Cómo es un adicto al cibersexo

11 Octubre 2017  Sección; Especiales 762 votos

Desde hace años Internet ha facilitado enormemente el acceso a contenido sexual de toda índole, desde fotografías eróticas que anteriormente tardaban minutos en cargar por completo hasta vídeos pornográficos que actualmente se reproducen con inmediatez gracias a la velocidad con la que cuentan las conexiones de red de hoy en día.

Entre los contenidos que más han incrementado su éxito en la última década se encuentran las escenas emitidas en directo por medio de cámaras web, las cuales ofrecen una serie de alicientes a los usuarios que prefieren interactuar con el objetivo no solamente de sentirse integrados en aquello que ven en la pantalla, sino también de realizar peticiones y deleitarse cuando las mismas son cumplidas.

 

 

Las webcam sexo reciben millones de visualizaciones a diario. Muchas de ellas vienen dadas por usuarios que consumen este tipo de contenidos de forma esporádica o habitual alternando con otro material erótico de su interés, pero otras reproducciones son llevadas a cabo por parte de los conocidos como adictos al cibersexo. Este tipo de internautas dedican múltiples horas a la semana a navegar por la red en busca de emisiones en vivo llevadas a cabo no solamente por mujeres, sino también por hombres que deciden mostrarse ante la cámara. Casi un 10% de los consumidores de Internet muestran un comportamiento compulsivo al disfrutar de este tipo de escenas en directo, una cifra alarmante que es fruto de varios aspectos.

 

En primer lugar conviene destacar el hecho de que en una webcam amateur no acostumbran a participar actrices porno que se dedican profesionalmente al mundo del erotismo, sino que las sesiones son efectuadas por personas que simplemente ansían mostrarse ante los demás independientemente de que deseen o no lucrarse por medio de dicha actividad. Ello ocasiona que para los usuarios resulte mucho más cercano y creíble este tipo de contenido en comparación con los típicos vídeos pornográficos. A este factor se suma la posibilidad de pedirle a la fémina, el chico o la pareja aquello que el internauta quiere que sea realizado delante de la cámara, desde una postura en concreto hasta una práctica sexual. Algunos usuarios se limitan a escribir comentarios en el chat esperando una respuesta, pero en cualquier caso es la interacción lo que produce la sensación de bienestar que acaba propiciando la adicción que cada vez presenta un mayor porcentaje de la población.

 

Alrededor del 50% de los sujetos que invierten una excesiva cantidad de tiempo en la reproducción de las mencionadas emisiones eróticas cuentan con pareja estable, hecho que desmiente el mito de que los adictos al cibersexo en su gran mayoría terminan enganchándose a las webcam online por la ausencia de una pareja en sus respectivas vidas. Por otra parte, la adicción no es únicamente masculina, puesto que entre el 15 y el 20% de los usuarios que presentan comportamientos descontrolados en este sentido corresponde a mujeres. En ambos casos acostumbran a ser individuos jóvenes que se ven atraídos por las posibilidades virtuales que ofrecen las cámaras web. De hecho, son muchos los terapeutas que coinciden en afirmar que psicológicamente la acción de visualizar en pareja escenas de este calibre puede ayudar a que la relación amorosa entre dos miembros mejore gracias sobretodo al aumento del apetito sexual que produce. Pero es precisamente éste último factor el que acaba afectando negativamente a algunos individuos, ya que tanto acompañados como en solitario empiezan a practicar la masturbación con una frecuencia desmesurada.

 

Poquísimos sujetos de los que han caído en las garras de dicha adicción dan el paso de admitirlo, puesto que tienden a ser repudiados por la sociedad. A pesar del rechazo que ello ocasiona sienten una necesidad incontrolable de seguir disfrutando del erotismo que desprenden los chicos y las chicas que muestran sus bellos cuerpos en la red, masturbándose varias veces al día con todo lo que ello acaba acarreando, desde daños en las relaciones sociales que paulatinamente se van deteriorando hasta problemas económicos y laborales. Y es que la mente de un adicto al cibersexo no es capaz de concentrarse al cien por cien en aquello que verdaderamente es importante, ya que su obsesión por las sesiones de webcam le persigue durante el transcurso de las 24 horas impidiendo que pueda ofrecer un buen rendimiento en su puesto de trabajo.

 

Son innumerables los internautas enganchados a las cámaras web sexuales que han perdido su trabajo sin que ello les afectase psicológicamente no solo por el hecho de que un elevado porcentaje de los adictos pertenecen a la clase económica media-alta, sino también por la incapacidad de asimilación de su cerebro, el cual está centrado única y exclusivamente en seguir recibiendo los estímulos provenientes del cibersexo. Es por ello que si sospechas de que alguien de tu entorno presenta una adicción de este tipo, observando desde problemas con su pareja y síntomas de fobia social hasta una autoestima por los suelos, conviene entablar una conversación seria con el individuo en cuestión para que primeramente admita su problema y, seguidamente, pueda ponerle fin con tu ayuda y la de un psicólogo.

 

¿Dónde se pueden estudiar las lenguas cooficiales de España en Andalucía?

:CON MOTIVO DE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES GENERALES ASÍ COMO AL...

Robert Boyd, un irlandés en busca de la libertad en España. Por Francisco Javier Salmerón Giménez

Después de defender Cartagena y Alicante del cerco realizado por...

Telefónica del Perú y Ley N° 29733 - Ley de Protección de Datos Personales por declaraciones de Luis Vargas

Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: apedanica.ong@gmail.com Asociación...

Relaciones España-Irlanda Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos de la Universidad de Málaga

El Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos de la Universidad...

Ventajas de escoger imágenes gratis sin derechos

En la gran mayoría de proyectos, ya sea para diseñar...

Lo que necesitas saber sobre el turismo deportivo

¿Quieres unas vacaciones diferentes este año? El turismo deportivo es...

Aumenta el número de jugadores online

Hace unos años, nos parecía que el mundo del deporte...

Otros articulos relacionados.....