El auge de los microcréditos es un fenómeno cada vez más creciente. Es, de hecho, una propuesta que tiene cada vez más adeptos, porque permite una solución rápida y fácil a una situación o problema puntual. Si a esto le sumamos la comodidad de poder acceder a él sólo con un par de clics, a cualquier hora y desde cualquier lugar, se entiende perfectamente el por qué es tan elegido. En este artículo os contamos un poco sus características y os explicamos cómo funciona.

 

 

 

¿Para qué casos es lo más indicado? Un microcrédito, minicrédito o prestámo on line es ideal para todos esos casos en que necesiten solventar un gasto puntual. Puede tratarse de una emergencia, o de una oportunidad que no quieras perder. Digamos por ejemplo que te han puesto una multa, o que tienes las facturas de la luz atrasadas, o que tienes que comprar un regalo de bodas, y te encuentras sin liquidez. Este tipo de préstamos vienen al dedillo, porque al no tratarse de sumas cuantiosas, el procedimiento para solicitarlo es rápido y simple. Claro que no te servirá si lo que necesitas son sumas de dinero importantes; es decir, si lo que quieres es comprarte una casa, este tipo de créditos no son para ti. Recuerda que un minicrédito está especialmente diseñado para aquellos casos en que se necesitan pocas sumas de dinero y por poco tiempo, ya que los plazos de devolución son cortos, por lo general entre un día y un mes.

 

¿Por qué es una alternativa válida al préstamos bancario? Primero, porque aquí estamos hablando de valores menores, es decir, tu solicitud de dinero es por un monto relativamente pequeño, digamos de hasta 300 euros. Además, un préstamo bancario suele ser engorroso en cuanto al papeleo, la solicitud siempre se hace presentando una gran cantidad de documentación que tiene que ser leída y aprobada, consumiendo mucho tiempo. Y tú tienes que reunir una serie de requisitos que pide el banco para poder ser beneficiario. Si estás en una situación de urgencia y necesitas contar rápidamente con poca cantidad de dinero -algo así como la cantidad que le pedirías prestada a un familiar o a un amigo para que te fuera dado en forma sencilla y sin burocracia- el microcrédito es lo más indicado.

 

¿Cómo se realiza el trámite? La solicitud es muy sencilla y puede hacerse desde cualquier ordenador, o tableta o teléfono inteligente, accediendo a la página web del sitio que elegimos para hacer la solicitud. Esto aporta la ventaja de la comodidad y de la inmediatez, porque podemos resolver un problema casi en forma instantánea. El método es muy sencillo: primero se completa un formulario con los datos personales que incluyen por lo general la dirección y la situación laboral, un número de tarjeta de crédito y una cuenta bancaria donde depositar el dinero prestado. Algunas empresas pueden pedir además la copia de algún documento para verificar la identidad. Luego de esto, se elige la cantidad de dinero y el tiempo exacto en el que queremos devolverlo. Durante esta operación nos informarán de la cantidad total a devolver, o sea lo que pedimos en préstamo más los costes. Dependiendo de la empresa donde hacemos la solicitud, estos pueden variar, dependiendo también del plazo de devolución del importe solicitado. Luego y con un simple clic, se solicita el monto y ya está, si la solicitud es aprobada, la empresa transferirá el dinero directamente a la cuenta bancaria en menos de 15 minutos. Si fuera el caso de un fin de semana, puede demorarse hasta 48 horas.

 

¿Cómo cobra la empresa los costes o gastos de servicio si los hubiera? Esto cambia dependiendo de la entidad que realiza el préstamo, aunque por lo general el dinero se cobra en automático en el plazo indicado por nosotros y a través de la tarjeta de crédito con la que nos registramos. Atención: si podemos devolver el préstamo antes del plazo solicitado, mejor, porque esto suele implicar un ahorro, ya que en muchos casos como con los créditos rápidos con Wonga se ofrece una solución de pago anticipado. Pagando el préstamo antes de la fecha de vencimiento se pagarán sólo los intereses por los días que has tenido el dinero, sin ningún coste adicional.

¿Qué pasa si no puedo devolver el dinero en término? Este tipo de empresas suelen ofrecer facilidades y posibilidades de refinanciación, como una una prórroga de hasta 30 días, y todo a través del área de usuario que creamos al solicitar el dinero.


Es muy importante, antes de pedir el préstamos, elegir una empresa seria que tenga avales suficientes. Y también leer la letra pequeña. Aunque sean pocas cantidades, se trata siempre de dinero y hay que entender bien a qué nos estamos comprometiendo.

 

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi