EL TOPO BLINDADOMadrid, 19 de noviembre de 2015 La Unión de Guardias Civiles, (UniónGC), asociación profesional con representación en el Consejo de la Guardia Civil, mediante esta nota de prensa queremos hacer público que en la mañana del día de ayer, representantes asociativos de UniónGC han presentado queja por escrito en las oficinas de la zona de la Guardia Civil de Andalucía situada en Sevilla por las supuestas irregularidades que han sido cometidas por el Teniente Coronel de la Guardia Civil destinado en la oficina de la Plana Mayor de dicha Zona de Andalucía, que aprovechándose de su cargo supuestamente ha facilitado información al menos reservada al titular y responsable de un coto de caza en la provincia de Huelva.

Estos hechos ocurridos en el mes de octubre de 2014 en el coto de caza “Las Encantadas” provincia de Huelva, que aunque lejano en el tiempo, desde UniónGC hemos optado por agotar los plazos de recurso y quejas ejercidos por los agraviados para hacer público los modos y maneras de no solo el citado Teniente Coronel D. Ignacio Martín de Oliva sino también de los representantes de dicho coto de caza que han intentado mediante escritos varios a diferentes autoridades que su pasado, presente y futuro pudieran seguir haciendo uso de un privilegio distinto al resto de ciudadanos, ajustándose o no a la Ley según convenga y atreviéndose además a dudar de la profesionalidad y falta de adulación de los agentes actuantes el día de los hechos.

El día 21 de octubre de 2014, varios agentes del Seprona (Servicio Protección Naturaleza) destinados en la provincia de Huelva, sabedores de la realización de una montería en el coto de caza “Las Encantadas” localidad de Hinojos y plenamente conscientes que la misma se iba a realizar no ajustándose a las medidas de seguridad exigidas en la reglamentación cinegética, proceden a personarse en dicho lugar para inspeccionar principalmente las medidas de seguridad. Tras la inspección de dicho coto en presencia del titular o representante del mismo, los agentes actuantes, profesionales de la materia, informan al responsable de dicha montería que la misma no podría realizarse con arma larga rayada (rifle) por la corta distancia existente entre los puestos de los tiradores, comunicándole a su vez que la misma en todo caso debería realizarse con arma larga de ánima lisa (escopeta) y por estos hechos procederían a levantar acta y no denuncia para comunicación a los efectos de constancia y responsabilidad.

Como es de suponer los allí presentes responsables y usuarios del coto no podían consentir que se les prohibiese el ejercicio de la actividad o se les limitase la misma, legal o no, desde luego la montería debiera producirse. Con insistencia y veladas recomendaciones al final los “deportistas” cazadores deciden no realizar la montería ya que al parecer el seguro de responsabilidad civil obligatorio no se haría responsable de las posibles incidencias de realizarse dicha actividad habiendo un acta de la guardia civil haciendo constar la prohibición de usar armas largas rayadas (rifles).

Este hecho y no otro es el que da comienzo a un ataque constante y mediatizado dirigido a los agentes de la guardia civil autores del acta por supuesta irregularidad y no paralización de la montería. Diferentes medios de comunicación haciendo uso de información dirigida y alejada de la verdad, buscan el descrédito de los agentes. Desde la dirección del coto de caza y desde la dirección de A.T.E.C.A (asociación empresarial de criadores y titulares de cotos de caza de Andalucía) se han enviado diferentes cartas de queja al General Jefe de la Zona de la Guardia Civil en Andalucía e incluso al

Ministro de Interior relatando hechos que intencionadamente resultan ser de poco rigor tanto en su forma como en su contenido.

En uno de estos escritos dejan claro los recurrentes que “la guardia civil ya no es lo que era y que desgraciadamente estaba cambiando”, hecho este que desde UniónGC entendemos como afortunada afirmación ya que lo que antes se podía hacer desde una clara situación de dominio o posición social ahora la Ley está para ser cumplida por todos y cada uno de los ciudadanos independientemente de su raza, religión y “elite social” que ocupen, añadiendo además en dicho escrito que “el ciudadano se siente desencantado y perjudicado”, claramente dirigiendo unas acusaciones del todo interesadas y faltas de rigor provocadas en gran medida por la no recaudación de cantidad alguna por la no celebración de dicha montería de intereses económicos interesantes.

Más preocupante resulta la supuesta revelación efectuada por parte de un oficial superior de la guardia civil que según consta en otro de los escritos presentado por el presidente de dicha asociación A.T.E.C.A, este manifiesta que en llamada telefónica recibida por el organizador de la montería inspeccionada, dicho organizador le confiesa que el día anterior le había llamado el Teniente Coronel D. Ignacio Martin de Oliva, invitado también al evento cinegético, para informarle que dicha montería iba a ser inspeccionada por guardias civiles del Seprona por la imposibilidad de realizar la misma con armas largas rayadas (rifles), hecho este que podría constituir una falta muy grave tipificada en el artículo 7.17 de la Ley Orgánica 12/2007 (Régimen Disciplinario Guardia Civil), perjudicando el desarrollo de la labor policial o incluso pudiera ser constitutivo de un ilícito penal reflejado en el artículo 417.1 del Código Penal en cuanto a la supuesta revelación de secretos cometido por un funcionario público al tratarse de información de la que disponía por razón de su cargo y que no debía ser divulgada bajo ningún concepto.

Desde UniónGC no estamos dispuestos a permitir que hechos como estos falseados intencionadamente desacrediten la labor profesional de los guardias civiles del Seprona de la Comandancia de Huelva que en el ejercicio de sus funciones han inspeccionado una actividad cinegética que no cumplía la normativa vigente en cuanto al uso del tipo de armas a portar y si bien no han prohibido la actividad si han permitido y dado opción a que los cazadores ejercieran la misma garantizando la legislación vigente como al resto de ciudadanos de este país aunque voluntariamente no han accedido a ejercer dicha actividad cinegética.

UniónGC.

¿Dónde se pueden estudiar las lenguas cooficiales de España en Andalucía?

:CON MOTIVO DE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES GENERALES ASÍ COMO AL...

Robert Boyd, un irlandés en busca de la libertad en España. Por Francisco Javier Salmerón Giménez

Después de defender Cartagena y Alicante del cerco realizado por...

Telefónica del Perú y Ley N° 29733 - Ley de Protección de Datos Personales por declaraciones de Luis Vargas

Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: apedanica.ong@gmail.com Asociación...

Relaciones España-Irlanda Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos de la Universidad de Málaga

El Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos de la Universidad...

Ventajas de escoger imágenes gratis sin derechos

En la gran mayoría de proyectos, ya sea para diseñar...

Lo que necesitas saber sobre el turismo deportivo

¿Quieres unas vacaciones diferentes este año? El turismo deportivo es...

Aumenta el número de jugadores online

Hace unos años, nos parecía que el mundo del deporte...

Otros articulos relacionados.....