Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Te reenvío este WhatsApp que me acaba de llegar. A lo mejor lo que dice no es cierto, pero por si acaso te lo envío”.

¿Quién de nosotros no ha recibido en la red mensajes semejantes a éste? Según él, lo importante no es que algo que se transmite sea verdad o no, sino su singularidad, emotividad o posibilidad de certidumbre. Es lo que ahora se llama posverdad: el que las opiniones o creencias personales acaben teniendo más trascendencia que los meros hechos objetivos.

Vivimos, en suma, una realidad hipotética, virtual, falsificada, donde resulta irrelevante el que un suceso sea cierto o no; basta simplemente con que resulte verosímil y, sobre todo, que el receptor del mismo se lo crea.

Al igual que usted, yo tengo varios chats en grupo que, en principio, respondían a necesidades colectivas pero que se han convertido en un vaciadero de inexactitudes, confusiones y mentiras. Un día sí y otro también recibo mensajes con noticias a cuál más peregrina, cuya falsedad me resulta obvia pero que mis corresponsales (médicos, abogados, arquitectos, periodistas…), pese a su inverosimilitud, se creen a pies juntillas. A veces, con la misma estolidez con la que me los mandan, los refutan minutos después: “Acabo de enterarme de que es mentira”.

Eso, en el mejor de los casos.

Este escenario está modificando radicalmente las relaciones sociales. El conocimiento. La política. Lo sucedido justifica, en parte, que se esté poniendo todo en cuestión: desde las instituciones políticas hasta las verdades científicas. Dentro de poco afectará hasta a la ley de la gravedad.

Por eso, porque en el fondo da igual la verdad que la mentira, porque acudimos a las fuentes menos fiables para verificar la exactitud de lo que nos llega, se está produciendo el terremoto político que ha llevado el brexit a Gran Bretaña, que ha izado a Trump a la presidencia de Estados Unidos o que puede conducir a Cataluña a una república intervencionista y endogámica, manipulada por una minoría.

El problema no es menor, por consiguiente. Vivimos en una sociedad que nunca ha tenido más información que en el presente, pero en la que jamás dicha información ha sido más falsificada y pervertida como ahora.

Cifuentes, los militares, Cospedal, Letizia y Gabilondo. Por Domingo Sanz

Pocas frases como esa del “elefante en una cacharrería” nos permiten imaginar los destrozos que alguien inapropiado puede causar e...

ADIOS A LA PUERTA DEL SOL (De mi puño y tekla)

Los políticos, afortunadamente no todos, poseen la falsa creencia de que el poder lo soluciona todo, y en ocasiones, hasta el atri...

M.Rajoy y el juego de la avestruz

El gobierno de M.Rajoy ha escondido la cabeza como una avestruz en el agujero representado por la figura del juez Llarena, por ell...

Artículo Periodístico 1.201º: “Sentencias I de Juan de Portoplano”.

La sentencia es un género muy antiguo, que intenta en fragmentos cortos de palabras e ideas, intentar abordar una cuestión. Diríam...

El imponderable “tempo” político de Mariano Rajoy. Por Fernando Claudín, escrito...

Parece evidente que el futuro de Cifuentes está en manos de Mariano Rajoy, pues los dirigentes del PP le piden que detenga la "hem...

LA ATENCION AL CLIENTE, OBJETIVO INDISPENSABLE (De mi puño y tekla)

Difícilmente olvidaremos la pasada crisis padecida a partir del 2008 por su gran repercusión, siendo un amplio colectivo de empres...

Pablo Iglesias embarazado y de buen ver. Por Domingo Sanz

A nadie se le ocurriría meterse en la vida privada del líder de Podemos si él mismo no la usara para promocionarse, como cuando no...

Apostar por Ferrol no significa que no existan apuestas en otros municipios

En el proceso electoral que se dará en la primavera del 2019 hay cuestiones que son de relevancia para una organización de izquier...

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..