Mucha gente que enfrenta deudas enormes se pregunta cuál es la mejor estrategia para pagarlas. ¿Serían los nuevos préstamos rápidos (uusi pikavippi avattu) la única solución? La respuesta depende de factores múltiples. Encontrar un plan sobre cómo manejar tus cuentas es importante. Si lo haces, te pondrá por delante de muchas personas, dado que más de un cuarto de la gente no tiene planes de pagar sus deudas.

 

Aquí hay cuatro cosas que tienes que tener en cuenta al reducir lo que debes.

 

  1. Calcula tu tasa de rendimiento

 

Mira la tasa de interés del préstamo en comparación con la tasa de rendimiento que potencialmente podrías ganar con ese efectivo. Si puedes ganar más con esa inversión de lo que pagas con la deuda, probablemente sea mejor mantener la deuda, porque de esa manera vas a ganar más con ese efectivo de lo que estás pagando.

 

  1. Prioriza tus pagos

 

Haz una lista de tus deudas, incluyendo los saldos y las tasas de interés. (Toma nota si el interés es potencialmente deducible de impuestos, por ejemplo, para un préstamo estudiantil o una hipoteca. Eso reducirá tus costes de endeudamiento).

 

A continuación, prioriza los préstamos que pagas por tasa de interés, también conocido como el método de avalancha. Esta estrategia significa que primero atacarás las deudas de mayor coste.

 

Otra técnica, el método de la bola de nieve, funciona pagando las deudas de menor a mayor, pero eso puede ser más costoso porque no tomas en cuenta el interés.A algunas personas les gusta enfocarse quizás en sus préstamos más pequeños y pagarlos primero. Tendemos mirarlo más desde lo más caro y solemos pagar ese primero.

 

  1. Pesar una buena deuda vs. deuda incobrable

 

Diferentes tipos de deudas afectan tu vida de manera diferente, positiva o negativamente. La deuda que te ayuda a establecer los objetivos a largo plazo, como una hipoteca para comprar una vivienda o préstamos estudiantiles para financiar tu educación, puede considerarse una buena deuda. Esos préstamos te están ayudando a construir un activo, pero los activos depreciados que no son deducibles de impuestos, como las tarjetas de crédito, generalmente se consideran deudas incobrables. Determina qué es bueno y qué es malo, y trata de evitar lo malo lo mejor que puedas.

 

  1. Toma tus sentimientos en cuenta

 

Puedes dormir mejor por la noche sabiendo que no tienes deudas pendientes. En ese caso, tendrá más sentido pagarla. Si te hace sentir mejor, si duermes mejor, si estás jubilado, quizás un poco mejor sin tener la deuda, entonces de todos modos, págala.


A veces, intentamos dejar esos malos hábitos de lado, pero no tenemos éxito. Aún así, no hay que desesperar, porque siempre se encuentran soluciones. En ese caso, si esos pasos no funcionan, existe otra alternativa. La ayuda puede ser un sitio web como: www.heti24.fi, que puede ofrecerte la ayuda necesaria para que puedas superar un periodo difícil en tu vida y para resolver tus problemas que son urgentes .

El mejor servicio de catering para Navidad

Se acercan las fechas navideñas, momentos para compartir en familia...

¿Conoces la forma correcta para ingresar a tu correo hotmail?

Desde el año 2013, la plataforma de correo electrónico conocida...

En España los jugadores de tragaperras son cada vez más jóvenes

Un estudio publicado en el 2017 por el Ministerio de...

Consultas telefónicas de Tarot, una oferta que se ilumina en el camino

La suerte y su lectura ha sido un recurso que...

Business over Tapas November 8 2018 Nº 277

Editorial: The first call to ban Nolotil, a pain-reliever popular...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi