Los touroperadores japoneses se plantean ahora varios retos como abrir nuevas rutas y recorridos en 2016
Bendodo destaca que el fuerte ritmo de crecimiento de los turistas japoneses se presenta como una “oportunidad” para el destino El sector turístico japonés se ha interesado por la nueva estrategia del destino Costa del Sol-Málaga para aumentar la cuota de turistas procedentes de este país en base a una oferta orientada a sus gustos e intereses. En diversas reuniones mantenidas en Tokio por la delegación de Turismo Costa del Sol con responsables de touroperadores y agencias de viajes ha quedado de manifiesto el creciente interés del país nipón por visitar España y, en particular, por incluir en sus catálogos nuevas experiencias asociadas a la cultura o la gastronomía, algo sobre lo que nuestro destino tiene mucho que ofrecer.
El presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, ha destacado la “cálida acogida” que está recibiendo el destino en esta visita a Japón y ha asegurado que, desde 2013, el número de turistas japoneses en España crece a un ritmo del 30% anual, algo que se presenta como “una oportunidad para la Costa del Sol, que aspira a atraer a un porcentaje de esos visitantes tras conocer de cerca sus inquietudes y motivaciones”. Es más, sólo en 2015 se estima que nuestro país recibirá unos 600.000 japoneses.
En los encuentros celebrados con los touroperadores JTB Word Vacations y Nikko Travel, el destino Costa del Sol ha mostrado sus fortalezas frente a un perfil de turista de alto poder adquisitivo, bien informado, que recorre todo el país en pocos días y que agradece un trato diferenciado al no dominar bien los idiomas.
Estas particularidades encajan claramente con la estrategia diseñada por la Costa del Sol para reorientar el destino de forma paulatina a las exigencias de este mercado, ya que el plan integra 40 acciones, con un valor asciende a 600.000 euros de inversión público-privada, para adaptar la oferta hotelera, de restauración y otros productos y servicios turísticos al visitante japonés.

Nuevas rutas aéreas

Frente al esfuerzo por parte de la Costa del Sol, los touroperadores japoneses se plantean ahora varios retos como abrir nuevas rutas y recorridos en 2016 y contar con un vuelo directo desde Madrid o Barcelona hasta Tokio, algo esencial para revitalizar los flujos turísticos entre ambos países. Al tiempo que los Gobiernos de España y Japón trabajan actualmente en esa dirección, el sector busca atraer ahora la atención de aquellos turistas que visitan nuestro país por segunda vez y a los que se les pueden ofrecer circuitos alternativos al clásico recorrido de las grandes capitales.

Turismo idiomático

Además de las reuniones de trabajo llevadas a cabo con los citados touroperadores, la delegación malagueña también ha mantenido un encuentro con el embajador de España en Tokio, Gonzalo de Benito, quien ha manifestado que el japonés “es un turista especial e interesante mientras mantenga este crecimiento y esta capacidad de gasto". De Benito también ha resaltado la importancia de la seguridad en el destino como uno de los factores clave para este mercado. “Los japoneses huyen de la inseguridad”, ha asegurado, al tiempo que ha destacado que España debe mostrar más sensibilidad hacia aspectos como el idioma, la cultura, o sus hábitos.
En cuanto al idioma, el director del Instituto Cervantes en Tokio, Antonio Gil, ha insistido, en otra de las reuniones mantenidas en Japón, en la profunda admiración que siente el país nipón por la cultura española. En su opinión, “son grandes conocedores de nuestro país y muestran un interés creciente por nuestra cultura”. Eso alcanza también al aprendizaje del español, algo en lo que el destino Málaga-Costa del Sol se ofrece como un lugar idóneo siempre y cuando se ofrezcan paquetes adaptados al público japonés, que deben cumplir con unas características singulares: “Uno de los factores que más condiciona la capacidad de los japoneses para viajar es que cuentan con un número limitado de días de vacaciones al año y no suelen disfrutar de todos ellos. Eso explica que su estancia en España varíe entre 8 y 9 días y cualquier curso de español debe adecuarse a esas circunstancias”, ha aclarado Gil.
Por último, los responsables del Gobierno Metropolitano de Tokio trasladaron a la delegación malagueña su agrado por la nueva estrategia de comercialización del destino, que incide en los aspectos que hacen fuerte a la marca España y por los que nuestro país es conocido en el mercado asiático. Entre otros aspectos, el estilo de vida, la gastronomía, la cultura o la historia se convierten en valores muy asociados a Andalucía y donde la Costa del Sol ofrece una pieza complementaria de gran valor a los paquetes clásicos.
 
Reunión con responsables del touroperador JTB World Vacations  Descargar
Reunión con responsables del touroperador Nikko Travel2  Descargar
Reunión con el Embajador de España en Tokio, Gonzalo de Benito  Descargar
Reunión con el director del Instituto Cervantes en Tokio, Antonio Gil2  Descargar
Reunión Gobierno Metropolitano2  Descargar
 
Otros articulos relacionados.....