Los independentistas catalanes han puesto en circulación una decena de artículos, opiniones e informes internacionales según los cuales Cataluña ganaría económicamente si se independizase de España. Es decir, si deja que otros, como Ourense o Cáceres, se las compongan por sí mismos.

 

Es un buen argumento de egoísmo insolidario. Como si Texas decidiese que le importa un pito lo que suceda en Nebraska o Carolina del Norte y se ahorrase de paso colaborar con un ejército que defiende las libertades de Occidente, incluidas las suyas.

Se trata del mismo razonamiento supremacista que podrían utilizar todas las regiones ricas ricas, a costa de las inversiones, infraestructuras y recursos humanos recibidos en detrimento de otras comunidades menos favorecidas, desde Zurich, en Suiza, a Groningen, en Holanda.

De ser cierto, no les faltaría razón. Es la misma justificación que emplean minúsculos paraísos fiscales, cuya independencia política les permite blanquear el dinero del narcotráfico o del terrorismo, sin ningún control internacional. También es la razón del ostentoso bienestar de los emiratos del Golfo Pérsico, que si tuviesen que compartir su fabulosa riqueza con las regiones árabes desfavorecidas solucionarían muchas de las tragedias humanas que secularmente existen en Oriente Medio.

En el fondo, se produce una lógica perversa de supremacismo en la insolidaridad: “es que nosotros somos superiores y nos lo merecemos; que hubiesen hecho como nosotros los demás y veríamos qué les habría pasado”.

Éstas son, pues, las coordenadas en las que se enmarca la escasa decena de estudios abstractos sobre la ventaja de una teórica independencia de Cataluña, si ésta existiese ya o se alcanzase de forma natural y armónica.

Pero tales supuestos no se dan. Nadie, pero nadie, ni en Europa ni en ninguna parte, estaría dispuesto a que unos pocos viviesen mejor a costa de los demás, ni que los ricos decidiesen pagar menos impuestos que los pobres, ni que los beneficios de la solidaridad interterritorial fuesen barridos por el egoísmo excluyente de quienes aspiran a ser superiores.

Y, como esto no se da, no hay pues ventaja que valga, aún en el caso de que fuesen ciertos esos reduccionistas y falsos estudios sobre los presuntos beneficios de una idílica situación de independencia.

La inviolabilidad monárquica será derrotada por la realidad.

Comprendo que al PSOE le interese proteger al rey, pues sus dirigentes actuales aún recuerdan que, sin la intervención del...

ALGUÉN VIRÁ QUE BO ME FARA

     E moita a mitoloxía e a tradición que fala de guerreiros que vencen batallas despois de mortos, sen ir...

Pederastia en la iglesia, inmatriculaciones y PP. Por Domingo Sanz

El pasado viernes La Sexta informó con detalle sobre las inmatriculaciones de bienes inmuebles realizadas por la Iglesia católica española...

¿Daños psicológicos por salvar la vida de dos niños? por Diego Fierro Rodríguez

Steven Tartt, un inglés de 32 años que estaba de vacaciones, salvó la vida a dos niños en la piscina...

Artículo Periodístico 1.381º: “Creadores: Mallarmé”.

Al enfrentarte a la vida y obra de un gran autor, o ser considerado un gran creador, como es Mallarmé...

LA BARRA ES LARGA / JOAN LLOPIS TORRES

Conversaciones en el bar La Barra es Larga. Compendios. Cuando la Guardia Civil cifra en tres mil doscientos los mossos...

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum.

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto, en mil agujas de...

Martin Luther King, Quim Torra y La SER.

Así no hay quien escriba. Nadie deja de cometer errores, o poner trampas, y si hubiera mercado para todo lo...

Hoy existe en el Parlament de Cataluña una grave anomalía democrática, consistente en que la Mesa decidió suspender los …

Sin perjuicio de que, a mi entender, la mayoría que constituye JUNTS PER CATALUNYA y ERC, ha decidido autoaplicarse un...

Otros articulos relacionados.....
esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi