Soy un lego en estos temas, por tanto, no sé si la siguiente cuestión tendrá algún valor o no. Pero ante el temor social que está aumentando, de delitos contra las personas en la calle, especialmente a mujeres y niños o niñas, me pregunto si la siguiente idea o sugerencia, podría servir de algo, si los expertos en estos temas la perfeccionan.

 

  1. A. Planteamiento posible.

                       - Primero.

                      Como el temor puede ser grande y un número de personas, sea por unas razones o sea por otras, existen situaciones de miedo, por ejemplo, una mujer al ir por una calle a determinada hora, por ejemplo de noche, o al salir del coche en ese espacio hasta llegar a su vivienda.

                        En este caso, no es suficiente, dicho temor o miedo, para avisar a la policía, para un peligro inminente o un temor muy elevado. Sino diríamos que es ese sentimiento o afecto o percepción en un nivel inferior. Pero no quita de ser un temor y un miedo y un presunto peligro, aunque sea de un nivel bajo.

                        - Segundo.

                        Como casi universalmente, niños o ancianos, mujeres, hombres llevan móvil. Que es un instrumento de emisión y de recepción múltiple o con diversas posibilidades o potencialidades.

                        Me pregunto, si este artilugio podría utilizarse como una forma pasiva y activa de defensa o al menos, para disminuir o solucionar la anterior situación en algún modo.

                        - Tercero.

                        Me pregunto si una persona, por ejemplo, una mujer que va por una calle o en una situación ante la que tiene temor, pero no es suficiente como para avisar a la policía para que se personen en el lugar de los hechos.

                        Dicha mujer, tuviese una tecla especial en su móvil y con ella un número de teléfono, o simplemente un número de teléfono especial grabado en dicha memoria del móvil, que dándole se pondría en contacto con un número de los servicios policiales, locales o nacionales, y ese número que sería especial. Al recibir la llamada, empezaría diríamos a grabar o detectar o ser un preaviso.

                        Cómo hoy, los móviles pueden saberse en qué lugar están. De forma automática, al recibir esa llamada, a un “número de teléfono especial, diferente a los actuales de aviso o urgencias”. Empezaría diríamos a realizar, por un lado una grabación, sea de la posición, sea incluso del sonido, sea de imágenes desde el móvil de forma automática, sea lo que pueda ser, y al mismo tiempo, ser seguido de alguna manera por los servicios policiales, o al menos grabar su posición durante un tiempo, a convenir, tanto de las posiciones diferentes del móvil y de la persona que es portadora de ese móvil, además ayudado por cámaras que existan de seguridad pública en esos lugares o cercanos a ellos.

                        - Cuarto.

                        Cuándo dicha mujer, que es el ejemplo que estamos indicando. Llégase a su vivienda, entrara en ella, se sintiera ya segura. Debería hacer una llamada a ese teléfono especial, para indicar, o para expresar que ya no deben “seguir su rastro”, y por tanto, dicho “seguimiento y grabación de datos o escucha o recepción” se paralizaría y detendría.

  1. B. Cuestiones adyacentes.

                        Creo que este sistema podría permitir dar mayor seguridad a muchas personas. Especialmente, en determinados lugares o en determinadas horas, determinados sectores de la población, mujeres, niños, etc.

                        También creo que esto es una idea y sugerencia muy vaga, que considero que los expertos en seguridad y policiales, podrían perfeccionar, de muchas maneras y de muchos modos.

                        Desde luego, este sistema, tendría que tener la posibilidad de recepción, quizás de docenas de “avisos por temor o miedo”, cada día, especialmente por la noche y en algunos lugares, por lo cual “el sistema de recepción tiene que estar preparado para disponer, de poder recibir, y de la manera que sea seguir y grabar a esas docenas de avisos al mismo tiempo, quizás en las grandes ciudades, algunos cientos…”. Desconozco la cifra potencial posible.

                        Este servicio de seguridad y policial, que se ofertaría o se ofrecería, puede ser utilizado por la misma persona, en distintos días. No hay límite. Siempre tomado con racionalidad y prudencia, evidentemente.

                        Se puede y debe intentar, perfeccionando la idea, hacer experimentos en determinados lugares o ciudades, barrios, para ver y analizar las posibilidades potenciales, los resultados, la utilización, etc.

                        También habría que buscar los modos y maneras, que no se produjeran abusos en la utilización de este servicio potencial o posible de seguridad, etc.

                        Como toda sugerencia, puede y debe irse perfeccionando con el tiempo, utilizando diversas medidas, desde el “receptor o la persona que da el aviso de miedo o temor”, y al mismo tiempo “también irse complejificando y perfeccionando desde el receptor o receptores policiales”. Por tanto, se pueden completar y complementar, como es obvio con otros medios, cámaras en esos lugares, que pueden ser orientadas hacia un lugar o hacia otro, complementándolos con los datos del móvil y su posicionamiento, in situ por personas de la seguridad que estén cercanos a ese aviso, etc.

                        Para terminar y no cansar más, simplemente queda enviada y mostrada esta idea o sugerencia, para las personas y las entidades que conocen y saben de este tema, para que la perfeccionen, la valoren y, al menos, la prueben con algún experimento durante unos meses, en algunos barrios, o en algunas ciudades o pueblos. A ver, si sirve para cumplir algunos parámetros, cumplir un aumento de seguridad real y eficiente, y también el aumento de seguridad psicológica de la población y de esos sectores, y si reduce diríamos también los casos de delitos…

            http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (13 mayo-14 junio 2018 cr).

Fin artículo 1.263º: “¿Idea posible para aumentar la seguridad en la ciudad?”.

                                                                       *

PROHIBIDO LEER EN LA TRIBUNA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Lo que les voy a contar forma parte de mis recuerdos más señalados de la maravillosa etapa que me todo...

“Amo a España”, dijo Junqueras.

“Y por eso defiendo la independencia de Catalunya”, siguió diciendo, mientras prestaba declaración en su juicio supremo tras cientos de...

Artículo Periodístico 1.554º: “¿Existe la belleza utilizada para el mal, V?”.

¿Podemos pensar que unir belleza, alta belleza, de frases o ideas o imágenes o música a un mensaje negativo, maléfico...

El juicio de los siglos y el día que no se imaginó.

Son las 04:30 a.m. del 14 de febrero de 2019 y no puedo dejar de pensar en el juicio más...

A contracorriente. La concentración de “las tres derechas”. Enrique Arias Vega

Me siendo incapaz de valorar el resultado numérico —y menos aún la incidencia política— de la concentración patriótica en Madrid...

Artículo Periodístico 1.548º: “El libro más grande, en tamaño, del mundo”.

 Entre los libros más grandes, en tamaño, del mundo estarían: se considera que la Pagoda Kuthodaw, en Myammar, es el...

La manifestación, un fracaso peligroso.

Ni en el mejor de los sueños podía imaginar un fracaso tan estrepitoso de una concentración convocada o apoyada por...

EN DEFENSA DE LOS MENDIGOS

Me imagino cuál puede ser la primera reacción de alguno de los amables lectores que con tan buena consideración leen...

A contracorriente. Amigos, hoy; enemigos, mañana. Por Enrique Arias Vega

Hoy día, Pedro Sánchez está empeñado en hacerse amigo imprescindible de todos los separatistas y golpistas que pasan por Cataluña...