Juicio a los implicados en lo de Catalunya.

29 Septiembre 2017 231 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Esta mañana de viernes veintinueve todo son lamentos, menos las palabras de los que saben lo que quieren y los silencios de quienes lo esconden. Le propongo que pasemos a la acción.

 

 

 

 

Fieles seguidores como somos del impagable ejemplo que nos ofrecen los que mandan, aplicaremos también la justicia para resolver nuestras propias dudas sobre política. Le propongo que se convierta usted, que está leyendo, en juez. Quizás no pueda evitar, sin salir de esta pantalla, ir sentenciando a los implicados en el lío que se ha montado. Para no acusar a quienes no pueden defenderse limitaremos esta lista al mundo de los supervivientes. Basta ya de que los pobres muertos nos sirvan de carne de cañón para las demagogias que se nos ocurren cada vez que mordemos el techado. Y lo de “pobres”, por muy muertos que estén, salvo excepciones.

 

 

 

A continuación, el “fiscal” que firma esto nombrará a cada “imputado” y formulará la acusación que corresponda al hecho que podría haber contribuido en mayor medida a cultivar el caldo que nos abrasa la garganta. Usted evaluará en cada caso los agravantes o atenuantes que considere, de los que tiene sobrada referencia a través de los medios de comunicación.

 

 

 

Para las condenas, que dictará usted, se aconseja seguir la pauta de nuestro innovador Tribunal Constitucional. Como es de general conocimiento, el TC puso multas de 12.000.- € diarios a quince altos cargos de la Generalitat hasta que dimitieran. Pues aquí y ahora se trata de pensar en las penas, siempre económicas y condicionadas a decisiones personales, que le parece se hayan ganado los distintos imputados. Pero déjese llevar por lo mejor de usted y, por mucho que se lo pida el cuerpo, no los castigue con mayor fiereza de la que el TC ha empleado contra los catalanes. El orden de aparición de cada “procesado” no implica prioridad ninguna.

 

 

 

Imputado 1: El Gobierno actual de España y el PP que lo sustenta.

 

Acusación principal: Haber orquestado, y con especial dureza desde hace once años, una amplia campaña anti catalana.

 

Explicación: Según millones de testigos presenciales, tal acción buscaba, mediante el alimento de los instintos más bajos de las personas menos informadas, la recuperación de los votos perdidos en toda España tras la gran mentira que conscientemente perpetraron sobre los autores del mayor atentado de la historia de Europa, ocurrido en Madrid el 11de marzo de 2004, lo que provocó que tres días después Rajoy perdiera las elecciones frente a ZP. Como prueba indirecta que habría animado al PP a la comisión de tal delito socio político estaría el hecho de que Catalunya es para ese partido un territorio perdido, pues los electores de allí nunca han votado a las listas del PP ni en la mitad del porcentaje que conseguían en el resto del Estado y, para mayor escarnio, jamás consiguieron ni una sola acta de senador. Reincidentes, para seguir cultivando el odio hacia algunos catalanes, ayer mismo, jueves 28 de septiembre, los del PP lanzaron el video titulado “Hispanofobia”.

 

 

 

Imputado 2: Todos y cada uno de los miembros del Tribunal Constitucional.

 

Acusación principal: Trabajar a los ritmos que le convienen al Gobierno, según los casos. Desde tomar decisiones contra la Generalitat casi en tiempo real, hasta tardar cinco años en declarar inconstitucional, aunque sin efectos económicos contra los evasores, la amnistía fiscal del Gobierno de España, haciendo perder con ello cientos de millones a las arcas del Estado. La descripción de los ejemplos de dilaciones injustificadas, cobrando lo que cobran esos señores, no cabrían en un libro.

 

Explicación: No se considera necesaria pero, a mayor abundamiento, la prensa informa que los miembros del TC permanecerán en vela durante las horas anteriores al día 1-O para poder sentenciar con inmediatez y eficacia a las personas que asuman ciertos cargos relacionados con la celebración del referéndum.

 

 

 

Imputado 3: El rey Felipe VI.

 

Acusación principal: No haber ejercido la única, casi, decisión que puede tomar sin permiso de nadie, según lo previsto en la Constitución. Debería haber llamado a Rajoy a su despacho y anunciarle la renuncia inmediata a la Corona de España, la de él y la de sus herederos mayores de edad, si no resolvía lo de Catalunya sin policías y mediante acuerdo, el que fuera.

 

Explicación: La pasividad de Felipe VI es inadmisible, más teniendo en cuenta el desprecio que sufrió por parte de Rajoy al no aceptar el encargo de la investidura tras el 20D de 2015, un hecho que nadie trae a colación ahora. Por otra parte, y como si de un vergonzante pacto de silencio protector se tratara, desde Pablo Iglesias hasta la ultra derecha ningún líder, y tampoco ninguno de los expertos habituales, con la excepción ocasional de Pérez Royo y algún otro, ha exigido al rey que se implique. Es grande la irresponsabilidad monárquica cuando la mitad de lo que reclaman los catalanes es convertirse en república y además, le han interpelado directamente con la copia de la carta que también remitieron a Rajoy. A la hora de condenar usted y aquí mismo a los imputados partidos políticos esta actitud debería ser considerada un agravante. El rey sabe perfectamente que si a todos los españoles se les pidiera votar entre Monarquía sin Catalunya o República con todo, elegirán lo segundo.

 

 

 

Imputado 4: El PSOE.

 

Acusación principal: Conocedores de que el mayor peligro para la estabilidad institucional de España era la permanencia del PP en el gobierno, se les acusa de no haber negociado de manera adecuada para sacar a Rajoy y los suyos de La Moncloa aprovechando el fracaso electoral de ese partido en las elección del 20D de 2015.

 

Explicación: Aún considerando como atenuante la decisión de Sánchez de presentarse a la investidura el 4 de marzo de 2016, no es menos cierto que se dejó obligar por su partido a rechazar la impertinente oferta realizada por Pablo Iglesias en aquella rueda de prensa mientras Pedro estaba con el rey. Cuando ya no había remedio, y a pesar de que por la crisis que atravesaban desde que forzaron la dimisión de Sánchez les habría supuesto casi un suicidio provocar las terceras elecciones, es causa en su contra haber permitido gobernar a Rajoy tras el 26J.

 

 

 

Imputado 5: Podemos.

 

Acusación principal: Votar junto al PP en contra de la investidura de Sánchez, en el ya mencionado pleno del Congreso celebrado el día 4 de marzo de 2016. Decisión con la que Podemos garantizó la continuidad de Rajoy y los suyos en el Gobierno de España a sabiendas, como en el caso del PSOE, de que ese hecho significaría el agravamiento permanente del peligro para la estabilidad política en España.

 

Explicación: Tan dos y dos son cuatro como que si los diputados de Podemos se hubieran abstenido ante Sánchez ni Rajoy sería presidente, ni se habrían celebrado las elecciones del 26J, ni a ese principal “testigo” de la “organización criminal” denominada PP los jueces le colocarían alfombras rojas cuando acude a declarar, ni la crisis de Catalunya se estaría resolviendo de esta arriesgada y frustrante manera, ni tantas cosas más.

 

 

 

Imputado 6: Ciudadanos.

 

Acusación principal: Jalear continuamente al PP contra los gobernantes catalanes, sin pagar las consecuencias por no tener que tomar las decisiones gubernamentales.

 

Explicación: La aparición de este partido en Catalunya debería haberles hecho comprender las pulsiones de la sociedad catalana con mayor acierto, y con el número de diputados que tienen en ese Parlament podrían haber jugado un papel más conciliador, especialmente tras la gran oportunidad de sacar al PP del gobierno central tras el 20D, ocasión para la que firmaron un acuerdo con Sánchez que se demostró insuficiente, también porque vetaron cualquier clase de aproximación con los nacionalistas. La actuación de los de Rivera en medio de esta crisis, consistente en echar más leña al fuego, parece estar orientada a la ruin obtención de réditos electorales, que no podrían sino proceder de los electores más extremos del partido de Rajoy. Prueba de ello, el fracasado intento de plantear una moción de censura a Puigdemont para mayor gloria de Arrimadas. Iniciativa a la que, como era de esperar, ni siquiera el PP se ha prestado.

 

 

 

Imputado 7: Los diputados de ERC y PdeCat en el Congreso de los Diputados y los dirigentes de ambos partidos.

