Resulta que al final de un larguísimo proceso de quienes se lo llevaron crudo gracias a las tarjetas black de Bankia, sólo dos tipos vinculados al PP no han devuelto el dinero ilegalmente apropiado (aparte de Miguel Blesa, que se suicidó a tiempo para evitarlo).

 

Sin embargo, para el imaginario público sólo hay un malo de todo esto: Rodrigo Rato, por la importancia del personaje. Frente a eso, digo, resulta que hay muchos más condenados, 64, y que 11 de ellos fueron puestos ahí por el PSOE, 3 por Izquierda Unida, 6 por Comisiones Obreras y 4 por UGT.

La primera conclusión de todo eso es que la maldad, la delincuencia, el latrocinio y la corrupción no son patrimonio de ningunas siglas, sino producto de la condición humana. Hay buenos y malos en todas partes, aunque sólo unos se lleven la fama y otros gocen, en cambio, del beneficio de una propaganda excelente, como si ser de izquierdas fuese total garantía de bondad y honradez.

Esa buena imagen la han tenido en la Historia, por ejemplo, personajes tan monstruosos como Lenin (bajo cuyo régimen 5 millones de personas murieron de hambre), Mao o el propio Ernesto Ché Guevara, que ha dejado una obra teórica (y práctica) en la que justifica el asesinato como una actividad revolucionaria profiláctica y terapéutica.

Por eso mismo, no resulta sorprendente el que se diga a veces por unos medios de comunicación menos objetivos de lo que debieran, que en España existe mucha corrupción (sólo de derechas, se supone) y que ésta sale impune, cuando la verdad es que sucede justamente lo contrario. En cualquier país de nuestro entorno existe al menos tanta corrupción como aquí, pero en ninguno de ellos se ha realizado una limpieza tan a fondo que haya llevado a la cárcel a miembros de la Casa Real, vicepresidentes y ministros, mandatarios de Comunidades Autónomas, importantes empresarios (incluido el mismísimo jefe de la patronal), etcétera, etcétera.

Lo que uno echa a faltar, si acaso, es que se haya dado tanta publicidad (y escarmiento) cuando los malos no pertenecen a esa derechona que concita, a veces con razón, todas nuestras iras a riesgo de que en cambio se escapen de la vindicta pública muchos otros que presumen de buenos sin serlo.

Artículo Periodístico 1.411º: “Cuestiones sobre el suicidio, I”.

Hay temas difíciles, dramáticos, en los que sientes, tu debilidad, tu ignorancia en muchos sentidos y aspectos, pero que son...

UN PARLAMENTO HASTA AHORA INCOMPLETO

Sin gitanos y sin gitanas. Esa es la verdad. Ese es el gran agravio que se nos infringe a los...

A contracorriente. El “genocidio” de los indios. Enrique Arias ­Vega

Coincidiendo con el Día de la Hispanidad, mis parientes ecuatorianos lamentan el “genocidio” tras el “Descubrimiento”, especulando con lo bien...

MADRE

A medida que la carretera iba avanzando por el monte, el campanario del monasterio apareció entre las altas copas de...

MONTSERRAT CABALLE, ESPAÑOLA, CATALANA Y GITANA UNIVERSAL

Un día le oí decir a un líder gitano centro europeo la preciosa anécdota que seguidamente les relato. Dicen que Dios...

POLÍTICOS, EMPRESARIOS, SALARIOS Y DIGNIDAD (De mi puño y tekla)

Como por desgracia le sucede a miles de españoles, todos tenemos amigos a cuyos hijos les ocurre algo muy similar...

Artículo Periodístico 1.408º: “El baúl de Pessoa”.

Parece ser que cuando Fernando Pessoa falleció dejó un baúl lleno de manuscritos, o dicho de otro modo, miles de...

A contracorriente. Los delincuentes de las “tarjetas black”

Resulta que al final de un larguísimo proceso de quienes se lo llevaron crudo gracias a las tarjetas black de...

ESPAÑA TAMBIEN TIENE SU BOLSONARO, (más de uno en realidad)

El líder de la extrema derecha brasileña, un fascista reconocido, que ha utilizado mensajes xenofobos, homofobos y recistas, consiguió ayer...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi