Policías identificados

08 Junio 2016  Sección; Opinión 462 votos

A contracorriente

 Enrique Arias Vega

Una de las imágenes más chocantes del desalojo de los okupas barceloneses del Banc Expropiat es la visibilidad del número identificativo de los policías en su uniforme.

Se trata, al parecer, de una medida protectora de los derechos ciudadanos, por si algún agente de seguridad se excede en su labor de restauración del orden. De esa manera, no sólo sus mandos, sino también los jueces, los medios de comunicación y hasta los propios manifestantes sabrán de inmediato de quién se trata, con lo que la moderación policial —y no sé si hasta su inhibición— estaría garantizada.

A quienes hemos vivido y sufrido bajo el franquismo, esas imágenes nos sorprenden doblemente, no sólo por la impunidad de que gozaban los famosos grises durante la represión de las manifestaciones ilegales —entonces, todas lo eran—, sino por la autoridad omnímoda atribuida a cualquier guardia de la porra, como se denominaba al nivel más bajo del escalafón policial. En aquella época, un agente podía, por sus santas narices, detener a cualquiera, donde fuera, sin tener que dar explicación alguna.

Por suerte, ahora vivimos en una sociedad donde todos los derechos están asegurados, aunque algunos beneficiarios de ellos no se lo crean. Tanto es así, que quienes peor lo tienen son los encargados de velar por esos derechos, como sucede con las fuerzas del orden, por ejemplo. ¿Por qué, si ellas se identifican, no hacen lo mismo los manifestantes? De esa manera, si estos últimos se excediesen, también podría aplicárseles fácilmente la sanción pertinente, sin implicar en ellas a otras personas inocentes que se viesen involucradas por su posible violencia.

Sé que esto no es lo guay, ni lo políticamente correcto, ni siquiera lo valiente. Si alguien que protesta cree honestamente en lo que hace, no veo ningún inconveniente en que dé la cara, en vez de embozarse para que no le identifiquen. Pero, claro, reconozco que uno es un antiguo, con otra escala de valores, que cuando se manifestaba durante el franquismo lo hacía a cara descubierta.

Pederastia en la iglesia, inmatriculaciones y PP. Por Domingo Sanz

El pasado viernes La Sexta informó con detalle sobre las inmatriculaciones de bienes inmuebles realizadas por la Iglesia católica española...

¿Daños psicológicos por salvar la vida de dos niños? por Diego Fierro Rodríguez

Steven Tartt, un inglés de 32 años que estaba de vacaciones, salvó la vida a dos niños en la piscina...

Artículo Periodístico 1.381º: “Creadores: Mallarmé”.

Al enfrentarte a la vida y obra de un gran autor, o ser considerado un gran creador, como es Mallarmé...

LA BARRA ES LARGA / JOAN LLOPIS TORRES

Conversaciones en el bar La Barra es Larga. Compendios. Cuando la Guardia Civil cifra en tres mil doscientos los mossos...

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum.

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto, en mil agujas de...

Martin Luther King, Quim Torra y La SER.

Así no hay quien escriba. Nadie deja de cometer errores, o poner trampas, y si hubiera mercado para todo lo...

Hoy existe en el Parlament de Cataluña una grave anomalía democrática, consistente en que la Mesa decidió suspender los …

Sin perjuicio de que, a mi entender, la mayoría que constituye JUNTS PER CATALUNYA y ERC, ha decidido autoaplicarse un...

A Carmen Montón, decisiva en la mastercrisis

Hola Carmen, son tantas las sensaciones que me embargan tras tu reciente deriva que no soy capaz de pensar en...

EL ILUSIONISTA

Finalmente tendré que aplaudir a Abel Caballero, pero no como gestor de un ayuntamiento, (que eso es un alcalde a...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi