría de los gitanos, especialmente los centroeuropeos. Así que un día, hace veinte años aproximadamente, decidí dejarme crecer el bigote hasta que adquiriera la forma del que adorna las caras de los gitanos Manouches que son los que viven en Francia, especialmente en la región de París, en los Países Bajos y en los territorios alemanes colindantes con Bélgica. Se trata de un bigote abundante cuyos extremos apuntan hacia abajo.

DIOS HAYA PERDONADO A DIANA QUER

04 Enero 2018 112 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No se adelanten mal interpretando el título de este comentario. Seguro que Dios no tenía nada que perdonar a la pobre joven asesinada vilmente en A Pobra do Caramiñal por un degenerado del que su propia madre ha dicho que se trataba de un monstruo. “Que Dios le haya perdonado” es una formula que utilizan los gitanos catalanes cuando se refieren a la memoria de sus familiares, amigos o conocidos ya muertos. Recuerdo al “Tío Peret”, Pedro Jiménez Pubill, gitano sabio del que he aprendido cuanto sé de la correcta interpretación de la Ley Gitana, que cuando me contaba cosas de sus padres difuntos, decía: “Que Deu l’i hagi perdonat”. Y siempre me lo decía en catalán, aunque la conversación entre los dos fuera en castellano. “Que Deu l’i hagi perdonat”, es decir, “que Dios le haya perdonado” equivale al significado, ―éste sí ampliamente presente en el lenguaje popular español―, de “que en Gloria esté”.

EL MEJOR PREMIO ES LA FAMILIA

23 Diciembre 2017 104 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Queridos hermanos:
Queridas hermanas:
Queridos amigos y amigas:

     Feliz Navidad. Todo el mundo cristiano celebra en estas fechas el nacimiento del Niño Dios. Y se aprovechan estos días para desearnos mutuamente la paz, la felicidad y el bienestar que nos merecemos.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cuando me he enterado de la noticia hacía horas que ya había saltado a todos los medios. Hoy he estado varias horas en la Universidad Autónoma de Barcelona reviviendo los años en los que estudié periodismo en aquella Facultad recién inaugurada. Y ha tenido que ser a través del WhatsApp, ―quien lo iba a decir en aquella época en la que no había teléfonos móviles y solo había una cadena de televisión, TVE, en blanco y negro― que me he enterado de la muerte de mi amigo Manuel Marín González, que Dios tenga en su gloria, a través de ese medio online del que nada sabíamos, y nada habíamos de aprender, porque lo más avanzado que entonces se nos enseñaba era el “aula sin muros” del profesor Marshall McLuhan.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Además de las violetas de Cecilia, ese día cayó el muro de Berlín

 

    Seguidamente cuento como fue. Pero antes déjenme decirles que, para la gente de mi edad, el 9 de noviembre tiene, entre otros, dos importantísimos recuerdos: el primero es que el 9 de noviembre de 1989 cayó el muro de Berlín, y el segundo es que esa fecha está ligada al recuerdo de la canción de una intérprete excepcional que hoy tendría, más o menos, casi mí misma edad. Ya sabréis que me refiero a Cecilia, una joven artista antifranquista que murió cuando estaba en la cumbre de su popularidad el día 2 de agosto de 1976. Tenía tan solo 27 años y un maldito accidente de automóvil acabó con su vida. Por desgracia para ella no llegó a ver las primeras elecciones democráticas que se celebraron diez meses después de su muerte.

 

 

 

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Hace unos días que cumplió el 40 aniversario de la llegada del presidente Josep Tarradellas a España tras muchos años de exilio en Francia. Huyendo de las tropas franquistas, ganadoras de la guerra, se refugió primero en Suiza y luego se instaló en Saint-Martin-le-Beau (Francia), donde fue elegido presidente de la Generalitat en el exilio en 1954.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No es competencia de los ciudadanos ―gitanos o “payos”― entrar en locales públicos o privados para impedir que otros ciudadanos realicen actos contrarios a lo que establece la ley, y mucho menos lo es que agredan a otras personas, o que rompan o sustraigan objetos que pudieran ser objeto de su animadversión.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

17 08 25 El somatenLos gadchés (payos) quisieron linchar a los gitanos

 

 

    He querido titular este relato haciendo referencia al contraste que supone “la mala fortuna” (tchorrí bají) que han tenido algunas familias gitanas que habían ocupado ilegalmente, por lo visto, unas viviendas en una localidad murciana que lleva por patronímico el precioso nombre de Fortuna.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

17 08 15 Lola 1No se escandalicen, por favor. Con esta invocación reproduzco literalmente lo que los cristianos decimos cuando pedimos a Dios que eleve a los altares a alguien que durante su vida hizo méritos extraordinarios para ser proclamado beato o santo. Pero este no es mi caso, ni pasa por mi imaginación que la Iglesia ponga en marcha en el Vaticano la “Comisión para las Causas” que es la que ha de elaborar los informes que justifiquen tan excepcional testimonio de vida ejemplar.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..