Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las réplicas de armas de fuego son las protagonistas de gran cantidad de actividades. Al menos así lo muestran las estadísticas de venta en España, donde este tipo de productos han logrado alcanzar a muchas personas que, por curiosidad o por pasión, se acercan a ellas con naturalidad aficionándose a las mismas, aunque por motivos muy diversos y variopintos.

 

No cabe duda de que hablar de armas de fuego es uno de los mayores tabúes de la sociedad moderna. A pesar de que desde diversos sectores intentan naturalizarnos para que las aceptemos sin preguntas, la mayoría de nosotros guarda cierto recelo a estas de forma lógica debido al gran peligro que conllevan. Sin embargo, no ocurre así con las simulaciones y réplicas de armas, las cuáles son idénticas solo que su manejo no supone ningún tipo de riesgo. Esto aumenta el atractivo del sector y quizá sea por este motivo que una serie de productos pertenecientes a este nicho de mercado se han vendido en España con tanto éxito. Al menos tres motivos estarían involucrados en este incremento de ventas al que hacemos referencia: las réplicas de armas, en todas sus variantes y versiones.

8be6b848c7a6c8dbf3c8371065978f12.jpg

El auge del coleccionismo de armas

A causa de las regulaciones que existen al respecto, es prácticamente imposible –salvo que tengas un cargo militar- poder coleccionar armas de fuego reales. La industria del coleccionismo sabe de esto, y por eso muchas personas coleccionan las llamadas armas detonadoras, que también se suelen conocer como armas de fogueo. Son idénticas a la versión real de las armas, sólo que no disparan ninguna bala. Emiten el sonido, son exactamente réplicas de las mismas, pero sin ningún riesgo para el usuario ni para terceros.

Así, mientras algunos modelos cuestan no más de 50 €, otros modelos exclusivos –sobre todo las armas largas- se comercian por cientos de euros.

La práctica deportiva

La práctica de tiro en España tiene muchos adeptos, y nada ha tenido que ver el Rey saliente. Desde el Paintball en adelante, hay muchas variantes de deportes que utilizan las réplicas de armas. Incluso, de forma casera, muchos adultos jóvenes utilizan estas pistolas de perdigones para animar cualquier tarde de verano, utilizándolas con botellas, platos y otros elementos de práctica de tiro para probar su pericia con ellas.

Y es precisamente debido al auge de los deportes de este tipo, como es el caso del paintball o el airsoft que cada vez hay más ventas de réplicas de armas en España, así como un desarrollo de empresas alrededor de esta industria del modelismo de armas de fuego, desde la manufacturación hasta el transporte y la entrega de forma discreta.

La exposición mediática de las armas

La gran exposición que se le da en los medios de comunicación y redes, desde producciones para el cine hasta pequeños vídeos de armas hace que veamos este elemento como algo “espectacular”, queriendo emular muchas de dichas escenas, y por qué no meternos en la piel de las nuestras propias (de hecho, este es el principal aliciente de los juegos con réplicas de armas). Consecuentemente, mientras mayor contenido haya sobre estas, a modo de tutoriales, guías, historias, casos televisivos, etc. Mayores interesados habrán en conseguir réplicas de armas.

Y aunque queda claro que el uso de estas armas requiere también de sumo cuidado, ya que en algunos casos, las armas de perdigones o balines son capaces de lastimar, la mayoría de los usuarios se acerca a ellas por curiosidad, por coleccionismo o para usarlas en la práctica en ambientes seguros, como los deportes que las implementan, tal como sucede con el Paintball.

 

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..