Estamos en plena moda reivindicativa de pedir más dinero para todo: desde equiparar los salarios de la Guardia Civil con la Ertzaintza, hasta mejorar las prestaciones por invalidez o las ayudas a la igualdad de género; peticiones todas ellas legítimas, pero a las que nadie aporta ideas de cómo financiarlas.

 

Ahora le toca el turno al aumento de las pensiones, tema que le afecta a uno, quien contribuyó a la Seguridad Social en su vida laboral con muchísimo más dinero del que ahora percibe. Claro está que esa suma nadie la guardó en un calcetín, hasta hoy día, sino que se gastó en los pensionistas de aquella época.

Ésa es la madre del cordero: que ahora hay muchos más viejos, que duramos más y gastamos más en la Seguridad Social, mientras que nace menos gente, consigue peor trabajo, muchos de ellos están en el paro y las instituciones públicas aportan en general más prestaciones que antes.

Por eso, no me valen las algaradas para pedir esto o lo otro, sino las propuestas de cómo conseguirlo sin que empeoren las cosas, porque freírnos a más impuestos para financiarlas o quitar unos servicios para obtener otros, ya me dirán qué tipo de soluciones son.

Nos dedicamos, pues, a protestar pero no a pensar qué hacemos para mejorar los sueldos del personal activo, cómo combatir efectivamente el paro, conseguir que haya más natalidad y que se ayude a las familias. Sólo así, con más trabajo, más población activa y mejores salarios aumentará el fondo con el que se nutren las pensiones sin poner en riesgo todo un sistema que, de no corregirse profundamente, no durará ni veinte años. ¿Quién va a decirles a los jóvenes que paguen con sus impuestos a los jubilados de hoy cuando ellos seguramente no tendrán pensiones?

Ése, y no el tener un euro más o menos, es el verdadero y pavoroso drama de nuestro imperfecto sistema de protección a la tercera edad. Hemos pervertido tanto los conceptos, con crisis económica y si ella, que ahora somos los viejos quienes con nuestras pensiones debemos mantener a hijos y nietos víctimas de una economía precaria, una situación inestable y una falta de estímulos para conseguir trabajo y mejorar profesional y laboralmente.

El mundo al revés y nosotros sin ideas para enderezarlo.

Artículo Periodístico 1.440º: “15 de noviembre, Día Mundial de la Filosofía”.

 La UNESCO ha proclamado el Día Mundial de la Filosofía, para el tercer jueves del mes de noviembre. Este año...

La larga y pertinaz construcción de una democracia basura.

Se denuncia en el Diario de Mallorca que la diputada Ballester, de Ciudadanos en el Parlament Balear, se ausentó de...

¿Puede cualquiera demandar a los secesionistas por el honor de España? por

Hay un caso muy curioso que se ha producido, dentro de la vorágine de acontecimientos que se van sucediendo, por...

A contracorriente. Un país descuajeringado . Enrique Arias ­Vega

Vuelvo a España tras un breve período en otro continente y me encuentro un país descuajeringado. Según el diccionario, eso...

EN ÁFRICA TAMBIÉN HAY BARES / JOAN LLOPIS TORES

Hay muchas áfricas y cada una de ellas contiene otras muchas, diferentes y complejas. El continente africano tiene cincuenta y...

Artículo Periodístico 1.434º: “Cuestiones sobre el suicidio, III”.

Posiblemente este problema como casi todos, solo tendrán solución desde múltiples  disciplinas de perspectivas y miradas. Quizás la filosofía y...

FELICIDADES, MAJESTAD. Baxtaló to dives, thaj śel berśa te dyives, Thagarní

Si alguien me pidiera una fotografía instantánea de Doña Sofía, la Reina emérita de España, sería la que ella misma...

A SALARIOS IGUALES, ¿PENSIONES DESIGUALES? QUEREMOS UN SISTEMA QUE NO PERPETÚE LAS DESIGUALDADES

Desde que la lucha obrera ha conseguido un gran hito en la protección social de trabajadores y trabajadoras, observamos que...

ESPAÑA, Á cabeza DE INCOACCIONES DE EXPEDIENTES NA UNION EUROPEA Ao 31.12.17.

 Un procedemento destas características consiste en posibles infracciones do Estado Membro da Lexislación UE, baseándose nas propias investigacións desta, ou...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi