Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Si hubiera que utilizar una única palabra para definir el estilo de Silvan Talmor, esa palabra sería “MODULACIÓN”, en sus más diversos sentidos armónicos, pero predominando los más elegantes, distinguidos y esmerados, destilando un pulido refinamiento musical en el que nada desentona. Pero también puede definirse por lo que no es. En su concierto de hoy no se escuchó ni un ruido, ni del público, ni nada que no estuviese perfectamente modulado en su amplio repertorio musical.

Hay más de 1.600 resultados entrecomillando "Sivan Talmor" en Youtube y su sobrio Web www.sivantalmor.com es útil para quien quiere dedicar tiempo y atención a su música, letras y biografía. Su concierto es coherente con su estilo “enlatado” y su ejecución perfecta, dentro de la templanza, ligeramente fría, de su corrección. Puede ser timidez, o también su educación y prudencia cortés, en el sentido de la palabra inglesa “polite” en la primera vez que canta en España. Tal vez pasado mañana día 7 en Barcelona acorte las distancias con el público, más allá de su amable sonrisa, y “encienda” además de hacer vibrar.

Su control de tan vibrante voz es un fenómeno espectacular para quien aprecia la acústica sencilla, melodiosa y armónicamente envolvente.

Hay algunos momentos de muy especial calidad, en los que Sivan Talmor se entrega mucho más. Cuando canta en hebreo “Luna Park” se hace evidente que su correctísimo inglés encorseta de alguna manera su voz que resulta liberada cuando canta en su lengua materna. Ella misma comenta que sus canciones en inglés son traducidas, lo que explica una capa de codificación que puede complicar su mejor expresión acústica, por ejemplo, en “If only” (Ilu Rak - ???? ??), y se percibe en las versiones de una misma canción en inglés o hebreo. Otros momentos especialmente brillantes se producen cuando silba o tararea (whispering) sin letra. Creo que todo el auditorio se quedó con mucha gana de escuchar silbar más. No es nada fácil silbar tan bonito.

El auditorio del Conde Duque tiene una acústica excelente, ideal para la intensidad, tono y timbre de Sivan Talmor. El sonido fue siempre muy limpio, sin reverberaciones ni interferencias ni ruidos de fondo.

Sus dos jóvenes acompañantes están a tono, bien moduladas, en la misma sintonía, sin querer destacar aunque es evidente que podrían dar más. La otra guitarrista, Rotem Frimer, que toca muy armoniosamente la guitarra eléctrica (Sivan Talmor toca solamente una guitarra acústica en unas pocas canciones) también interpreta una una canción completa. La aparentemente más jovencita Shelly Levi que lleva suavemente los teclados sabe muy bien lo que hace con sintetizadores y arreglos muy vivos y oportunos consiguiendo maravillosos efectos acústicos con facilidad y dominio, sin una duda ni un error.

La buena música crea adicción. Sivan Talmor, para los que no la conocíamos, motiva para buscar sus canciones y sus letras. Me hubiera gustado escuchar el “Blowing in the wind” de Bob Dylan en su repertorio de hoy, pero es lógico que priorice su segundo y último álbum “Fire” con algunas canciones del primero. Escuchando su “Blowing in the wind” me ha hecho recordar a Joan Báez, nada menos que a la gran Joan Báez. Se lo agradezco muchísimo a Sivan Talmor, porque ambas, cantando esa entrañable canción en Youtube, rejuvenecieron hoy algo en mí.

Miguel Gallardo es licenciado y doctor en Filosofía (PhD) e ingeniero especialista en acústica forense Tel.: (+34) 902998352 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://docs.google.com/document/d/15807MAMDhT7EtfnQOGCiVvLz5B478va2tBomMBLI714/edit

https://goo.gl/ul6XzA

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..