Es fácil, al menos en Occidente, negar toda importancia al fenómeno religioso, a la concepción de Dios. Pero negarlo no es enfrentarse a estas cuestiones. Hoy, como ayer, incluso en Occidente multitud de definiciones-descripciones-enunciados-entidades-concepciones del mundo secular, no se entenderían sin saber que están preñadas e injertadas en cuestiones y principios religiosos. Quizás, el mayor error de Occidente, y del mundo sobre estos temas, es que en general, los ha olvidado, cuándo desde todos los saberes, ciencias sociales, etc., deberían haber sido estudiados y analizados y ponderados y valorados. Por el bien de todos, por el bien de esos movimientos religiosos y metafísicos, por el bien de la humanidad, por el bien del entendimiento y comprensión de las distintas ideologías religiosas entre sí.

                        - Que una cultura o sociedad, tenga una concepción de la libertad o de la justicia es esencial, para entenderla y comprenderla, pero sobretodo para lo que va a hacer o pasar de ella en el futuro, y cómo nos va a condicionar.

                        Que una sociedad o cultura tenga una concepción de Dios, y sus consecuencias en multitud de campos, tiene unas enormes derivaciones a y en todos los campos.

                        Como las definiciones y descripciones de Dios y de lo religioso y de sus principios, no son los mismos en todas las metafísicas y revelaciones religiosas, los seres humanos, tenemos el derechos y la necesidad imperiosa, la obligación moral y racional, de analizarlos, con respeto y prudencia, desde todos los saberes ortodoxos existentes en el mundo.

                        Sin caer en la vanidad, ni en la soberbia, pero con modestia y humildad, y con los conocimientos y conceptos e ideas y metodologías de todo saber, y de todo saber es de todo, el ser humano por el bien de la humanidad, y por y con respeto a Dios, exista o no exista, tiene el deber y el derecho de analizar cientos de cuestiones religiosas, de todas y cada una de las revelaciones-inspiraciones-tradiciones religiosas del mundo. Porque éstas, como hemos visto, en estas últimas décadas son un elemento esencial de definición del ser humano, del mundo, de su presente y de su futuro.

                        - Exista Dios en sí, o no exista, es obvio y evidente, que bajo el nombre de Dios, Misterio, Lo Otro, Lo Sagrado Trascendente y otros similares, la humanidad ha creído en estas realidades. Sobre este concepto o idea o narración o necesidad, ha creado, durante miles, docenas de miles de años, otros conceptos añadidos, que se han ido formando un árbol, que denominamos religiones, desde las prehistóricas, hasta ahora.

                        Se cree que en estos momentos, existen unas cuatro mil árboles, es decir, unas cuatro mil religiones. Posiblemente, habrán existido miles de ellas, que ya han desaparecido, o han ido transformándose en otras actuales.

                        Por lo cual, podríamos indicar, que salvo en el momento actual, y en la civilización occidental, el noventa por ciento de toda la población mundial de todas las épocas, posiblemente, desde hace varias docenas de miles de años, han creído en estos conceptos. Por lo cual, si de verdad valoramos tanto lo que piensa el pueblo, la mayoría, debería ser pensado con sosiego y con profundidad, porque si la mayoría de seres humanos piensan y sienten, han pensado durante miles de años, y sienten hoy, que necesitan ese Misterio-Dios-Lo Otro, es que será una necesidad muy profunda, sea por motivos psicosociales, neuronales, ambientales, educativos, etc.

                        Lo que no puede ser, es que seamos democráticos en los temas, que nos convengan, y no democráticos, en los que nos interesan, que seamos tolerantes, en todos los que nos convienen, y no los seamos en otros…

                        - Ciertamente, la persona que cree en una religión, en uno de esos árboles, como hemos denominado, árboles formados de multitud de ideas, datos, hechos, conceptos, argumentaciones. No todas las definiciones teóricas y prácticas, son iguales en todas las religiones, por lo cual, no todos los humanos que creen en lo sagrado, creen del mismo modo, aunque existan mínimos universales. Por lo cual, todos esos conceptos deben ser valorados y analizados, no solo en los senos de sus teologías y sus tradiciones, sino según nos diga el saber ortodoxo, o más ortodoxo humano actual, es decir, las ciencias y la filosofía y la moral.

                        O dicho de otro modo, las religiones, sus jerarquías, sus teologías, sus teólogos, sus fieles, deben someterse libremente, al parecer del saber ortodoxo, las ciencias y la filosofía. O dicho de otro modo, ese diálogo constante, que durante siglos se ha denominado razón y fe, y ahora, podrían denominarlo ciencia y filosofía y fe. Hecho con prudencia y modestia y respeto, pero hecho. Si cien religiones de las cuatro mil actuales, indican, que está prohibido comer aceitunas, es absolutamente necesario que además de sus pruebas o datos revelados sobre este tema, lo vean a la luz, del saber científico sobre las aceitunas, y las razones argumentativas de la filosofía. Porque puede ser, que hace siglos o milenios era conveniente para la humanidad no comer aceitunas, porque producían indigestiones, que causaban muertes, pero quizás ahora, ese tema está superado.

                        - El mismo concepto de Dios, o del Ser Supremo o de Lo Otro, no es lo mismo, ni el mismo en todas las religiones, en todos esos árboles sagrados, que contienen cientos de conceptos teóricos y prácticos. Por eso, es absolutamente necesario, que todas las metafísicas religiosas y filosóficas entren en contacto, en diálogo, de forma tolerante y respetuosa. Y hablen y avancen entre ellas. Porque si las religiones no se ponen de acuerdo entre ellas, al menos para vivir en paz, los humanos no seremos capaces de vivir en paz, por muchos organismos internacionales que existan, organismos seculares y estatales y ONG´s. Paz y bien a todo ser humano de cualquier metafísica o no metafísica.

            http://www.twitter.com/jmmcaminero">http://twitter.com/jmmcaminero   © jmm caminero (23 enero-31 mayo 2018 cr).

Fin artículo 1.245º: “Cuestiones sobre Dios, I”.

                                                                       *

El PSOE de Susana contra Pedro o como perder Andalucía.

Reconozco que he tardado varias horas en recuperar el equilibrio tras la ráfaga de desasosiegos que me tumbó cuando, sin...

¿PORQUÉ LLEGÓ VOX?

Vox no aparece por generación espontánea, no es un movimiento de la calle a causa de la crisis, no es...

A contracorriente A Vox le hacen la propaganda sola. Por Enrique Arias ­Vega

Sin quitar ningún mérito al equipo de comunicación de Vox, al partido de Santiago Abascal todos sus enemigos le han...

Artículo Periodístico 1.466º: “Academia de Poetas Americanos”.

Academy of American Poets o Academia de Poetas Americanos es una organización sin ánimo de lucro de apoyo a la...

La Justicia española es un peligro para la democracia.

Hablando de Justicia, asumo que el título pueda parecer injusto por generalizador, pero solo debería molestar a quienes tengan mala...

A contracorriente.... Los inmigrantes de Trump. Por Enrique Arias ­Vega

A partir del sábado, un nuevo presidente mexicano de izquierdas, Manuel López Obrador, se encontrará con el marrón de los...

Artículo Periodístico 1.457º: “¿Por qué el señor Iglesias va a ser presidente de gobierno dentro de cinco años?”. …

 Pronosticar un resultado sociopolítico para dentro de cinco o seis años, es decir, para dentro de dos legislaturas después de...

LAS LUCES DE ABEL

Los que critican a Abel Caballero por la luces de navidad, o por el bochornoso espectáculo del sabado, siguen sin...

Cien segundos de oro.

En ocasiones pasan cosas que consiguen que lo que vemos por la tele parezca de verdad. Nos ocurrió el tercer...