 

Acusación principal: No negociar con el resto de grupos parlamentarios para propiciar la caída de Rajoy y la salida del PP del gobierno tras los muy mentados y añorados resultados electorales del 20D. No atreverse a explicar a sus electores de Catalunya que, en defensa de la paz y de la libertad, lo más necesario de todo era sacar de La Moncloa el peor peligro.

 

Explicación: No existe, porque son muchas las preguntas pendientes de respuesta que tampoco se formulan en los medios. Las resumiremos en tres. Si los dirigentes catalanes ponían por encima de todo la convocatoria del referéndum por la independencia pactado con su electorado ¿Acaso preferían llegar a una situación explosiva como la actual en lugar de ser acreedores ante el PSOE de la investidura de Sánchez, y así poder negociar hasta la extenuación por un referéndum pactado? ¿Eludieron voluntariamente la opción de ese posible pacto para el referéndum con un gobierno menos centralista por las mayores dudas sobre la victoria del SI a la independencia? ¿Acaso no han contribuido también ellos a esta situación, al no hacer nada por conseguir esa solución a la escocesa que tanto han demandando? Las respuestas a estas tres preguntas son decisivas para agravar o atenuar la sentencia que también debe usted dictar. Esta fiscalía no padece el mal de la ludopatía y, por tanto, ni le gustó nada que Podemos se jugara nuestro futuro a la lotería de unas segundas urnas ni que los independentistas apostaran a cuanto más agrio sea el adversario más dulce será la victoria. Aunque, en este caso, hay que reconocer que la fuerza social que anima a los líderes de esta movida es incomparablemente más potente y exigente de más democracia que la que consiguió destilar el 15M en forma de Podemos y poco más, o incluso menos.

 

 

 

Imputado 8: El “fiscal” del caso y firmante del presente documento, en representación de la sociedad española, salvo Catalunya.

 

Acusación principal: No haber manifestado el menor interés por la continuidad de la vinculación actual entre Catalunya y el resto de España.

 

Explicación: Ante el fracaso de todos sus líderes, tanto el abajo firmante como el resto de españoles de a pie ha sido incapaz de llevar al éxito cualquiera de estas dos iniciativas:

 

A) Inventar el chiste mágico que matara de risa a tantos ineptos.

 

B) Convencer a partidos y asociaciones de las que defienden la libertad y la democracia por encima de todo para que, siguiendo el ejemplo de pueblos como Sineu, en Mallorca, o de “grupos de cachondos” como los miembros del Partido Froilanista, en Galicia, colocaran miles de urnas deportivas en toda la geografía española salvo Catalunya, también el domingo 1 de Octubre, para convocar a quien quiera elegir entre Monarquía o República, esa decisión que nos colaron de rondón hace casi 40 años cuando todos, tan alegres como asustados, votamos la Constitución.

 

Pero una vez más, la ultraderecha ha ganado esta partida fuera de Catalunya. Dice la prensa que “Hazte oír”, los del pene y la vagina, han organizado para hoy, sábado, una consulta a las 11 de la mañana en la Puerta del Sol de Madrid, la misma del 15M, para votar a favor de la Constitución o, lo que es lo mismo en este momento, contra el derecho a votar en Catalunya.

 

 

 

Conclusión:

 

Los políticos son poco amigos de recorrer el pasado salvo cuando les conviene, arguyendo lo de que ya no mueve molino. Pero esto que ha leído usted es un juicio, y para dictar sentencia siempre se habla de lo sucedido. Puede usted sentenciar en público, en el foro de comentarios de este artículo, o guardar su dictamen en la intimidad. Pero no deje de pensar en lo que cada imputado se merece. Y si conoce otros que no estén en esta lista, puede añadirlos sin complejos. Seguro que se lo merecen.

 

 

 

Y para terminar permita que premie su compromiso con la legalidad vigente con esta invitación al TADEPIVEDUNOC, también llamado “Taller de estrategia para ir a votar el día 1 de octubre en Catalunya”. Si no lo ha visitado todavía, prepárese para la risa.

 

 

 

Es aquí, en https://www.youtube.com/watch?v=8qCpKYI0LZk

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..