Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Según la autoridad, los directivos de la compañía otorgaron vacaciones a todo el personal de la planta por un mes y sólo los miembros de la seguridad siguen en el centro que se edifica con una inversión de 425 millones de dólares. El Gobierno de Bolivia investiga a la empresa española Corsán Corviam, filial de Isolux Corsán, por el supuesto abandono de la construcción de una carretera y una planta hidroeléctrica para el Estado, informaron hoy fuentes oficiales

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE Corporación) del país sudamericano y la firma europea suscribieron en octubre de 2014 un contrato para construir esa instalación.

Ubicado en la provincia Inquisivi, de La Paz, el proyecto contempla la edificación de dos centrales en cascada ubicadas en Umapalca y Padillada, que tendrán una potencia total instalada de 200 megavatios y cuenta con financiamiento del Banco Central de Bolivia.

Además, la concejal explicó que la firma española abre dos vías de ingreso hasta la zona. Una es por el municipio de Quime, a través de la comunidad de Choquetanga, y la segunda es por Cajuata pasando por Miguillas.

Sin embargo, advirtió que la empresa sufrió retrasos por esta segunda carretera al hallarse con ruinas arqueológicas.

'Cuando llegó el topógrafo halló esas ruinas que son patrimonio y no las pueden tocar, necesitaban un permiso especial para excavar. Por eso tuvieron problemas, y retrasaron; además, el terreno no era muy firme', afirmó.

Respecto a la paralización de la iniciativa, ENDE Corporación informó que no realizará ningún pronunciamiento al respecto por el momento.

Según la entidad estatal, la generación de energía eléctrica será transmitida por una línea de alta tensión desde la central de Umapalca, con paso por la de Palillada y llegada a la subestación elevadora de Miguillas, lo que permitirá la conexión al sistema interconectado nacional gracias a la conexión de 230 kilowatts de Cochabamba-La Paz.

La presidenta de la estatal Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Noemí Villegas, dijo hoy en una conferencia de prensa que "se ha verificado que la empresa ha dejado de trabajar a partir del día viernes 31 de marzo" en una carretera, tras no haberse encontrado al personal, ni equipo en el lugar de las obras.

La compañía comenzó en mayo de 2015 a construir la ruta entre los pueblos de Ixiamas y San Buenaventura, en el departamento de La Paz (oeste), con un presupuesto estatal de 137 millones de dólares y contaba con un plazo de 44 meses para su entrega.

"La empresa no ha hecho llegar ninguna nota oficial justificando el abandono y por qué no estaría cumpliendo con el documento contractual y con lo que establece el cronograma de ejecución de obras", sostuvo Villegas.

Agregó que ABC ya ha emprendido acciones legales sobre el caso, que pueden derivar en una rescisión de contrato, si bien agregó que la empresa tiene un plazo de 15 días para revertir lo sucedido.

La presidenta de ABC afirmó que una de las acciones puede consistir en cobrar las boletas de garantía para cumplir contratos, que en este caso ascienden a una suma de 34 millones de dólares.

Además, esta semana el ministro de Energía, Rafael Alarcón, dijo que la Empresa Nacional de Electricidad (Ende) tenía intención de rescindir el contrato con la misma firma española por "deficiencias en el proyecto" de la construcción de la hidroeléctrica Miguillas, también en la región de La Paz.

Este otro contrato tenía un valor de 397,9 millones de dólares.

Alarcón agregó, según la prensa, que la compañía tiene hasta el 16 de abril para confirmar si va a retomar la obra para concretarla en los plazos establecidos y advirtió también con cobrar unas garantías por más de 117 millones de dólares si no lo hace

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..