Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

0. Tomemos los accidentes de tráfico como una especie de epidemia. En este caso una epidemia de accidentes de tráfico, muertes, trastornos biológicos permanentes, traumas, heridas, costes económicos elevados para la sociedad, el Estado, las compañías de seguros, personas que se quedan sin padres o hijos, etc. Por consecuencia a toda epidemia, la cual tiene muchas variables, se puede abordar desde muchos puntos de vista. Por lo cual, la sociedad mundial, puede y debe buscar pequeñas y medianas y grandes soluciones. Ideas y sugerencias que quizás, puedan venir de cualquier lugar, de cualquier persona.

Existen un millón de fallecidos en las carreteras mundiales, parece ser cada año, sin contar todas los problemas biológicos y fisiológicos que quedarán al menos a cientos de miles o quizás otro millón. Más los familiares que se quedan sin padre o sin hijo o sin hermano, etc. Creo que es una obligación desde todas las instituciones se aborde dicho problema.

                        1. Lo primero, es tener la convicción que cualquier persona, puede aportar, quién sabe alguna idea o sugerencia, que podría ser positiva, para reducir los accidentes de tráfico, sea en general, sea en un tramo de la carretera.

 

                        Por lo cual, como consecuencia, crear buzones de sugerencias e ideas. Que oficialmente estudiarían cualquier aportación, a y en este terreno.

 

                        2. Al interrelacionar los sistemas de comunicación del vehiculo, los famosos tontones, podrían añadirle información. Además de los datos que generalmente disponen. Podrían informarle a los receptores, que quisiesen, datos de siniestralidad de ese tramo de la carretera, de tal forma, que si le informa que tal trayecto próximo, diríamos el próximo kilómetro es un tramo de alto nivel de siniestralidad, o que en ese trozo de la carretera ha habido cinco accidentes mortales en los últimos diez años. Podría ser una medida de prudencia y disuasoria.

 

                        Evidentemente para no alarmar, no poner más nerviosas a las personas, podría ser una función, que se podría permitir o no aceptar. Y sería voluntaria. Pero podría ser, si se hace con racionalidad y sentido común y prudencia, una medida que podría aumentar la prudencia, especialmente en tramos de carretera, con un alto grado de peligrosidad o siniestralidad… Como en todo, se podría dejar libertad al receptor, para recibir esta información o no. Y la información que se emita en este sentido, ser racional y prudente, sin asustar.

 

                        Pero si se hace, creo que podría ser un elemento más de información, de racionalidad en la conducción y por tanto, un motivo y causa más para reducir accidentes de tráfico, que es el fin que estamos buscando…

 

                        3. El bien es el bien, y el no bien es el no bien. Es bueno recordar este principio, porque intentar conducir de la forma más correcta, puede ayudarte mucho al conductor, pero también a otras personas.

 

                        Conducir mal, por un error, puede ser entendible, pero hay que procurar no tener errores, y especialmente, no saltarse normas de conducción, que son evidentes y racionales, y, o que son legisladas de ese modo… Porque no olvidemos, el que causa un accidente grave, independientemente de la sanción o no, por un error, pues lo podrá sobrellevar, pero el que lo hace por un error que debería haber subsanado, por ejemplo, ir a más velocidad, ir con una tasa de alcohol superior a la legislación, etc., después, después quizás tenga que soportar sobre su conciencia, si es una persona normal, dicho veredicto. Y llevar sobre la conciencia, esto es o puede ser muy difícil. Más de lo que pensamos.

 

                        No podemos negar que no somos máquinas perfectas, sino máquinas racionales con errores, pero una cosa es intentar no cometer errores, y otra, es olvidar las normas, se tenga mucha edad o poca.

 

                        4. Grabar y emitir programas de radio y televisión y por Internet, que duren cinco minutos o incluso menos de testimonios de personas que han tenido accidentes de tráfico y han quedado en una situación de enfermedad grave. Sus testimonios y los de su familia y contar su caso, puede ayudar posiblemente mucho a reducir los accidentes de tráfico.

 

                        5. Los GPS que van instalados en los vehículos, además de la información que ahora explican, sobre las carreteras, cómo ir, etc. Podrían ser complementados con otras informaciones, como puntos negros, accidentes que hayan existido en tal o cual kilómetro en los últimos diez años, etc. Es decir, que este sistema se puede complementar con información más exhaustiva que podría servir para reducir el número de accidentes de tráfico, información muy diversa…

 

                        6. ¿Si se instalara un sistema de grabación de video en los ciclistas estos estarían más protegidos? ¿Si los conductores supiesen que las bicicletas o los ciclistas, voluntariamente, quienes quieran, pueden llevar ese sistema de grabación quizás serían más prudentes? ¿Si con este sistema, se verían mejor los errores y las faltas, e igual que con el carnet de puntos, servir de disuasión y de enseñanza para conducir mejor…?

