¡COÑO, EL TEJERO! / JOAN LLOPIS TORRES

22 Septiembre 2017 135 votos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

elgolpistatejeroseponealasordenesderajoyDías atrás, me quejaba yo de que en estas páginas del Xornal, alguien (como se suele en el bar, y -entre vecinos en la barra- no hay mejor manera) soltó un ‘coño’ inoportuno. Le dediqué unos folios con el convencimiento -que mantengo- de que las maneras y algunas pretensiones no deben excederse a sí mismas por no ser necesario y -por estrambote- no tener justificación, como en aquel guiso, y expliqué en ‘TEXTO ORDINARIO’ en estas columnas, con soneto intercalado. Pues aquel papelito que yo comentaba, por exceso, sobrepasaba todas las maneras y quedaba –como suele en el autor- en nada y en sanfaina.

 

 Cuando ahora –ya me juzgarán-, en plena comisión del pecado, tengo que darme la absolución por adelantado. Pues leyendo ‘el Periódico de Cataluña’ se me han ido al ‘¡Coño!’ las buenas intenciones, sin estar en el bar y sin permiso.

Pues ‘Ferreres’ (el autor del dibujo), en lo que yo me alargué entre folios como un obispo (en ‘EL PUEBLO DE CATALUÑA NO REGRESARÁ’), él, en una imagen me resume la idea del asunto, el criterio y las convicciones.

Decía yo “Un espectáculo tremendo (…) en las últimas décadas de apariencia democrática (…) perpetuando en ataduras bien atadas, una sutil dictadura con maneras y apariencia democrática (…) precisamente por saber de la auténtica esencia de esa derecha española (…) prefieren este espectáculo de juzgados, fiscales, guardias civiles y policías en las calles (…) sucumbir a la realidad de quienes son, aunque persistan -que persistirán- en esa ficción de papel, pero en ninguna democracia”.

Pues resulta que con el amparo de la Ley, conculcan los derechos de la gente que la ley debe amparar.
 
De ahí la ficción de la obra y la sobreactuación de los actores, enviando a Cataluña miles de policías y guardiaciviles, queriendo simular un escenario que en Cataluña no se da, un efecto teatral, sin duda, pretendiendo en el guión confundir, alterando los papeles –como explicaba ayer mismo y el motivo en el dicho ‘EL PUEBLO… NO REGRESARÁ’-, pues los venidos a la democracia más que en la ficción que representan, mal pueden decir defenderla contra los demócratas, siendo que, ellos, por su condición, no pueden entender ni a la una ni a los otros. Y llegados al esperpento, recordemos a Valle-Inclán por Luces de bohemia y porque apetece.

Pues repitamos “…resulta que con el amparo de la Ley, conculcan los derechos de la gente que la ley debe amparar”; que sin ser yo acérrimo de que una imagen valga más que mil palabras, digamos, que son primas hermanas o, incluso, buenas hermanas, habiéndoseme ido el verbo a la interjección y –a la vista del bigote- al coño.

JOAN LLOPIS TORRES (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)