¿Qué decir, o qué hacer, con una obra de filosofía-literatura-arte plástico, titulada, Cuadernos o Pensamientos o Enciclopedia?

                        ¿Un obra-título que intenta ser, no que lo sea, un esbozo de “obra de arte total”, o de “obra total”, que aunque sea un concepto imposible de ser-estar en la realidad, si se puede intentar como proyecto o como posibilidad?

 

                        - Consta materialmente dicha obra:

                       En su dimensión, diríamos material, está formada o conformada, por cuarenta ocho tomos o volúmenes, de escritos varios, en total unas cuarenta y siete mil páginas, unos veinte millones de palabras.

                       De unos cien mil dibujos y pinturas, casi todo en papel, que está diseminado o deberían estar, por el mundo, no sabiendo que situación material esta dicha parte.

                        En su perspectiva audio, de trescientas conversaciones grabadas en audio, unas sesenta horas de grabación.

                        Unas cuarenta mil fotografías artísticas y documentales, sobre temas rutinarios y de la vida diaria.

                        Unas cuarenta grabaciones de video, con no demasiado perfección estética, que representa diríamos aspectos de la vida diaria y rutina.

                        Constaría además, hipotéticamente en el futuro, de unos cientos de cartas, cartas en papel y cartas de correos electrónicos, de los docenas de miles que se han escrito a lo largo de la vida, y que se han perdido.

                        Y un último capítulo que podríamos denominar de “documentación”, sobre diversos aspectos de la autoría de esta obra.

                        - Todo forma o conforma, según la voluntad del autor, una única obra, un único título, una única intención y finalidad en sí. Es como un palacio-catedral-monasterio-rascacielos, que está conformada con distintas moradas-salas-salones-habitaciones.

                        En este caso es una construcción “teórica y mental”, en cuanto las partes diversas y diferentes, el posible lector-contemplador de esta obra, tiene que unir en su cerebro-mente-imaginación-creatividad, de alguna manera.

                        El lector-contemplador debe saber, que toda esta obra, está bajo los Manifiestos Artísticos plásticos y literarios, que en otros lugares puede verlos y pensarlos, por lo cual, un dibujo cualquiera está interrelacionado, forma parte, de todos los escritos, una página de los escritos, con todas las fotografías y con todas las pinturas. Por eso denominamos, que es una especie de catedral mental.

                        - Independiente de la descripción “material” de esta obra-título, independientemente de la “explicación formal” de esta obra-título, ahora la pregunta, es simple y llana, qué se puede hacer con una “construcción cultural”, que apenas a nadie le interesa, que no se consigue que ni siquiera cien páginas o cincuenta de la dimensión-parte de escritos, sea editada-publicada, por la industria cultural, sea privada o institucional, qué se puede y se debe hacer, que ni siquiera en su dimensión plástica, la industria cultural privada o pública, se interese, o casi se interese por ella, etc.

                        - No me engañe a mi mismo, no nos engañemos a nosotros mismos, esta obra como totalidad y en sus partes, de continuar así, posiblemente parte de su dimensión plástica, que se ha ido enviando a diferentes entidades y personas, durante estas últimas décadas, posiblemente parte de ella se habrá perdido o destruido, adrede o por desidia, o estará perdida en almacenes, o en colecciones, que no las cuidarán.

                        Y no nos engañemos, y no me engañe a mi mismo, de la dimensión escrita de esta obra, de no cambiar la situación de recepción del mundo cultural, sea público o privado, al menos lo sucedido hasta ahora, con el tiempo, dentro de unos lustros, o a lo sumo unas décadas también se destruirá o de perderá. Y las autopublicaciones, una parte de ellas en sistemas electrónicos, según parece ser, solo permanecen o duran o se puede leer o ver, a lo sumo quince o veinte años. Por lo cual, esa esperanza que perdure, y sea consultada dentro de unas décadas, que quizás, se perciba-analice-critique-valore con otros parámetros. Pues esta esperanza tampoco es demasiado grande. Porque de seguir así, esta obra, apenas quedará nada, para dentro de dos generaciones, porque parte se habrá perdido o se habrá destruido, o se habrá desaparecido o quedará en condiciones lamentables.

                        ¿Para terminar qué hacer-analizar-pensar-valorar, que salvo excepciones, esta obra, como su totalidad, o en su mayoría de sus partes-dimensiones-escritos-pinturas-fotografías-audios, a nadie o a casi nadie le interesa, sean entidades públicas o semipúblicas o privadas o semiprivada? ¿El autor-escribiente-pensador-artista que la ido materializando-cristalizando-formalizando durante décadas, qué puede hacer que no haya hecho todavía, que sea legal y moral, no solo en su creación-autoría, sino en mostrarlo-exponerlo a los demás coetáneos, qué más puede hacer, qué se puede hacer…? ¿Qué se puede hacer, cuándo en la geografía dónde ha surgido esta obra, ahora en estos años, no permiten una exposición de una parte de la dimensión plástica, una modesta conferencia de divulgación y de expresión de la dimensión escrita, de una mínima explicación a los lugareños de dicha obra, sea ésta obra en su totalidad o en sus diferentes dimensiones de baja o de mediocre calidad…? ¿Qué decir y qué hacer y que debe de hacer ahora, con lo hecho hasta ahora, con los soles que aún le queden al escribidor-escribiente-pintor-pensador que ha construido este constructor cultural?

            http://soliloquios.blogia.com/">http://soliloquios.blogia.com      
© jmm caminero (21 diciembre 2017-23 marzo 2018 cr).

Fin artículo 1.173º: “¿Qué decir de una obra titulada Cuadernos o Enciclopedia?”.

                                                                       *

Artículo Periodístico 1.381º: “Creadores: Mallarmé”.

Al enfrentarte a la vida y obra de un gran autor, o ser considerado un gran creador, como es Mallarmé...

LA BARRA ES LARGA / JOAN LLOPIS TORRES

Conversaciones en el bar La Barra es Larga. Compendios. Cuando la Guardia Civil cifra en tres mil doscientos los mossos...

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum.

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto, en mil agujas de...

Martin Luther King, Quim Torra y La SER.

Así no hay quien escriba. Nadie deja de cometer errores, o poner trampas, y si hubiera mercado para todo lo...

Hoy existe en el Parlament de Cataluña una grave anomalía democrática, consistente en que la Mesa decidió suspender los …

Sin perjuicio de que, a mi entender, la mayoría que constituye JUNTS PER CATALUNYA y ERC, ha decidido autoaplicarse un...

A Carmen Montón, decisiva en la mastercrisis

Hola Carmen, son tantas las sensaciones que me embargan tras tu reciente deriva que no soy capaz de pensar en...

EL ILUSIONISTA

Finalmente tendré que aplaudir a Abel Caballero, pero no como gestor de un ayuntamiento, (que eso es un alcalde a...

Artículo Periodístico 1.370º: “Cuestiones sobre accidentes de tráfico, VI”.

No sé si usted conoce que existe, creado por la ONU, programado un día para el recuerdo de las victimas...

SIEMPRE NOS QUEDARÁ LA AUDIENCIA NACIONAL

Me ha venido a la mente la famosa frase que pronunció “Rick” (Humphrey Bogart) cuando empujó a “Elsa” (Ingrid Bergman)...