Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Galicia es un referente en la utilización de esta energía, ya que posee el 15,5% de la potencia instalada en todo el territorio nacional, según datos de la Asociación Clúster da Xeotermia Galega (Acluxega)

 

La energía geotérmica es un tipo de energía que se almacena en forma de calor debajo de la superficie de la tierra y que es inagotable, al contrario de lo que sucede con otras fuentes que dependen de las condiciones climáticas como, por ejemplo, la energía eólica o el sol. Por este motivo, la geotermia se está convirtiendo en un recurso cada vez más utilizado en los proyectos de construcción gracias a los importantes ahorros económicos y medioambientales que genera.

 

Una tendencia que empezó hace años en Europa y que en la actualidad está siendo cada vez más utilizada en España. La necesidad de utilizar fuentes de energías más limpias y reducir la dependencia que tiene de España en cuanto a la importación de combustibles fósiles está propiciando este cambio.

 

Y es que, según diversos estudios, está estimado que la geotermia eléctrica evitaría la importación de cerca de 710.000 toneladas equivalentes de petróleo en combustibles fósiles hasta el año 2030. Además, evitaría la emisión de aproximadamente 1,9 millones de toneladas de CO2, lo que en términos económicos equivale a unos 38 millones de euros hasta 2030.

 

Al respecto, Galicia está siendo una de las regiones pioneras en la utilización de la geotermia, ya que según la Asociación Clúster da Xeotermia Galega (Acluxega) este territorio posee el 15,5% de la potencia instalada en España pese a representar tan sólo el 6% de la población total.

 

La política de subvenciones de geotermia en Galicia también ha beneficiado la instalación y ejecución de proyectos que tienen como fuente de energía la acumulada en el subsuelo. Para los consumidores finales, la instalación de geotermia genera además importantes ahorros económicos en su factura eléctrica. En concreto y si se compara la geotermia con soluciones de calderas de gasóleo o enfriadoras condensadas por aire se puede conseguir un ahorro del 60 ó 75%, mientras que frente a una caldera de condensación de gas el impacto sería de un 30% menor. Si se compara con otras fuentes el ahorro energético puede llegar a ser superior al 80%.

 

Otra de sus beneficios es que las las bombas de calor geotérmicas tienen la ventaja de que son reversibles, pudiendo aportar tanto calor como frío, por lo que las posibilidades de combinación con este tipo de ventanas se amplían aún más.

 

La aerotermia, una opción también interesante

Otra solución realmente interesante para conseguir una mayor eficiencia energética es la utilización de bombas de calor  en la vivienda para reducir los consumos de calefacción y refrigeración. La aerotermia es una tecnología limpia, no contaminante y eficiente.

 

A la hora de instalar esta tecnología en residenciales también hay que tener en cuenta una serie de ventajas con respecto a otras soluciones. Entre ellas destaca que los sistemas de aerotermia residenciales tienen un mantenimiento prácticamente nulo, al tiempo que no generan residuos como sucede con los los sistemas de combustión.

 

Unas mejoras que no dejan de crecer con cada modelo nuevo, algo que está haciendo que en España sea desde hace años el tipo de tecnología más utilizada a la hora de instalar un sistema de refrigeración. Más o menos está estimado que en España se han instalado desde el año 1995 más de 30 millones de equipos de aire acondicionado, siendo desde hace años prácticamente todos bomba de calor. En este sentido y según los datos manejados por la Unión Europea (UE), las bombas de calor producen en España unos 30,8 TWh, lo que representa cerca del 3% de toda la energía limpia del país.

 

Y es que el funcionamiento de estos equipos estriba en que extraen hasta un 75% de su energía del aire de la atmósfera, siendo solo el 25% procedente de la electricidad. Esta situación está provocando que estén sustituyendo a la utilización de las calderas de gas natural y gasóleo, más contaminantes.


En lo que se refiere a la diferencia gasto económico que representa para los dueños de un equipo de aerotermia este también es muy importante si se compara con el resto de soluciones. En concreto, la estimación dice que los sistemas de calefacción por aerotermia pueden calentar los hogares un 25% más barato que el gas natural y su precio es un 50% inferior si se compara con los costes de calentar las viviendas con calderas de gasóleo.

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..