Artículo Periodístico 825º: “¿Ascética del sentido?”.

Xornal de Galicia  20 Mayo 2017  Sección; Opinión 103 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 0. ¿La cuestión es si el ser humano, en su dimensión irracional, lo que tradicionalmente se denomina el “sentido”, el ser humano tiene que depurar sus formas de pensar-sentir-desear-hablar, o dicho de otro modo, tiene que racionalizar y dirigir adecuada y correctamente sus dimensiones de la carne-cuerpo-pasiones-deseos-pulsiones-libidos-emociones-instintos-etc.? ¿O si se quiere plantear de forma más sencilla, debe y puede el ser humano, dirigir de forma más correcta y adecuada, moral y ética, e incluso espiritualmente, sus deseos-pasiones-pulsiones-emociones-sentimientos-percepciones, que se plasman en multitud posibles de palabras-gestos-actos-pensamientos-deseos-etc.?

 

  1. En la nomenclatura tradicional, se denomina “sentido”, a toda la parte irracional del ser humano, y se denomina espíritu a la parte racional del ser humano (entendimiento, voluntad, memoria, carácter, quizás también podríamos y deberíamos añadir imaginación, libertad, creatividad, etc.).

                        El concepto de ascética es, en lenguaje sencillo, depurar o purificar o dirigir de forma correcta y adecuada las interioridades y realidades humanas, es decir, someterse a actos, de pensamiento, de lenguaje o palabras, de actos en sí, de emociones-sentimientos, de deseos, pulsiones que sean correctos y adecuados, racional y moral y espiritualmente.

                        Por consecuencia el ser humano, tiene que autodirigirse de forma racional y moral e, incluso espiritualmente, de forma correcta y adecuada estas dos dimensiones sentido y espíritu, irracionalidad y racionalidad, con sus distintos parámetros y realidades.

                        Empecemos al menos, a dar una serie de notas en la posible ascética del sentido. Sé que vivimos unos tiempos que no son aptos para hablar de estos temas, pero también sé, que quizás, pocas cosas como estas cuestiones son esenciales hoy, para los individuos, los colectivos, las familias, la sociedad, los Estados y desde luego para Occidente:

                        - ¿Debemos plantearnos, si el ser humano en su dimensión irracional, ese complejo que lo conforman un magma de percepciones-emociones-sentimientos-pasiones-pulsiones-deseos-libidos-instintos se comporta con ellos y en ellos de forma correcta, racional según los saberes ortodoxos, libre en la medida de lo posible, de forma correcta y adecuada moral, etc.?

                        Esta es la cuestión de fondo o una de ellas, ¿podemos comportarnos o sentir o desear o actuar de cualquier manera, o igual que se conduce el coche con unas normas y leyes, en todo ese volcán interior que llevamos-somos-estamos de percepciones-deseos-pulsiones-pasiones-instintos-emociones-sentimientos, tenemos que poner un mínimo de orden…? ¿O controlamos o dirigimos de forma correcta, nuestras irracionalidades, o éstas acaban ahogándonos, y desde luego, en la práctica se pueden materializar o concretizar, en lo que antiguamente denominaban los siete errores morales graves o siete pecados capitales graves…? ¿Por poner dos pequeños ejemplos: o controlamos de forma correcta, nuestra ingesta de bebidas o podemos caer en estados de ebriedad o de dipsomanía, o controlamos de forma correcta y adecuada la sexualidad, o podemos caer en la lujuria, etc.?

                        - ¿El ser humano tiene y dispone de una enorme capacidad y cantidad de libertad, individual y colectiva, al menos en Europa y en Occidente? ¿Pero esa gran conquista individual y social histórica, que ha costado enormes sufrimientos a lo largo de siglos, ya que tenemos un alto grado de libertad, podemos utilizar esa libertad como queramos, o tenemos y debemos intentar controlarnos de forma adecuada, llevar un orden-reglas-normas, no solo jurídicas, ni solo sociales, sino interiores-exteriores a nivel moral, incluso a nivel espiritual-religioso…? ¿O cada uno, hace lo que quiere-puede, según su parecer-circunstancias-situación-posibilidades, y seguimos haciendo lo que estamos haciendo, cada uno, pongamos de cien grandes normas éticas-morales existentes en la sociedad-cultura, que abarcan multitud de temas y campos, cada uno se salta, cinco, según convenga, cada uno según su parecer y sentido y realidad, y así, vemos bien las reglas-normas éticas, que nosotros nos saltamos, pero no aceptamos, las que se saltan los demás? ¿Y al final, el mundo social e individual se convierte, y caemos en un materialismo moral, un relativismo moral, un hedonismo moral, un epicureísmo moral, un escepticismo moral? ¿O en definitiva, el ser humano, en gran parte, las crisis interiores que sufre, las angustias, penas, sufrimientos, que se concretizan en multitud de temas y cuestiones, se debe, a que los individuos-colectivos-grupos-entidades sociales, no llevamos una ética-moral correcta, ni a nivel teórico, ni a nivel práctico, se salven las excepciones que se salven…?

                        - ¿La cuestión es si el ser humano, analizado desde una ética y moral, que sea suficientemente racional y verdadera y en libertad suficiente y, con otras variables correctas, el saber racional y científico social, y otras medidas racionales y teóricas y prácticas, nos indican que el ser humano puede tener enormes y grandes y graves desórdenes en todo ese complejo, que denominamos irracionalidad, que antes hemos indicado…? ¿Si salimos a la calle, o desde nuestro sillón observamos, la propia conducta externa, la propia conducta o sentimientos   o pasiones internos, si percibimos los actos y las palabra de otras personas, si creemos que sufrimos, unos más y otros menos, unos en unos campos y otros en otros, graves desórdenes morales, desórdenes que nacen de percepciones-impulsos-pasiones-deseos-emociones-sentimientos-palabras-gestos-etc.? ¿O no sufrimos, que nuestra libertad y nuestra autonomía y nuestra conciencia nos permiten hacer lo que creamos hacer, en el campo que queramos y cuándo queramos, solamente con los límites, muy amplios, muy extensos, de la legalidad jurídica y algunas costumbres sociales, que en el mundo occidental, ambos límites son muy amplios y son muy extensos…?

                        - La pregunta, es simple y llana, durante siglos, se ha planteado de multitud de formas y maneras, ¿si el ser humano sufre enormes daños, en su interioridad-exterioridad, en su vida individual-familiar-colectiva-social-cultural-estatal, si no pone orden en ese maremagnum enorme de su irracionalidad, de sus percepciones-sentimientos-pasiones-deseos-pulsiones, de ese maremagnum racional-memoria-inteligencia-libertad-imaginación-creatividad?, ¿si no sigue una moralidad ética, teórica y práctica lo más verdadera posible, lo más correcta posible, lo más racional posible, tanto en sus planteamientos teóricos, como en los actos prácticos…?, ¿para eso el mismo ser humano, se debe obligar a una ascética, ascesis, a una erradicación, a una penitencia, a un autocontrol correcto y adecuado y racional y ponderado y prudente de sus deseos, palabras, pasiones, pulsiones, libidos, percepciones, incluso recuerdos-memoria-inteligencia-entendimiento-carácter-etc.?, ¿no estamos hablando de erradicarlos completamente todos y de todas las maneras, sino de realizarlos-concretizarlos-materializarlos-cristalizarlos de forma correcta, no es no beber nunca medio vaso de vino, sino no caer en la ebriedad, ni tampoco beber cinco vasos de vino, y como este ejemplo, todo, según la materia o el tema o cuestión concreta…?

                        - ¿Porque si el ser humano, no lleva una conducta interior correcta, y por tanto, también una conducta exterior correcta, si no dirige ambas realidades de forma correcta-adecuada-racional-libre, el ser humano, se convierte en una veleta de si mismo, movido por multitud de emociones y vientos externos e internos que no controla?, ¿o dicho de otro modo, empezará no autocontrolando de forma correcta el interior psíquico y moral y espiritual, y acabará no controlando de forma correcta su conducta exterior, incluso perderá en parte su salud moral, su salud física o biológica, su salud económica, su salud social, su salud espiritual, su correcta salud conceptual o teórica en multitud de temas morales y de conducta y metafísicos…?, ¿el hombre o mujer o niño o niña o adulto o adulta o anciano o anciana se convertirá, no en todos los temas o cuestiones, pero si en algunos o en muchos, en un seísmo-volcán sin autocontrol correcto, que le llevará a enormes sufrimientos y angustias y penas, a sí mismo, a sus familiares, a los cercanos, a los demás…?

  1. En su mano-mente-carne, estimado ser de la especie humana, en su mano queda, si usted cree que debe autocontrolar de forma correcta, según el saber ortodoxo, según una moralidad más correcta y adecuada, todo ese volcán, que usted, y todo individuo llevamos dentro, de esa combinación de percepciones-palabras-gestos-deseos-actos-pulsiones-pasiones-instintos-libidos. Si tenemos que poner un orden y un límite, a nuestros actos y actuaciones, sean de palabra, sean de gestos, sean de percepciones, sean de emociones, sean de actos en sí, evidentemente concretizados cada día en una enorme multitud de aspectos-temas-cuestiones-posibilidades-relaciones personales e interpersonales, de nuestro mismo mundo interior y del mundo exterior… En su mano-mente queda que usted si desea, continúe reflexionando sobre estos temas, en definitiva sobre si mismo y sobre los demás… Paz(n)x y bien.  

                        http://soliloquios.blogia.com/">http://soliloquios.blogia.com              © jmm caminero (21 febrero-19 mayo 2017 cr).

Fin artículo 825º: “¿Ascética del sentido?”.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..