RAJOY SE OCUPA / JOAN LLOPIS TORRES

19 Septiembre 2017 109 votos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

ASUNTOS NORUEGOS

 

rajoyasuntosnoruegos-"Disculpa, amigo, pero no me interesa esta conversación". –"Esto…". –"Ni esto ni aquello". -"Es que..." -"Ni es que ni es nada, lo siento" "¡Paso!" "Del verbo no estar" " "¿Comprende usted?". -"Es que soy noruego". –"¡Ah!, en ese caso, tiene usted razón". "Pero...". -"¿Pero?", "¡Pero qué!" "¡Qué es lo que no entiende usted!" (Yo hablo perfectamente noruego).-"¿Por qué me da la razón, ahora...?". –"¿Es que le molesta?". -"No, pero..." "¿En qué me da la razón?" -"En todo, en qué iba a ser". Iba yo un día con el señor Presidente del Gobierno (El nuestro) hablando de unas cosas (En catalán perfecto); le notaba yo muy leído en el particular del asunto. Aunque el particular era cosa de diario y el asunto no era importante. "En Noruega no se interesan por las ventajas del botijo de barro y del agua fresca, señor Presidente". -"¡Qué me dices!". -"Lo que le estoy diciendo, señor Presidente". -"Pues déjame que piense en ello". –"Sí, claro, señor Presidente, por supuesto". -"¡Oye! -me dijo- ¿Tú estás puesto en asuntos noruegos?". -"¡Hombre!" "Señor Presidente" "¡Qué me dice usted!" "Al más alto nivel".

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO SIGUE CENTRADO EN LOS ASUNTOS NORUEGOS, ALEJADO DE LOS ENREDOS Y DE LOS QUE ENREDAN.
Un primo lejano de un presidente de gobierno de un país lejano muy lejano que, de acuerdo con otro primo hermano suyo, pariente aún mucho más lejano en la lejanía del presidente del gobierno, cambió con aquél el orden de los apellidos: el paterno en lugar del materno, y el materno en lugar del paterno (no ocurrió así con el presidente, que no se enteró del asunto, debido al poco trato), para resultar los tres con el mismo primer apellido: dos de ellos, con el de su madre; y, el otro, con el de su padre, que es posible que fuera gallego (lo digo porque tratándose de un país lejano, más allá de Jerusalén, coincide con la tendencia de los gallegos a emigrar, nadie sabe porqué, con lo bonita que es Galicia, y podría ser, aunque no tenga nada que ver). Los no conocedores de la historia, por el cambio, creían a los primos hermanos, hermanos, si bien de distinta madre. De ahí la dudas de si eran hermanos del Presidente y no primos hermanos o primos lejanos. Uno dice que no son hermanos, que son primos lejanos, aunque primos hermanos; el otro, dice que sí, que primos pero no hermanos, y lejanos. Aclaradas las dudas, el Presidente puede quedarse tranquilo. Él no tiene que ver con esos enredos ni zarandajas que le quedan lejos, a qué tanto marear. El se ocupa, sin exclusión a sus asuntos, cada vez más centrados en Noruega.

SUCURSALES DE LA POLÍTICA PARLAMENTARIA Y SENATORIAL

-“Así que viene usted de Atocha”. –“Pues sí, directamente, de Atocha”. –“Vaya, pues qué bien”. –“¿Pero los turistas no iban a la playa?”. –“Es que yo no soy un turista” “yo soy noruego”. –“¡Ah”!, pues perdone usted” –“No, no se disculpe, lo comprendo perfectamente”. –“Bien, bien” “noruego, ¿no?”. –“Si señor, noruego…” “de Noruega”. –“Sí, sí, claro, de Noruega” “bonito país” “muy bonito” “Noruega”, “un país nórdico”: “del Norte”, “de Europa”… “¡pero que muy bien!” “de Noruega”: “europeo”. –“Pero ustedes, también son europeos” “España: europea” “todos somos europeos”. –“Eso es, europeos” “democracias avanzadas”. –“Como hermanos”. –“Como hermanos” “avanzados” –“Eso es”. –“Y dígame”, “¿Qué hace usted en Madrid?”. –“Soy corresponsal político del Aftenposten”. –“El Aftenposten” “¿y qué le interesa al Aftenposten de España? –“Pues lo de Cataluña” “cómo van a resolver la situación política en Cataluña”, “vengo a hacer unas entrevistas…” “miembros del gobierno, parlamentarios, con los partidos políticos… ¿comprende usted?”.- “Sí, claro, pero eso no lo lleva el gobierno”, “eso no tiene nada que ver con la política”, “tendrán que mandar a otro corresponsal” –“¡Oiga, qué me dice usted! –“Lo que le digo” “para trabajar usted en un periódico, está usted muy mal informado”, “será mejor que se entere”. –“Pues no sé qué decir”. –“Mire, vaya usted al cuartel de la guardia civil, y pregunte” “y después se va usted al juzgado de guardia, y se pone al día”. –“Pero…”. –“¡Ni pero ni nada, señor mío!” “¡Va usted desorientado…!”. –“Pero yo creía que Rajoy…”. –“¡Nada!,” “de esto se ocupa la Guardia Civil y los Juzgados de guardia”.

JOAN LLOPIS TORRES (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)