La victoria de la coalición conservadora es el resultado visible de las elecciones en Portugal, pero una lectura más profunda de los números revela matices interesantes, como la abstención récord de 43 por ciento.

De hecho, podría decirse que la abstención fue la gran ganadora de los comicios de ayer, pues mientras unos votaron a la derecha y otros a la izquierda, la mayor cantidad de personas decidió no hacerlo por ninguno.

Se trata de un panorama esperado y esperable: esperado dadas las encuestas previas que diagnosticaban un amplio grupo de indecisos, y esperable en una población afectada por cuatro años de aplicación de una férrea política de austeridad.

En 2011 Portugal recibió un rescate financiero de 78 mil millones de euros por parte de instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional, mas a cambio debió aplicar duras medidas de recortes del gasto social.

A nivel europeo, se dice que el gobierno luso fue el más aplicado (de todos los que recibieron rescates) en implementar las exigencias, lo cual le permitió cumplir a tiempo los compromisos con los prestamistas.

Sin embargo, el costo social fue alto: privatizaciones, caída drástica de salarios y pensiones, alza del desempleo a niveles históricos y deterioro de los beneficios sociales; en general, una situación que llevó a medio millón de lusos a viajar al extranjero en busca de oportunidades, en un país de algo más de 10 millones de habitantes.

De ahí que los votantes pasaran factura a la coalición de derecha liderada por el primer ministro Pedro Passos Coelho, la cual en las elecciones del 2011 logró 50,4 por ciento del apoyo y ahora cayó a 38, de acuerdo con los datos preliminares.

Integrada por el Partido Socialdemócrata y el Centro Democrático Social-Partido Popular, la alianza perdió así una mayoría parlamentaria que le permitió gobernar con relativa comodidad en la legislatura anterior: en un parlamento de 230 escaños tenían 132, y ahora quedaron en 104, casi 30 por debajo.

A la contracción notable de la derecha, que constituye casi una derrota, se añade la extensión del terreno de otras formaciones, lo que la prensa local resume como el giro a la izquierda en la Asamblea de la República.

Mientras la coalición fue la única en registrar una baja de escaños, todas las demás consiguieron mejorar sus números, empezando por la principal oposición, el Partido Socialista, que con 32 por ciento consiguió 85 asientos frente a 74 en 2011.

En tercer lugar quedó el Bloque de Izquierdas con 10 por ciento que le garantiza 19 diputados, 11 más que hace cuatro años, y luego la coalición de comunistas y verdes logró ocho por ciento y 17 legisladores, frente a los 10 del pasado periodo.

OPCIONES PARA LA FORMACIÃ"N DE GOBIERNO

La pérdida de mayoría por parte de la coalición conservadora introduce una dosis de incertidumbre a la formación de Gobierno, lo cual Passos Coelho ya reconoció anoche al afirmar que serán necesarios grandes esfuerzos.

Dada la tendencia izquierdista del resto de los partidos con presencia parlamentaria, la alianza tiene opciones mínimas de lograr más apoyos, con lo que quedaría obligada a gobernar en minoría.

En la prensa lusa de hoy, varios analistas recuerdan que casi ningún Ejecutivo de minoría ha logrado finalizar su mandato, por lo que el actual tendría muy pocas posibilidades de hacerlo, sobre todo en un Parlamento que podría darle no pocos dolores de cabeza.

Otra variante sobre la mesa es que los socialistas consigan el respaldo del Bloque de Izquierda o de los comunistas y formen mayoría en el legislativo, con lo cual desbancarían a Passos Coelho y su grupo.

No obstante, esta opción no tiene muchos puntos a favor en tanto el mismo líder socialista, Antonio Costa, declaró que su formación no contribuirá a una mayoría de bloqueo si no está en condiciones de proponer una alternativa creíble de gobierno.

Si quisieran formar una alianza, los socialistas se toparían con demandas radicales del Bloque de Izquierdas y de los comunistas que probablemente no estén dispuestos a asumir.

Con este panorama, la balanza se inclina entonces hacia el gobierno conservador de minoría, aunque la última palabra la tendrán las próximas horas, o días.{jcomments on}

Premio George Campbel del Aula María Zambrano UMA-ATECH para Verónica Membrive de la UAL

Verónica Membrive, profesora e investigadora del Departamento de Filología de...

La seguridad de los casinos evoluciona con la tecnología

La vida es constante evolución y lo que no avanza...

La estrategia más efectiva en los negocios: ser creativos

Cada día aparecen nuevos avances que obligan a las empresas...

¿Cómo invertir en tu propio futuro?

Hoy en día y con los tiempos que corren resulta...

Para las Navidades, actuales y venideras

La navidad es una época centrada en celebrar el nacimiento...

Cómo cambiar la percepción que el público tiene de tu marca

Mantener una buena reputación de cara al público es muy...

Los primeros regalos navideños

Los regalos navideños generan y reafirman los lazos de amistad...

Trabajos verticales con calidad profesional en Sevilla

Prolongar el rango de vida útil de los acabados en...

APÓYATE EN LOS EXPERTOS PARA TENER UNA BODA DE ENSUEÑO

Planificar una boda combina dos aspectos opuestos; por una parte...

Otros articulos relacionados.....