Por Enrique Arias Vega

enriqueariasvega

A contracorriente. Trabajar a miles de kilómetros

30 Agosto 2018  Sección; Opinión 479 votos

Coincidimos en un vuelo internacional, aunque mi vecino de asiento hará escala en Amsterdam para continuar a Hong Kong: catorce horas de viaje, pero tan contento.

A contracorriente. A Franco muerto, gran lanzada

24 Agosto 2018  Sección; Opinión 400 votos

He vivido 32 años bajo el régimen de Franco y muchos más con el cadáver del dictador sepultado en el Valle de Los Caídos. La angustia cotidiana en un sistema político autoritario y mediocre, contra el que milité activamente en la oposición, contrasta con las libertades y derechos de estos 43 años en los que Franco, por fortuna, es un recuerdo cada vez más borroso y menguado en la historia de España.

Enrique Arias ­Vega

Hay visiones optimistas y pesimistas sobre el mundo que se nos viene encima. Claro que los futurólogos nunca han sido muy precisos ni correctos a la hora de sus previsiones. Por ejemplo, hace setenta años anticipaban que hoy día comeríamos algas en vez de carne y que vestiríamos habitualmente trajes de neopreno. En cambio, ninguno de ellos previó la revolución tecnológica de las redes sociales.

Cuenta el historiador Rick Perlstein que cuando, en febrero de 1973, regresaron a casa los norteamericanos presos en Vietnam, encontraron un país totalmente distinto del que habían dejado años atrás: los soldados ni siquiera podían vestir el uniforme en público sin ser acusados de “asesinos de bebés”, tal había sido el impacto negativo de la guerra entre sus paisanos.

Tras dos meses de la presidencia de Pedro Sánchez, los ciudadanos siguen sin saber cuál es el rumbo de su Gobierno, salvo que quiere aumentar el gasto presupuestario (sin conseguirlo) y sacar a Franco del Valle de los Caídos (mucho más fácil) como principales prioridades de su acción política.

Si cualquier político se autoconcede una subvención de sólo 600 euros armamos la de Dios es Cristo. En cambio, ya ven, Cristiano Ronaldo ha sido condenado a dos años de cárcel y 18,8 millones de euros por cuatro delitos fiscales y nosotros tan frescos: seguimos admirándole, comprando sus camisetas y desgañitándonos por sus éxitos deportivos.

Bancos, grandes compañías de suministros e instituciones públicas están agobiándonos con cartas en las que cuentan que “tu privacidad (la nuestra) es importante para nosotros”, teniendo por eso que aceptar explícitamente el presunto cuidado con el que ellos van a tratar nuestra información personal.

Una noble ola de generosa solidaridad recorre España. Estamos dispuestos, en principio, a recoger a todos los inmigrantes que se juegan angustiosamente la vida, a que todo el mundo tenga una sanidad universal y gratuita, a rebajar el IVA a actividades y artículos de lo más variado y hasta que se viaje gratis por las autopistas.

Sabemos ya que Kim Jong-un no paga un duro del coste de su reunión con Donald Trump en Singapur. El dinero lo tiene él para otras cosas: por ejemplo, los misiles atómicos que tanto placer le causan y que coadyuvan a la miseria del resto de sus compatriotas.

De casualidad, me encuentro en Playa de San Juan ante una escultura en memoria de Ignacio Echeverría, el español muerto al enfrentarse en Londres a los yihadistas, ahora hace un año.

La espectacular subida de la prima de riesgo en Italia y España y la caída de sus bolsas son los últimos síntomas de desconfianza de los inversores —es decir, de la gente ahorradora— sobre el futuro de esos países. En Italia, debido a que lo único que une a la derecha y a la izquierda es su hostilidad hacia Europa; y en España, a causa de la corrupción, de la aversión al Estado y de la falta de un proyecto político a medio y largo plazo que están corroyendo las estructuras públicas.

No me extraña que todas las asociaciones de magistrados hayan apoyado la huelga del personal de la Justicia en petición de más medios, más consideración y más independencia de los Tribunales.

El último ejemplo del nulo respeto que se tiene a los jueces de este país lo ha evidenciado el actor Willy Toledo, quien ha dado un plante a los juzgados simplemente porque, según él, “no he cometido ningún delito”.

La simbólica demanda de Carles Puigdemont contra España

Diego Fierro Rodríguez Carles Puigdemont ha anunciado su decisión de ampliar la demanda contra Pablo Llarena al Reino de España que...

LA HERENCIA IMPERFECTA / JOAN LLOPIS TORRES

Desde un único punto de vista -aunque hay otros-, nuestra miseria estriba en la pobre herencia recibida y la que...

UN FRACASO ANUNCIADO

Podemos e Esquerda Unida preséntanse a competir polos mesmos escanos que no pasado loitaban por conseguir en  comun, un espazo...

Crónica probable de una manifestación diferente

Cuando aún está viva la foto de la Plaza de Colón que tan cara le puede salir a más de...

Artículo Periodístico 1.585º: “Los problemas del milenio socioculturales”.

Hilbert planteó en 1900, en un Congreso de Matemáticas en Paris, cuales serían los grandes problemas que en ese siglo...

ES LA HORA DE LA MUJER GITANA

Esta es una oportunidad que brindamos a los grandes partidos de ámbito nacional.      Es el compromiso que adquiere UNION ROMANI...

Artículo Periodístico 1.582º: “Cuestiones sobre el Mal y los males, VIII”.

¿No podemos negar y obviar el problema, que personas de buena voluntad, puede en situaciones límites o heroicas, no caer...

Urkullu, el testigo de la silla vacía.

Pasan los días, desfilan los convocados ante la Segunda del Supremo constituida para celebrar el juicio más decisivo y contemplado...

“Un por favor, un ruego, un derecho. El camino hacia la igualdad y lucha contra el maltrato.”

Como todos los años hacemos una parada a la reflexión con la intención de encontrar el punto en que la...