Nunca se sabe cuándo ha sido el último escándalo de Donald Trump porque éstos se suceden a una velocidad de vértigo. El actual, las declaraciones de su abogado Rudy Giuliani de que pagó 130.000 dólares de su propio bolsillo a la prostituta Stormy Daniels.

 

El de las prostitutas, el sexo y sus comentarios derogatorios sobre las mujeres no son, con todo, el mayor de los problemas del Presidente norteamericano. Revelan, en efecto, el carácter primitivo, antojadizo y narcisista del individuo con más poder del mundo: un comportamiento que ha sembrado el caos en la Casa Blanca, relevando constantemente a su personal y tomando sus decisiones políticas a base de tuits instantáneos y no de elaborados y profundos análisis, como pone de manifiesto su último biógrafo, Michael Wolff, en su libro Fuego y furia.

Lo mejor que puede decirse de Donald Trump es que resulta ser fiel a sí mismo y a las previsiones que se tenían sobre su mandato presidencial: improvisación política, conducta errática, confusión de su actividad pública y su vida privada, personalismo en las decisiones e imprevisibilidad de su agenda. Ni siquiera Nixon, el único presidente dimitido por su conducta, o Clinton, que se pasó medio mandato defendiéndose de sus modestos escarceos sexuales, tuvieron un comportamiento tan extravagante y dedicaron tanto tiempo al cotilleo en vez de a la Administración pública.

Por eso, cada día es mayor el número de congresistas que no ven lejano su posible impeachment (proceso de destitución). En una demostración de que la ficción se anticipa a veces a la realidad, hace unas semanas en la serie televisiva The Good Fight se hablaba de unos vídeos sexuales del Presidente que el Partido Demócrata tendría guardados de cara a impedir su reelección en 2020.

Lo que en cualquier caso no resulta una fantasía catódica es la actitud chulesca de un Trump que se crece ante los argumentos de sus adversarios y que frente al incremento de matanzas en las escuelas, por ejemplo, propone, como cualquier matón, aumentar el número de armas de fuego, proveyendo de ellas a los profesores.

La inviolabilidad monárquica será derrotada por la realidad.

Comprendo que al PSOE le interese proteger al rey, pues sus dirigentes actuales aún recuerdan que, sin la intervención del...

ALGUÉN VIRÁ QUE BO ME FARA

     E moita a mitoloxía e a tradición que fala de guerreiros que vencen batallas despois de mortos, sen ir...

Pederastia en la iglesia, inmatriculaciones y PP. Por Domingo Sanz

El pasado viernes La Sexta informó con detalle sobre las inmatriculaciones de bienes inmuebles realizadas por la Iglesia católica española...

¿Daños psicológicos por salvar la vida de dos niños? por Diego Fierro Rodríguez

Steven Tartt, un inglés de 32 años que estaba de vacaciones, salvó la vida a dos niños en la piscina...

Artículo Periodístico 1.381º: “Creadores: Mallarmé”.

Al enfrentarte a la vida y obra de un gran autor, o ser considerado un gran creador, como es Mallarmé...

LA BARRA ES LARGA / JOAN LLOPIS TORRES

Conversaciones en el bar La Barra es Larga. Compendios. Cuando la Guardia Civil cifra en tres mil doscientos los mossos...

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum.

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto, en mil agujas de...

Martin Luther King, Quim Torra y La SER.

Así no hay quien escriba. Nadie deja de cometer errores, o poner trampas, y si hubiera mercado para todo lo...

Hoy existe en el Parlament de Cataluña una grave anomalía democrática, consistente en que la Mesa decidió suspender los …

Sin perjuicio de que, a mi entender, la mayoría que constituye JUNTS PER CATALUNYA y ERC, ha decidido autoaplicarse un...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi