Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En el Ministerio del Interior y en la Dirección General de la Policía son muy conscientes de que las concesiones de medallas en la ministrocamufalsobresueldosbajomedallasdelaverguenzapolicialdenuncianPolicía Nacional y en La Guardia Civil no están exentas de polémica al ser distinguidos mandos de ambos cuerpos, empresarios, artistas, políticos, vírgenes e incluso perros, etc. que causan estupor e indignación en la sociedad y en el conjunto de los colectivos referidos.

En la mayoría de las ocasiones dicha indignación nace de la opacidad en el trámite de las propuestas por parte de los jefes de las diferentes unidades y por la falta de rigor en la designación de algunos candidatos, distinguiendo en muchos de los casos a funcionarios, por amistad o conveniencia, que no reúnen méritos profesionales suficientes. Mandos, que una vez han procedido a la elección de los mismos, se hace difícil que prospere una queja o denuncia interna y que acepten revocar sus propias decisiones. Y por ello pocos funcionarios se arriesgan a quedar señalados para el resto de su vida profesional y perder la oportunidad de obtener una condecoración en futuras propuestas.

El Ministerio del Interior tiene previsto seguir siendo "generoso" con las medallas al menos durante los dos próximos años pese a la situación de interinidad del Ministro del Interior, en un Gobierno en funciones. La Dirección General de la Guardia Civil licitó el pasado año el concurso para adquirir 33.500 condecoraciones que entregar tanto a agentes del Instituto armado como a personas ajenas al Cuerpo durante los años 2016 y 2017. Un elevado número que supondrá a las arcas públicas el desembolso de 467.060 euros, IVA incluido. Otro tanto parecido pasa en la Policía Nacional.

También es verdad que una vez asumida esta situación desde hace ya unos años por la inmensa mayoría de los funcionarios, no ha existido autocritica ni ningún gesto por quienes las proponen y por quienes las conceden en ambos departamentos gubernamentales. Ni tampoco existe una acción decidida por los afectados o sus representantes sindicales que conlleve una denuncia efectiva para tratar de poner fin a estas conductas censurables, y por qué no decirlo, en algún caso, posiblemente merecedora de denuncia en los tribunales.

El OCC es consciente de que esta denuncia pública generara polémica a favor, y también en contra de algún beneficiado o agraciado, si bien cumplimos con nuestro deber y compromiso social al poner el acento en unas distinciones que en la mayoría de las veces se entregan sin justificar por los responsables políticos y que origina grandes titulares en los medios de comunicación.

El observatorio de la Ciudadanía contra la Corrupción desea poner dos ejemplos muy ilustrativos en el presente año para que la ciudadanía pueda manifestarse con conocimiento de causa, y por qué no manifestarlo, se pueda tomar alguna iniciativa popular que comporte alguna denuncia judicial en el caso de alguna concesión sospechosa que comporte asignación económica. En este supuesto, las medallas rojas pensionadas que supone de por vida, algo más de 300 euros mensuales.

No es de recibo que de medallas pensionadas concedidas sin ajustarse a los parámetros legales de su justificación puedan beneficiarse funcionarios sin merecerlo, y que haya en este país parados de larga duración por la precariedad del empleo, en algunos casos, sin percepción económica de ningún tipo por acabar los periodos establecidos para ello.

La CARA de esta denuncia del OCC nos la facilita el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos quien ha rechazado la medalla al mérito policial con distintivo blanco que le iba a entregar el próximo jueves el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, justificando su decisión ante "las actuales circunstancias de máxima exigencia por parte de la sociedad de apariencia de imparcialidad e independencia", según informaron fuentes judiciales.

Merece nuestro total respeto y consideración este magistrado por su decisión inequívoca de alta moral en su profesión, ejemplo para el conjunto de toda la sociedad española y para este Observatorio contra Corrupción.

