FOTO DENIA

¡Geltungsbedürfnis! Enigmática palabra que sólo puede descifrarse estudiando códigos alemanes, con la imprescindible serenidad y condición de estar sereno; y aun así…. ¡No hay quién los entienda! Permítaseme dejar en la duda si a los códigos o a los alemanes, que todo -hoy en día y en todas partes-, está por descifrar.

ESCRIBE EL SEÑOR ÁRIAS VEGA EN SU COLUMNA DEL 'XORNAL', EN "BARCELONA NO VOLVERÁ A SER BARCELONA", LO QUE COMENTAMOS EN MAYÚSCULAS SOBRE SU TEXTO EN MINÚSCULAS: 

Al menos para mí, Barcelona no volverá a ser aquella ciudad maravillosa a la que tanto amé.

No es serio decir que se ha resquebrajado la sociedad catalana. Otra cosa es que ahora algunos lo hayan advertido (como si no hubieran tenido tiempo con siglos de reivindicaciones sociales catalanas y quedar claro que algunos piensan que la sociedad está formada o debe estar formada por robots con pensamiento único colectivo).

Moverse en el plano de la cortesía resulta siempre conveniente, a menos, claro está, que deje de ser conveniente y resulte que haber utilizado el siempre -aunque bien intencionado-, haya sido prematuro.

 

Sin necesidad de ser meticulosos, en la relación entre personas y sociedades son imprescindibles las formas cívicas hasta llegar -para alargar el punto- hasta la diplomacia, siempre sutil y defensora de sombras y espacios ocultos entre displicencias removiendo el humo de los puros –aquí sí- siempre habanos.

Al presidente del Xornal y a los columnistas Cruz Varela y Domingo Sanz.

Hoy sabemos que la Constitución del 78 guardó oculta en su interior la Dictadura, dejó incubando un huevo en sus entrañas, el huevo de la serpiente. Dejo larvado el fascismo franquista que hoy, paradójicamente, aparece disfrazado de democracia envuelto en los ropajes de esa Constitución, una Constitución fracasada para la democracia y los derechos que amparan la dignidad de las personas. 

DE PURÍSIMA Y ORO / JOAN LLOPIS TORRES

24 Octubre 2017 441 votos

Mintiendo, os engañaréis a vosotros y a los vuestros, pero no engañaréis a la Historia, y no lucirá en vuestro cielo el arco iris, no hay colores en vuestra gris democracia que se impone por la ley. Una democracia ciega y sin sentido, con una ley que no es norma de convivencia, sin política y sin ciudadanos. También sabemos ahora de una Europa perdida, de una Europa que ha resultado el pasado, ese camino que conduce adonde siempre.

“¿Qué quiere esta gente?” es una canción de 1968, compuesta por Maria del Mar Bonet con la letra de un poema de Lluís Serrahima. El poema y la canción fueron escritos como denuncia de la represión política franquista.

La melancolía de las arboledas y el recuerdo de los prados al dejar atrás la tierra, mientras se pierden los últimos paisajes que quedan por siempre en la memoria;

 He seguido el desfile del 12 de octubre encontrando ciertos desajustes sobre los que manifiesto -sin ser yo amante de superlativos- un extraordinario interés. Agradecería por ello -en la certeza de que con tantos y buenos patriotas españoles encontraremos una fácil respuesta-  una sencilla explicación para deshacer mis sobresalientes dudas.

Un vaso de vino costaba un duro y (de golpe, repentinamente, inopinadamente) pasó a costar cien pesetas.​ La culpa no la tuvo el vino; la culpa fue de la copa: Un vaso de vino, un duro; una copa de vino, cien pesetas (por culpa de la copa). Y no por causa del euro, el euro quedaba lejos de estos asuntos y de esos días.

EL DEDO DEL REY / JOAN LLOPIS TORRES

06 Octubre 2017 595 votos

Las leyes regulan la convivencia entre los ciudadanos y deben cumplirse. Eso está claro (En democracia: las que se han dado las ciudadanos a sí mismos; en una dictadura: las que les imponen. No merece que nos extendamos en ello. Sabemos de lo que hablamos. …

LA VANGUARDIA / JOAN LLOPIS TORRES

29 Septiembre 2017 562 votos

Dice Màrius Carol en La Vanguardia, “Un bello oficio”, Artículo del Director. (Comentaremos entre comillas)
"Los medios de comunicación no somos neutrales, pero debemos aspirar a ser honestos. La objetividad es un concepto caducado (la objetividad, a criterio del director de La Vanguardia, tenía fecha de caducidad), porque es imposible ponerse de acuerdo en si la botella está medio llena o medio vacía (Entendemos lo que quiere decir, y con más razón por querer explicar en una líneas lo que, con toda seguridad, hubiera sabido explicar mejor de haber podido hacerlo (de ha-ber po-di-do ha-cer-lo) y con más tiempo, pero dicho así resulta peligroso, y viniendo de La Vanguardia, parece excusa ante algunas indefiniciones.