Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La película Loving Vincent, de la directora polaca Dorota Kobiela, tendrá su estreno hoy aquí como el primer largometraje de pinturas animadas que honra al holandés Vincent Van Gogh, uno de los más incomprendidos artistas del pincel.

 

Cada una de las escenas del filme están concebidas al óleo fotograma a fotograma y son ellas un cuadro plasmado con esa técnica tal y como el artista lo hubiera ejecutado.

La cinta se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy 2017 y ahora llega a las salas españolas avalada por el galardón a Mejor Película Animada en los premios del Cine Europeo en Berlín.

Primeramente se grabó con actores y después se realizó el trabajo con la técnica al óleo.

Tras el rodaje se necesitaron 377 pinturas de prueba para re-imaginar los intérpretes como personajes retratados por Van Gogh y que a la vez, fueran reconocibles para los espectadores.

Los fotogramas se pintaron a mano por 125 artistas de todo el mundo, quienes trabajaron en los Estudios Loving Vincent de Polonia y Grecia.

Para tener una noción de lo trabajosa y delicada empresa que nos planteamos, terminar la pintura de un solo segundo de película nos llevó 10 días, agregó la cineasta.

Se trata de un proyecto concebido hace siete años por la también pintora polaca en el que más de 65 mil fotogramas fueron pintados a mano para su realización.

Kobiela trató de matizar toda la película por sí misma, pues en principio solo quería rendirle un particular homenaje al artista de los girasoles.

La idea inicial era llevar a cabo una pequeña animación de apenas unos minutos, pero el proyecto empezó a crecer y mi colega Hugh Welchman, quien escribió el guion de la obra junto conmigo, me convenció de que aquello debía ser un largometraje, indicó la creadora.

El proceso de escritura se alargó más de lo esperado porque escribí muchas historias, algunas basadas en la vida de Van Gogh; otras partiendo de cuadros concretos, de historias de su época en Holanda y también de cuando vivió en los barrios bohemios de París, comentó.

Sin embargo, el primer guion real que surgió, dijo Kobiela, se centraba en los últimos días de su existencia.

La mayoría de las escenas pertenecen a la última etapa de la vida del pintor, en la que desarrolló su estilo más maduro y retrató al doctor Gachet, al cartero Roulin y otros personajes.

En cuanto a la trama, gira en torno a la muerte de Van Gogh, y el guión es una suerte de investigación en la que el protagonista toma gran empeño en descubrir si realmente el artista se suicidó o no; al mismo tiempo, se adentra en su personalidad y todos sus matices, explicó la directora.

La película también narra cómo la actividad artística de Van Gogh en esta etapa fue intensa, y cómo en solo dos meses pintó más de 70 cuadros.

Kobiela señaló también que el equipo de diseño necesitó un año para idear las escenas sobre la estética de Van Gogh. En total se reprodujeron de manera fiel 94 cuadros de Van Gogh para esta película que inicialmente pretendía ser un cortometraje, pero luego exigió más tiempo.

Loving Vincent es un viaje a la obra de Vincent Van Gogh de una hora y media de duración.

Más que ese recorrido pictórico, la cinta es una carta de amor a un fallecido, no en vano toma su título de la forma en la que el pintor se despedía de su hermano Theo en sus misivas: Your loving Vincent (Tu amor Vincent).

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..