Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Mantener un buen control de nuestra tensión es importante para nuestra salud

 

Cuando hablamos de la tensión alta, o de hipertensión, muchas personas piensan que es una más de las enfermedades modernas a las que estamos acostumbrados hoy en día. Al fin y al cabo, todos tenemos algún familiar o conocido que tiene la tensión alta y que tiene que tener una serie de precauciones en su día a día, recomendadas por un médico, con las que se suele solucionar (o al menos controlar) el problema. No obstante, muchas personas desconocen los verdaderos riesgos que supone tener la tensión alta al igual que lo importante que es realizar mediciones periódicas de la misma como una de las mejores formas de prevenir y de controlar nuestra salud.

 

 

¿Qué es la hipertensión y cómo puedo medir mi presión arterial?

Como acabamos de mencionar, la hipertensión es una enfermedad crónica del corazón que se caracteriza por el aumento de la presión arterial de forma continua y sostenida en el tiempo que puede tener consecuencias muy graves si no se controla a tiempo. De hecho, esta elevación de la presión hace que exista una mayor resistencia en el corazón, lo que provoca un aumento de su tamaño para poder hacer frente a ese sobreesfuerzo pero donde no vemos un incremento equivalente del riego sanguíneo, por lo que esta descompensación entre el tamaño del corazón y la falta de sangre que le llega puede provocar problemas cardiacos como insuficiencias, arritmias o anginas de pecho, entre muchos otros. Además de reblandecer las paredes de la aorta y provocar que estas sean más propensas a dilataciones o roturas que normalmente acaban en un trágico resultado.

Por ese motivo, cada vez son más los profesionales de la salud que recomiendan llevar un control de nuestra tensión arterial desde casa para así ser capaces de identificar esta enfermedad en un primer momento y evitar las complicaciones que puede llegar a tener de no tratarse a tiempo. Al fin y al cabo, debemos recordar que, a pesar de su gran prevalencia, la hipertensión a menudo pasa desapercibida entre la población hasta que sus signos son demasiado evidentes y mucho más difíciles de revertir. No obstante, y a pesar de que tenemos muchos tensiómetros a nuestra disposición con los que medir fácilmente nuestra tensión arterial desde casa, como podemos ver en esta comparativa de omron, a la hora de la verdad son muchas las dudas que surgen al respecto.

 

¿Cómo medir la tensión arterial desde casa?

Antes de hablar de la mejor forma de medir nuestra tensión arterial para obtener resultados fiables que poder llevar a nuestro médico en caso de necesitar tratamiento, es necesario comentar brevemente cuáles son los valores normales y qué se considera tener la tensión alta. En ese sentido, una presión arterial normal se encontrará en unos valores entre los 120-129 mmHg máximos para la presión arterial sistólica y los 80 y 84 mmHg mínimos para la presión arterial diastólica, siendo posible encontrarnos con valores algo más bajos para este último rango sin que ello suponga un problema de salud. Por el contrario, los niveles superiores a 130-139 mmHg y 80-89 mmHg como máximos y mínimos respectivamente se consideran como altos.

Una vez que sabemos esto, ya podemos medir nuestra tensión para saber si nos encontramos o no en un rango saludable. Para ello, debemos tener en cuenta una serie de puntos:

  • Debemos comprar un tensiómetro que sea válido, como por ejemplo cualquiera de los que aparecen en la comparativa que hemos indicado antes.

  • Debemos medir la tensión a la misma hora, dado que los valores cambian a lo largo del día.

  • Cuando vayamos a medir nuestra presión arterial, deberemos estar relajados, sentados cómodamente, en una habitación tranquila, sin interrupciones y con una temperatura de unos 20-25 º C. Además, no debemos tener las piernas cruzadas ni llevar ropa que nos oprima el brazo.

  • En función del tensiómetro que tengamos, deberemos colocarlo en el brazo o en la muñeca. Ambos son igual de válidos si se usan bien, tenemos que usar el que mejor se adapte a nosotros.

  • Finalmente, no deberemos hablar durante la medición y lo recomendable es hacer dos mediciones seguidas, separadas por unos minutos. Con los resultados, haremos una media que serán los valores de referencia que mostrar a nuestro médico.

 

La prevención: el mejor tratamiento

Por último, debemos recordar que a pesar de que medir nuestra tensión pueda ser una buena forma de controlarla, si queremos evitar la hipertensión, será fundamental que sigamos un estilo de vida sano donde no tienen cabida ni el tabaco ni el alcohol y donde el ejercicio físico tiene que ser diario. Además, deberemos mantenernos en un peso saludable y tener unos hábitos dietéticos sanos, consumiendo abundantes frutas, verduras y grasas saludables y eliminando los productos procesados.

 

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..