La CRUZ la representa el actual comisario Jefe de la UCOP, en la Comisaría Provincial de Alicante, Alberto Rubio Mayo, próximo a su jubilación, que ha sido distinguido con una medalla roja ( 360 euros mensuales) a propuesta de la Jefatura Superior de Policía de Valencia que como es sabido dirige el anterior y polémico Comisario provincial de Alicante José Javier Cuasante, que está suponiendo un grave malestar entre los funcionarios de la plantilla, sabiendo su escaso bagaje y curriculum profesional en tareas operativas sin que se le conozca ni haya en ningún momento expuesto su vida o la haya arriesgado en el ejercicio de su cometido, como establece la normativa para este tipo de concesiones. Cruz con distintivo rojo:

1) herido en acto de servicio o por causa de él (excepto accidente, impericia o imprudencia)

2) tres o más servicios en los que medie agresión con armas, aún sin resultar herido

3) hecho abnegado o que manifieste alto valor, en circunstancias de peligro para su persona, con utilidad para el servicio o prestigio para el Cuerpo

4) conducta que merezca especial recompensa por hechos distinguidos y extraordinarios con patente riesgo o peligro personal

Que sepamos desde el OCC el único riesgo que pudo tener este funcionario en los últimos meses fue un accidente con un vehículo policial de los denominados "k" que no nos consta fuese en la persecución sita dentro de un operativo policial o en la detención de un delincuente y que no ha merecido nada más que un gasto para la administración y para el personal de automoción de la DGP y que no supuso lesión alguna para su integridad física.

Este funcionario como Inspector Jefe, estuvo adscrito durante muchos años en tareas de relación entre los juzgados y la institución policial en la ciudad de Alicante por su condición de licenciado en derecho; posteriormente se le designo por libre designación (designación política del Director General de la Policía) a la Comisaría Local de Elda, en el año 2012, originando mucho malestar en sus compañeros de promoción y otros con más antigüedad. Igualmente se tiene constancia que antes de este destino estuvo de agregado en alguna embajada/consulado extranjero que como ya se sabe son destinos muy cotizados por su elevada remuneración económica y objeto de indignación por lo discrecional de la selección de los candidatos.

Es ciertamente curioso que dicho mando policial no luciera ningún tipo de condecoración en el traje de gala el día de su presentación como comisario de Elda y que apenas 4 años después ya estando designado como Jefe de la UCOP luciera en otro acto de presentación un número importante de condecoraciones. No sabemos si podría haber hecho uso de algunas medallas con apenas valor "profesional" que suelen lucir funcionarios con escasas felicitaciones para rellenar o impresionar a los asistentes o si en ese periodo de tiempo ha tenido una "espectacular consideración profesional" que culmine en la irregular concesión de una medalla pensionada.

 

Petreraldia.com

Asimismo OCC desea manifestar que en el ejercicio de sus relaciones con ciudadanos y profesionales de distintos sectores de la administración local y estatal dispone de suficiente documentación para manifestar que los servicios jurídicos del Observatorio de la Ciudadanía Contra la Corrupción, están analizando el proceder del Jefe de la UCOP de la Comisaría Provincial de Alicante al haber remitido dos denuncias a distintos Juzgados de Instrucción de Benidorm, con distintas varas de medir en las conclusiones de las "Informaciones Reservadas" que afectan a varios policías de Alicante y Benidorm, entre ellos un policía local de esta última ciudad, que tendrán necesariamente que ser públicas en un breve espacio de tiempo y de las que deberá necesariamente que comparecer como testigo en caso de que prosigan las instrucciones judiciales.

El Observatorio de la Ciudadanía contra la Corrupción considera que los mecanismos de control de la Policía Nacional, deberían dar respuesta a la inquietud de cientos de funcionarios en las distintas comisarías españolas y en este caso concreto que exponemos, a los de la Comisaría Provincial de Alicante, donde el malestar generalizado con esta medalla roja, supone un claro ejemplo de la desigualdad y trato de favor que impera en los colectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

En Alicante, a 1 de octubre de 2016

 

Junta Directiva Nacional

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..