Por Enrique Arias Vega

enriqueariasvega

Resulta que todo el mundo conocía los abusos sexuales del productor de Hollywood Harvey Weinstein y callaba. Ahora, una vez hecha pública su continuada perversión y sus repetidos ataques a actrices y aspirantes a serlo, la lista de denunciantes se ha hecho enorme.

He seguido los consejos de mi médico y he decidido prescindir de determinados programas informativos, tertulias que viven de fomentar la crispación y otras actividades generadoras de estrés y hasta de odios diversos.

He decidido no escribir tantos artículos apocalípticos como vengo haciendo. No es porque crea que el mundo vaya ahora mejor, sino porque me estoy quedando sin amigos, que me acusan de agorero, de catastrofista y, en definitiva, de ser un aguafiestas de tomo y lomo.

Doscientas personas se manifestaron el otro día proclamando la inocencia de tres adolescentes del club de fútbol Arandina, acusados de violación en grupo.

Uno se queda anonadado cada vez que se produce una manifestación de este tipo o del contrario, como si los pleitos jurídicos que conllevan la culpabilidad o no de una persona deban dirimirse en la calle, a golpe de gritos y de dicterios. En este caso, además, los propios amigos de los acusados contribuyeron a conculcar su derecho a la privacidad aireando sus nombres y sus rostros.

El que el parti­­do que gobierna­ en España sea el último con representación parlamentaria en Cataluña demuestra la ruptura política existente en nuestro país. Por otra parte, el grupo político que acaba de salir como mayoritario en el Principado, Ciudadanos, no tiene ningún diputado en las Asambleas de Euskadi, Galicia o Navarra, por ejemplo.

En los cinco primeros años de la URSS bajo Lenin, los países del antiguo imperio zarista perdieron por hambre y por frío 30 millones de habitantes. El tiempo, el espacio y las circunstancias son muy distintos hoy día, por suerte, pero conviene recordarlo porque los anticapitalistas de la CUP, partido del que dependen las aspiraciones secesionistas de Cataluña, presentan un programa totalmente leninista a las elecciones.

Acabo de leer el esclarecedor y divertido libro de mi amigo Vicente Climent titulado “Carmen Montón sin concesiones”, dedicado a la actual consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. Quizá piensen ustedes que un texto consagrado a asunto tan concreto y, además, de un específico ámbito territorial, sea un pestiño para los no iniciados; pero qué va: de su lectura, ni farragosa ni trivial, se desprende el amiguismo con que trabaja nuestra Administración Pública y la pasión ideológica que la obnubila.

Ya en tiempos de la ominosa dictadura franquista, me encontré una noche con un marroquí habitual de la delincuencia: “Cuando me detengan —me confesó—, que sea en una cárcel española, son las mejores del mundo”.

Supongo que ustedes ya lo saben; pero en muchos aspectos Londres es una de las ciudades más agobiantes del mundo.

Para empezar, el acceso a ella resulta laborioso, a pesar de contar con seis aeropuertos a su servicio. Sin ir más lejos, esta misma semana el transporte en autobús entre la terminal de Standsted y la zona nada periférica de Earl’s Court me llevó tanto tiempo como el vuelo entre Madrid y la capital británica.

El odio a los otros es tan antiguo como la humanidad misma. De ahí la leyenda de Caín y Abel. Claro que ahora, con los medios de comunicación de masas, el odio se extiende como la pólvora.

A contracorriente. Mentiras, redes y desinformación

20 Noviembre 2017  Sección; Opinión 800 votos

Se dice, ante el uso masivo y solitario de artilugios electrónicos por cualquier adolescente, que los humanos estamos menos interconectados que nunca.

A contracorriente. Barcelona no volverá a ser Barcelona

13 Noviembre 2017  Sección; Opinión 804 votos

 

Enrique Arias Vega

 

Al menos para mí, Barcelona no volverá a ser aquella ciudad maravillosa a la que tanto amé.

Artículo Periodístico 1.381º: “Creadores: Mallarmé”.

Al enfrentarte a la vida y obra de un gran autor, o ser considerado un gran creador, como es Mallarmé...

LA BARRA ES LARGA / JOAN LLOPIS TORRES

Conversaciones en el bar La Barra es Larga. Compendios. Cuando la Guardia Civil cifra en tres mil doscientos los mossos...

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum.

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto, en mil agujas de...

Martin Luther King, Quim Torra y La SER.

Así no hay quien escriba. Nadie deja de cometer errores, o poner trampas, y si hubiera mercado para todo lo...

Hoy existe en el Parlament de Cataluña una grave anomalía democrática, consistente en que la Mesa decidió suspender los …

Sin perjuicio de que, a mi entender, la mayoría que constituye JUNTS PER CATALUNYA y ERC, ha decidido autoaplicarse un...

A Carmen Montón, decisiva en la mastercrisis

Hola Carmen, son tantas las sensaciones que me embargan tras tu reciente deriva que no soy capaz de pensar en...

EL ILUSIONISTA

Finalmente tendré que aplaudir a Abel Caballero, pero no como gestor de un ayuntamiento, (que eso es un alcalde a...

Artículo Periodístico 1.370º: “Cuestiones sobre accidentes de tráfico, VI”.

No sé si usted conoce que existe, creado por la ONU, programado un día para el recuerdo de las victimas...

SIEMPRE NOS QUEDARÁ LA AUDIENCIA NACIONAL

Me ha venido a la mente la famosa frase que pronunció “Rick” (Humphrey Bogart) cuando empujó a “Elsa” (Ingrid Bergman)...

esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi