Joan Llopis

FOTO DENIA

LECTOR Y JURADO / JOAN LLOPIS TORRES

26 Agosto 2017 210 votos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

En cierta ocasión tuve la suerte de compartir mesa y mantel en un restaurante con Baltasar Porcel y Eduardo Mendoza. Fue en el desaparecido Pekin, creo que en la calle Rosellón, junto al antiguo Up & Down, en Barcelona. Era un restaurante chino sin parafernalia china, sin leones, jarrones chinos ni guirnaldas. Lo dirigía una pareja muy curiosa. El chino era él

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

federicojimenezlosantosYa perdonarás, quien seas el que lee estás páginas (sólo sé que eres lector del “Xornal de Galicia”), pues siempre hablo de mí mismo. Todos lo hacemos. Lo hacemos directamente o, como dicen los espías, lo hacemos en ‘el negativo’: todo deja huella. Es lo más fácil, así no me complico en líos ni fingimientos; y nunca queriendo, aunque, es cierto que sin querer, ocurren todos los accidentes y todas las desgracias.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

articulooponionjuanllopis 19 8 2017F decía que estar de acuerdo en un bar es una tontería. F asimilaba el bar a todo un universo, a un mundo que, si bien parecía aparente y asequible, guardaba infinitos secretos. Su generosidad se sorprendía en ocasiones, cuando cualquiera con quien conversaba reducía los avatares del mundo a la mezquindad de sus propias miserias, aun con calderilla, decía él, en el bolsillo. Su mundo era tan amplio como el mismo universo. Abarcaba infinidad de conocimientos que había adquirido en todas las geografías y lecturas. Sus conversaciones eran sugerentes como antes fueron los viajes a lejanos países. F era un hombre serio e ilustrado. Recuerdo haberle oído decir que "un hombre puede beber lo que quiera, siempre que pague hasta la última copa y nunca por adelantado, los que pagan por adelantado lo que hacen es enseñar el dinero". Yo recuerdo haberle dicho "señor F qué le parece este o aquel asunto" y decirme él "Pues mira, dime tú lo que piensas que yo te llevaré la contraria y así hablaremos un rato, que de eso se trata".

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

2CASAMENT 015Preguntar cuántos gallegos, catalanes y vascos hay en las reales academias, es una pregunta sencilla. Una respuesta que no responde es: Los académicos no son electos por motivo de su procedencia, sino por sus méritos y en cumplimiento de las ordenanzas de cada una de las academias, depende de las sillas vacantes, de los candidatos propuestos, méritos, cuórums necesarios (no quórums) en primera y segundas votaciones, de la misma elección y nombramientos, del trámite de publicación y discursos…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

FOTOS GOS 002En la vida hay que ser como mínimo dos cosas, cigarrero y poeta, por ejemplo, o comandante de submarino y acuarelista, para entrar a la faena (al texto) sin más dilación ni espera. Se puede ser atracador de bancos o banquero y atracar a la gente (en el entendido que un atracador de bancos no es el que atraca un banco, sino aquél que atraca un banco y le pillan; sin esta segunda condición, no se da la primera), se puede ser tonto del culo y gilipollas, pero no se debe poner en un escrito porque queda grosero y se pierde el tono, pero las crónicas deben ser ciertas

ANTONIDA VASÍLEVNA/JOAN LLOPIS TORRES

11 Agosto 2017 167 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En una ciudad tan lejana como antes la Conchinchina, las gentes vivían embargadas por las deudas. Éste debía a aquél, aquél al otro y todos le debían al sastre (para entendernos). Se miraba de soslayo (sin silepsis) y el andar era siempre apresurado; se huía del encuentro indeseado que nadie quería encontrarse al doblar la esquina (encontrarse con el encuentro parece una canción de Sabina). El viento siempre era racheado, frío y desapacible (vayamos rapidito). Podemos poner que la lluvia era frecuente, los charcos abundaban y las aceras estaban resbaladizas a veces por la nieve para blanquear el cuento.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

No creo que los ‘españoles’ identificados como ‘reacción’ (no dicha despectivamente aquí) no tengan ese ‘sentimiento de pertenencia’ que explica la voluntad independentista de Catalunya, sino que hablamos del mismo sentimiento desde dos perspectivas distintas, sin importar las históricas -no importa una etiología cuando el término tiene significado y uso corriente; la idea de independentismo es aleatoria y circunstancial y, por el mal uso del término, la confusión está servida y es evidente, el nombre hace y debe hacer a la ‘cosa’, hay que fijar pues ‘el hecho catalán’ sin añadidos, aun siendo conocidos, o por ello, innecesarios (la Historia siempre es falsa y su uso injustificado para explicar nada) Tampoco las razones económicas importan o no deberían importar para explicar y definir finalmente los términos (qué importa ser rico o pobre) Lo importante es que hay comunidades que se sienten identificadas consigo mismas y quieren vivir en esa identidad que no pretenden sea exclusiva ni excluyente, ni ‘separatista’ (de lo que son falsamente acusadas) sino identitaria (los hechos también conforman el lenguaje, y el adjetivo está en el diccionario) 

A LOS INGLESES LES VIENE ISABEL III

06 Agosto 2017 130 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los ingleses te hacen un favor y después te roban la cartera estilo  Apollo Robbins -Decía Nelson que “Todos los marinos son solteros cuando doblan el estrecho de Gibraltar” (A scoundrel is uot yu uer, como un turco, sir), o bien, te roban la cartera y después te hacen el favor (zanquiu) Aunque parezca lo mismo, ellos prefieren la segunda opción: Te roban la cartera y (and uot?), se olvidan del favor. (“Devuélveme el zanquiu” “Yes?”. –“Nou!, que no tengo donde meter los monos, sorri”) que antes te habían prometido solemnemente, ‘of cors’. 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Hoy, en el bar, hay mal ambiente. Suele pasar, a ratos algunos días (Digamos que los bares y las procesiones son vecinos y primos hermanos de sangre y arrabal, a ver qué pasa) Es día de San Vianney, presbítero francés, y, a pesar de francés (démosle juego), buena persona (Los santos no tienen patria, apuntemos, echándole de todo a la olla). De él se ha dicho (Frase atribuida a San Pablo; no al obispo Arriba y Castro, curiosamente) una de las maldades más grandes que he oído (no sé a qué bares va usted, pero en el mío se oye de todo...): "Dios ha escogido a lo que no vale a los ojos del mundo para confundir a los grandes" (... con decirle que las banderas ondean con hache y calavera, pues...")   Me confieso a Dios omnipotente: ¡Confiteor Deo...! ¡Virgen Santa!. A los grandes se les saltan las lágrimas cuando lo leen.
Yo mismo vivo en el trópico (cierto), rodeado de palmeras (son mangos), disfrutando de mi fortuna, millones de dólares (verdes) arrancados a la vida a fuerza de sudores, trabajando. Pero ahora... confundido... san Pablo... ¡Qué me dices!
Un paciente esperó siete horas para ser atendido en las urgencias de un hospital, lo avisaban por megafonía, pero era sordo… (Torrecárdenas, Almería). Qué debía pensar la que lo llamaba "¡Este tío está sordo!" (En contrapartida, a veces, los campaneros son mancos). Podríamos sugerir que instalaran un expendedor de números para las visitas... Llega un ciego a la consulta  y, como no hay megafonía... No pasa nada, le pide por favor al vecino sordo del bar que le saque el número. El vecino de ese arrabal que lleva tres intentos en las últimas semanas, harto de todo, le dice que se dirija a una azafata de vuelo y que no maree. Y así seguimos en esta 'Procesión de la Sangre', rezando al santo del día, mientras los grandes se desesperan.

Un soldado de los antiguos Tercios de Flandes, Enrique de Ochoa Gavaldá y Macip, me ha escrito una carta, breve, pero, gracias a Dios, mal intencionada. Yo le escribí hace tiempo hablándole de aquellas "xornadas" y de este 'xornal' explicando sin ningún reparo que a mí los callos ya me valen, si el tinto es bueno. En aquellos tiempos las sardinas literarias iban de tres en tres para mal explicar cómo el Loto Dorado se convirtió en Nifades y ganó un Sant Jordi, hasta aquel entonces el Nobel de las letras catalanas, independiente  de Lope, de Quevedo y el Parnaso. Me invita a la mesa ‘Umbral’ del café Gijón (Bonita mesa de cadáveres) a tomar el vermut.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En un anterior escrito: "Testimonio de Mariano Rajoy…", según iba el texto, 'mis banderas ondearon con hache'. 

 

":..En mi bar, hay tres tomando cervezas que hondean la bandera con la calavera...", escribí; 'ondear', con hache. Hablando de las supuestas relaciones del Señor Mariano Rajoy Brey con los afluentes de Duero (supuestos alias) que él, dice, desconocía su transcurrir.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

XORNAL DE GALICIA PARA EL MUNDO / Joan Llopis Torres / OPINIÓN

La Sala estaba correcta, sin excesos (funcional), como el novio en la boda (No le tocan al novio los adornos). Resultó ser Wodehouse y Berlanga (mejor tomárselo a coña). Se esperaba a la novia del asunto, pero no apareció. Lo que sí se perpetró de nuevo fue el mismo crimen a la misma hora, cuando la víctima lleva dos siglos enterrado.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Bien, ahora que ya conocimos el tamaño -el real y el supuesto- del bien intencionadamente llamado nuestro suelo patrio, y el fraude misterioso que estriba en que (cuando nos venden un terreno -que se define en cualquier enciclopedia como "una parte de ese suelo patrio para usos populares"-, como en un juego de magia, por esa ocultación -quizás no malintencionada- de las dimensiones ¿cartográficas?), nos venden como parcela lo que ahora sabemos no mide lo que pagamos.