Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 


Como la buena salud y la juventud, la mayoría de nosotros damos por sentado que siempre vamos a tener pelo en nuestra cabellera, hasta que desaparece.

 

 

Para muchas personas, la pérdida de cabello es fuente de inseguridad, angustia, tristeza, e incluso depresión. Por suerte, hay varios tratamientos que se pueden poner en práctica para recuperar el pelo perdido.

 

¿El más eficaz? El trasplante capilar. Esta técnica puede repoblar de nuevo la zona calva, aunque no sea completamente, por lo menos sí en parte.

 

Si perder pelo está empezando a preocuparte, no esperes a quedarte calvo. El trasplante de pelo puede ser una buena manera para que te sientas más seguro de tu aspecto. ¿Quieres saber en qué consiste?

 

¿Qué es un trasplante de cabello?

 

Es un tipo de cirugía que traslada un área con pelo a otra área calva, que tiene buenos resultados en la mayoría de los casos, y la única manera de recuperar el cabello en las zonas en las que se ha perdido.

 

Este tipo de trasplante se lleva haciendo desde la década de 1950, pero las técnicas han ido evolucionando a lo largo del tiempo, cambiado mucho gracias a la tecnología, en los últimos años.

 

El procedimiento se realiza en las instalaciones de la consulta del médico especialista, sin ser necesario un ingreso.

 

Primera parte del transplante: la extracción

 

Antes de nada, se realiza una historia médica detallada, con un estudio analítico y un electrocardiograma para asegurarse de que el paciente tiene un buen estado de salud.

 

Una vez ya en el quirófano, el médico realiza una limpieza exhaustiva del cuero cabelludo, para eliminar cualquier partícula de suciedad y esterilizar todo lo posible la zona a tratar.

 

Seguidamente, se inyecta una anestesia local para adormecer la parte posterior de la cabeza y que el paciente no sienta ningún tipo de dolor.

 

Hay dos maneras de obtener los folículos de pelo para trasplantar: la técnica Tira, y la técnica Fue.

Las dos técnicas son efectivas, y la elección de una u otra dependerá de cada paciente bajo la recomendación del médico.

 

Técnica Tira

 

También llamada Banda, Strip, o FUSS (Folicular Unit Strip Surgery). Con ésta técnica, el cirujano extrae una tira de 0.8 cm de anchura de la piel de la parte posterior de la cabeza, que contiene los folículos pilosos.

 

Esta área es ocultada inmediatamente por el pelo de alrededor, por lo que la cicatriz no se ve.

 

El equipo médico divide la franja de cuero cabelludo extraído en cientos o miles de injertos minúsculos, cada uno con un pelo individual. El número y el tipo de injerto depende del tipo de pelo, de la calidad, el color, y el tamaño del área del trasplante.

 

Técnica FUE (Folicular Unit Extraction)

 

En esta técnica se rasura la parte posterior del cuero cabelludo para poder extraer los folículos pilosos de uno en uno.

 

Las nuevas tecnologías han propiciado la técnica FUE robótica. El sistema ARTAS permite extraer unidades foliculares de mayor exactitud y sin dejar ninguna marca o cicatriz.

 

La tecnología de imágenes del robot permite la extracción de unidades foliculares con mayor precisión que la laboriosa extracción manual.

 

El procedimiento con ARTAS es mínimamente invasivo, más rápido y preciso, genera menos molestias, menos cicatrices, la recuperación es más rápida, y los resultados son muy buenos en la gran mayoría de los casos.

 

El único inconveniente, es que el paciente debe tener cabello oscuro y liso para poder realizarlo.

 

¿Dónde se realiza la técnica con el sistema ARTAS?

 

La Clínica Imema, dirigida por el Dr López Bran, es el primer centro en España y el tercero de Europa que aplica la tecnología robótica patentada ARTAS con técnica FUE.

 

Tras más de 25 años de experiencia en la cirugía de la calvicie, el Dr. Eduardo López Bran es el precursor de las técnicas más avanzadas de trasplante capilar, como el sistema ARTAS.  

 

Imema, equipo médico especializado en trasplantes capilares con este innovador sistema, se encuentra en la calle Juan Hurtado de Mendoza 15, Madrid.

 

Segunda parte del transplante: la inserción

 

A partir de aquí, el procedimiento es el mismo en ambos casos. Después de separar las unidades foliculares una a una, se prepara la zona receptora, aplicando suero fisiológico para distender la zona.

 

Después de adormecer el área, se realizan microincisiones con una aguja para poder introducir cuidadosamente los folículos pilosos en cada uno.

 

Dependiendo del tamaño del trasplante, el proceso tardará entre 4 y 8 horas. Y el paciente podrá irse a casa a los pocos minutos de finalizar, por lo que no es necesario ningún ingreso.

 

¿Los resultados?

 

El pelo crece unos pocos milímetros al día, por eso se pueden ver los resultados a los pocos días, aunque hay que esperar varios meses para ver el resultado final, cuando el pelo haya mejorado, aumentado de grosor y longitud. La repoblación es perceptible en la mayoría de los casos.    

 

En la mayoría de los casos no es necesario otro trasplante, aunque puede ser necesario en el caso de que se continúe perdiendo pelo o se desea un cabello más espeso.

 

 

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..