 

                        ¿Podría incorporarse en las bicicletas o en los cascos de la cabeza? ¿Existen diversos modelos o se podrían diseñar específicos para las bicicletas…?

 

                        ¿Esto podría servir para reducir los accidentes de tráfico en los que intervienen las bicicletas, también aplicables a las motos, y desde luego a todo tipo de vehículos?

 

                        7. Creo que en el futuro próximo, a través de los GPS se podrán enviar multitud de información de vehículo a vehículo, de la central a cada vehículo según el estado de la carretera, etc. Creo que a través de ese medio se podrán ofrecer multitud de información, de distinto tipo para evitar accidentes de tráfico, para la situación de la vía, para incluir los datos de los accidentes que hayan existido en ese tramo en los últimos diez años, incluso, imágenes de la carretera cien o doscientos metros más adelante, etc.

 

                        8. En la imaginación posible, los conductores podrán llevar unos sensores en la cabeza, dentro de un casco, si llevan casco sea automóvil o moto, y estos sensores podrán enviar señales a su propio GPS, y al mismo tiempo éste a una central. Y de forma automática, si la central captara algún movimiento no coordinado, por ejemplo, ralentización excesiva, o quizás habría alguna manera de fijar la cantidad de alcohol por algún medio, u otros vectores-parámetros que se comunicarían a la central a través del GPS, pues ese vehículo sería informado, a través de estos medios que no puede conducir o no se puede mover, y que tiene que aparcar, hasta que las fuerzas de seguridad llegasen a dicho punto, y ya analizasen la realidad concreta.

 

                        Es obvio y evidente, que la combinación de sistemas informáticos, telemáticos, etc., ofrece una multitud de campos posibles. Un horizonte inimaginable, y creo que por aquí, vendrán muchas soluciones para evitar accidentes de tráfico, hasta que se llegue al automóvil que se conduce solo o automáticamente por sistemas informáticos, que supongo será una realidad dentro de unas décadas. Pero hasta ese momento, estas medidas podrían ser ya necesarias y podrían ahorrar accidentes y muertes en las carreteras. Países que sus infraestructuras y economías fuesen más deficientes, podrían ir copiando las tecnologías de menos nivel, ideas más simples y mecánicas, y poco a poco, ir aplicando este tipo de medidas que pueden ya desarrollarse.

 

                        9. Pienso, que no sé si sería muy práctico, obligar de alguna manera, a quién haya tenido un accidente grave, después de que haya sido el juicio y todas esas demandas, quizás, algunos querrían escribir su experiencia. Quizás, nos darían ideas, expondrían sus puntos de vista, algunos se arrepentirían de haber ido tan deprisa, quizás de haber bebido demasiado. Quizás, de otras normas o de otras sugerencias. Porque al final, los humanes aprendemos, también en la cabeza de los otros, el aprendizaje vicario. He indicado escritura, pero puede ser grabado en video, o en audio, o en los distintos sistemas. Se podrían difundir por Internet, tener enlaces a medios de masas, etc.

 

                        Estas experiencias, quizás podrían publicarse con el permiso de los protagonistas en Web dedicadas a este fin, evitar accidentes de tráfico, en alguna pestaña de la DGT.

 

                        10. Estas medidas y sugerencias de este artículo, son para estudiar y analizar y perfeccionar por grupos de expertos. No están terminadas, por lo tanto, no son totalmente eficientes, sino que son caminos, algunas, para investigar y desarrollar. Probar y comprobar que tengan un cierto valor o no lo tengan. Es decir, llevar a la práctica.

 

                        Por otro lado, estas ideas y sugerencias, se tendrían que ver a la luz, de la veintena de artículos, aproximadamente, que he escrito, y he publicado sobre este tema. Por consecuencia, un artículo periodístico de opinión, diríamos tiene una limitación de tamaño, incluso de lenguaje, de metodología de redacción, de expresión, etc. Por lo cual, creo que hay que valorarlo a la luz, no solo del texto escrito en estas frases e ideas, sino en todas sobre el mismo tema. Porque unas se complementan con otras, incluso se matizan algunas ideas, o se contraponen, o se expresan algunas de otro modo y manera.

 

            Twitter.com/jmmcaminero     © jmm caminero (08 febrero-18 agosto 2017 Cr).

 

Fin Articulo 903º: “Ideas hipotéticas para evitar accidentes de tráfico, IX”.

 

                                                                       *

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..