Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

0. ¿Ante la posibilidad de una entrevista televisiva hay que realizarla? ¿O alguien que de alguna manera ha deseado tener un perfil bajo en la comunicación audiovisual, sería contraproducente?

¿Pero si esa persona desea mostrar una obra-libro-producto cultural, debe aceptar ese reto de la entrevista, para que ese producto cultural, al menos, sea conocido por más personas, y exista una posibilidad de no destrucción, por desidia, por el tiempo, por falta de interés de todos los estratos sociales y por la industria cultural…? ¿De todas formas con una hipotética entrevista televisiva o sin ella, hablando de ese producto cultural, esa obra de búsqueda-investigación-creación  cultural, posiblemente será ignorada, como lo lleva haciendo, ya décadas?

                        1. Al hablar de una entrevista a una persona-autor-escritor-pensador-ensayista-pintor, y al hablar hipotéticamente, de una obra-libro-construcción cultural, estamos hablando de la sociedad-humanidad-especie humana, estamos hablando de nosotros mismos. Por tanto, tenemos que fijar diríamos algunos puntos, que quizás no sean los más importantes, pero si nos pueden servir de autoconocimiento de lo humano, de lo que somos-podemos ser, en alguna medida.

 

                        - Alguien que ha creído siempre que la fama social-televisiva, en cierta medida, sea lo mismo la profesión que se ejerza, de alguna manera, no es buena para ese ser humano, porque rebaja su nivel de anonimato, y por tanto, acaba no percibiendo la realidad tal como, en general, se constituye-construye en la mente humana.

 

                        Ciertamente la notoriedad, puede ser mundial o nacional, o simplemente, un pequeño conocimiento de los demás, en una ciudad o en una provincia. Por lo cual, la perspectiva es diferente.

 

                        No es lo mismo la hipotética fama, que dura cinco minutos que diría Warhol, de una persona con un producto cultural de masas, que es trata de algún aspecto baladí de la sociedad, no pongamos nombre. Que la notoriedad formada o conformada por desarrollar una profesión, un arte, un aspecto de la ciencia, etc.

 

                        - Los que hemos pensado, que el ideal del escritor-pensador, es seguir, aquellos ejemplos, muy pocos, de autores, que se conocen sus libros, pero que ni siquiera se sabe con certeza, no se conoce una foto de esos autores.

 

                        Ahora, viendo, que el trabajo realizado como ensayista-pensador-escritor-pintor, después de décadas, no existe, ni siquiera mínimamente en la sociedad. Te ves abocado a plantearte, si además de haber escrito algunos artículos periodísticos y haberlos autopublicado de forma modesta miles de páginas, si debes optar a realizar una entrevista televisiva, para indicar algo de esa obra.

 

                        - Si otros autores, con sus pequeñas o medianas o grandes obras, en la medida de lo posible, están en los foros de la cultura, en los medios de comunicación. Después de años y lustros y décadas, ocupan un pequeño lugar en la corrida de la cultura, sea a nivel local, provincial, regional, nacional.

 

                        ¿Por qué tú, que eres igual que los demás, como persona, y que has realizado también un modesto producto cultural, que ni siquiera sabes el valor de ello, porque en extensión o cantidad es enorme, pero nadie te indica si es bueno o no es bueno, salvo siempre te contestan con el silencio o con el cerramiento de puertas, no vas a tener derecho que tu producto cultural, el agua y la sal que quieres mostrar, tenga un pequeño lugar bajo el sol del conocimiento por parte de los demás…?

 

                        - Al final todo producto cultural, sea el arte que sea, la ciencia que sea, la filosofía que sea, no se hace solo para y por el autor, sino para la sociedad y para la humanidad, por si, esas palabras, fórmulas, ecuaciones, dibujos, música, moda, invento, diseño, o producto cultural, puede servir a los otros, en mayor o menor medida, sea de alto nivel o de menor nivel cualitativo y conceptual y estético.

 

                        ¿Por qué tu producto cultural, tu trabajo cultural, que ha costado décadas de estudio,  de trabajo, de elaboración, y de promoción, y apenas existe en la sociedad en general, ni en el mundo específico de la creación-investigación cultural, ni a nivel académico, ni a nivel de gestión cultural o industria cultural, no es reconocido, y por tanto, hay muchas posibilidades de que se pierda y se destruya, si no lo ha hecho en gran parte ya, por qué no vas a tener derecho como recopilador-escribidor-escribano de la cultura, o de algunos aspectos de ella, en una materialización cultural, no vas a tener derecho a mostrarlo, y de que esta obra, tenga alguna posibilidad de que exista dentro de cien años…? ¿Tenga más valor o tenga menos, sea de un alto nivel o de mediocre nivel, sea la primera o esté en el medio, o sea la última, pero al menos que sea la última y esté con las demás, formando un corro-círculo-foro, una más entre muchas…?

 

                        - Sin caer en la vanidad y soberbia, cada uno tiene derecho a mostrar su pequeñas esculturas, sus pequeños poemas, sus pequeñas pinturas, su pequeñas ecuaciones, sus pequeños diseños, en definitiva, lo pequeño o grande o grandioso o mínimo o mediocre o excelso de su producción cultural, sea ciencia o sea filosofía o sea literatura o sea arte o sea teología o sea…

 

                        ¿Por consecuencia por qué, tú y tu producto, no vas a tener derecho a mostrarlo a los humanes, y una forma, de demostrar que existe esa materialización cultural, sea elevada o sea mediocre, es la posibilidad potencial de una entrevista…?

 

                        ¿Si tantos se sienten tan orgullosos y tienen derecho de sus diez libros de poesía, o de sus mil cuadros, o de sus quince libros de ensayo, por qué, tú no vas a poder mostrar, tus miles de páginas escritas, e indicar que has realizado miles de dibujos-pinturas, que al final, es un intento de servir a la sociedad y a la humanidad, buscando nuevas y antiguas preguntas, nuevos y viejos datos y argumentos, es un intento más de encontrar nuevas cuestiones, nuevas soluciones, en el campo o campos de tu actividad cultural-educativa, etc.?

 

                        2. Entendemos que la actividad cultural, sea el saber que sea, intenta abrir nuevos conceptos-ideas-cuestiones-preguntas-datos-argumentos-razones, al final, somos cultura o interpretación cultural, lo que nos diferencia del Cromagnon de hace treinta o cincuenta mil años, no son las diferencias biológicas-genéricas, sino las diferencias sociales-culturales. Para que siga evolucionando-progresando la cultura, para alcanzar o intentarlo mayor grado de verdad-bondad-belleza-racionalidad-justicia-equidad-prudencia-utilidad. Para eso se necesitan tres tipos de realidades, autores-productores, productos-obras, sociedad que sea la receptora.

 

                        Sería lamentable, que con la tecnología actual de la acumulación de la información, se pierdan obras, que quizás, ahora no se les otorgue ningún valor, pero que quizás, si permanecen, dentro de varias generaciones se captarían-interpretarían-valorarían de otro modo y de otra manera. Sería una tristeza, para la sociedad y la humanidad, que una obra, que en palabras, es de las más extensas del mundo, se pierda, al final, se destruya, porque la sociedad donde ha surgido, no desea darle ni un poco de sombra, ni un poco de calor, ni un poco de sal, ni un poco de pan, ni un poco de agua…

 

                        http://soliloquios.blogia.com             

© jmm caminero (04 julio-01 sept. 2017 cr).

 

 

Fin artículo 917º: “Entrevista televisiva”.

 

                                                                       *

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..